27 de septiembre de 2008

Jack el Destripador


Desde hace muchos años me ha interesado el estudio de los crímenes de Jack el Destripador (sus cinco víctimas canónicas reconocidas por la mayoría de los expertos). Entiéndanme, quiero decir, me ha atraído profundamente el contexto histórico, criminal, policiaco-detectivesco, misterioso, cuasi ritual, de estos infames asesinatos, que no por un afán morboso -aunque hay algo de esto, debo confesar. Siempre lo hay, de hecho, en todo lo relacionado con estos sucesos criminosos-.

Traigo esta afición mía a colación, pues creo que resulta muy atrayente, desde el punto de vista de un jugador de rol, el ambiente típicamente victoriano (recuerden que los crímenes tienen lugar en el Londres victoriano de 1888, más concretamente en otoño de ese aciago año), dickesiano, del entorno urbano donde tienen lugar la mayoría de los crímenes (de los cinco asesinatos, todos excepto el de Catherine Eddowes, que muere en jurisdicción de la policía de la City, tienen lugar en el barrio de Whitechapel, en East End, ocupándose de ellos la policía metropolitana), así como los personajes -arquetipos de la sociedad de la época, tales como el bohemio pintor W. Sickert, el inspector jefe Abberline, Scotland Yard, los coroner forenses de la policía, el comisionado Warren, Sir William Gull, los francomasones, las desdichadas fulanas del barrio, los delincuentes y matones tabernarios, etc, etc- que encontramos al estudiar el caso. Las posibilidades de adaptación de estos crímenes horrendos a un juego de rol, cara a crear una aventura o campaña realmente memorables, son muy grandes. De hecho, hasta la fecha, no son pocos los suplementos y aventuras que se han inspirado en los asesinatos de Jack el Destripador, amén de las cientos de referencias cruzadas o explícitas en libros roleros de diversos sistemas. Citemos un par de ellos, como el reciente Legend of the Ripper, creado por los chicos de Goodman Games para 3.5, o el más viejo Hour of the Knife, claramente inspirado en el Destripador (para Ravenloft, cuya portada abre esta entrada de hoy). Aunque yo siempre he pensado que el juego que más posibilidades ofrecía para crear una campaña al uso era La Llamada de Cthulhu. Añadir un toque de los mitos a todo este asunto daría mucho (ya se ha hecho, sin ir más lejos, en Return of the Ripper), pero que mucho juego.

En fin, dicho esto, me gustaría recomendaros una de las mejores y más interesantes páginas que jamás encontré en la Red: www.casebook.org. Aquí encontraréis el compendio de información mas exhaustiva, minuciosa, extensa, seria y organizada sobre Jack el Destripador disponible ahí fuera. Toda una gozada para el estudioso del tema y el aficionado más amateur. Imprescindible para todo aquel que quiera informarse sobre el tema cara a crear una campaña inspirada en estos sucesos. ¡Ah!, y después de empacharos a gusto con esta página, no se os olvide leer la magnífica novela gráfica de Alan Moore From Hell. Absténganse de ver la peli homónima, por lo que más quieran.

1 comentario:

  1. Ahh, la Hora del Cuchillo, que grandes momentos me proporcionó en Ravenloft. Recuerdo que el asesino dejaba escrito unos versos como pistas ^^. No diré quien era, por si alguien está jugando a aquello todavía.

    ResponderEliminar