29 de julio de 2010

Reseña fotográfica Lamentations of the Flame Princess, segunda parte

En esta segunda reseña, seguimos mostrando más y más fotos de la caja. En primer lugar tenemos el libreto con las reglas fundamentales del juego que, como ya dije ayer, se basan fundamentalmente en D&D Basic con algunos cambios.

Tabla de contenidos completa para el libro de reglas.

Aquí tienen el capítulo de creación de personajes, expuesto de forma harto sencilla y accesible. Todo en este juego se ha hecho con esta idea en mente, quiero decir, presentar un juego que resulte fácil de aprender a nuevos jugadores.

No hay muchas ilustraciones en los libretos y, si he de ser sincero, la mayor parte de ellas no son de mi gusto. Muchas veces, el tono general de los dibujos empleados marca definitoriamente un producto, para bien o para mal. La capacidad de aprenhensión visual del individuo indentifica el tono y ambiente por la formas y estilo ilustrativo, marcando el tono general. Para el caso, el carácter difuso, oscuro, tétrico, poco definido de la mayoría de las ilustraciones crean una atmósfera demasiado surrealista, que se aparta de los cánones clásicos y otorga esa particularidad definitiva que diferencia este juego y que, a mí personalmente, no me termina de convencer.

Este es el libreto que esboza el mundo de campaña por defecto que encontramos en la caja.

Las solapas son desplegables, y en su interior encontramos un mapa dividido en hexágonos.

Aparte de otros dibujos que imagino serán útiles para las aventuras insertadas en el producto.

Como decíamos, hay una pulsión del autor por facilitar el acceso a nuevos jugadores, y en ello ocupado se ha tomado la molestia de crear un libreto tutorial exclusivo, con ejemplos de juego prácticos que facilitarán la curva de aprendizaje, que ya de por sí es poco pronunciada.

En la parte trasera del tutorial hay un útil glosario.

Por supuesto, dentro del tutorial no podía faltar una introducción explicativa a los juegos de rol y algunas de sus herramientas más descollantes, como los dados.

En el libreto dedicado al DM, denominado aquí Referee o árbitro, hay un buen montón de consejos para dirigir aventuras y crear campañas de juego. Apenas hay nuevas reglas.

Este es de los libretos mejor maquetados, en nuestra opinión, sin ser ninguna maravilla.

Lo cierto es que Lamentations está lleno, rebosante de material, aparte del libro de reglas básico, el tutorial y el libro para el DM, también tenemos un libro exclusivamente dedicado a la magia, conteniendo todos los conjuros, divinos y arcanos y otras cosas relacionadas. Ah, sin olvidar el libreto de aventuras, que veremos seguidamente, y el susodicho del setting de campaña.


Con una portada firmada por Peter Mullen, Raggi cierra su magnífica caja incluyendo un par de aventuras en su correspondiente libreto, con solapa desplegable, a la vieja usanza.

Vista trasera de la aventura.

Y las solapas desplegadas para que vean los mapas de la aventura.

Este es el libreto interior de la misma.


En fin, creo que ha llegado la hora de dar nuestra opinión sobre este juego. Bueno, la verdad es que hay cosas que me han gustado y otras que no. Esto es enteramente normal y ocurre casi siempre. Raro es el caso en el que me topo con un producto donde todo es excelente, de mi gusto, sobresaliente. Es más, una vez que que andamos produciendo nuestro primer juego no podemos por más que se intente evitar, escrutar el juego con otros ojos y disposición, viendo cosas que nosotros hubieramos hecho de otra manera. Lo que me gusta del juego es el conjunto, pues la cantidad de material ofrecido, a su manera y con diversos grados de calidad, conforma una unidad cohesionada, bien planeada, estructurada, es decir, un juego redondo y completo, donde no se precisa más de lo que hemos recibido en la caja. Lo que no me gusta del juego es el tono inherente al mismo, las ilustraciones y maquetación, el diseño general que, quitando la portada, se me antoja demasiado heterodoxo.
Las reglas son las que son, el motor es D&D Básico, sin florituras y unos arreglos. Hay cambios aquí y allá pero de poca entidad. Este juego es totalmente compatible con otros retros al uso, como LL o S&W, amén de todo el material original existente.
Aparte de ello está el asunto del precio, que con casi 50 euros del ala da que pensar. Nuestra opinión es que, visto lo visto, el juego se merece cada centavo que paguemos por él, pues es evidente que es un producto hecho desde el corazón, con cariño y cuidado extremo, especialmente a nivel de edición. Creo sinceramente que es una buena compra.

7 comentarios:

  1. Me encanta el guiño al Rainbow de Dio y Ritchie Blackmore.;D

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que habéis hecho una reseña muy buena y estoy de acuerdo con vosotros en prácticamente todo.

    Es cierto que es caro, y que su maquetación no es especialmente buena. Sin embargo, es de esos textos que no puedo dejar de leer.

    Es un producto que grita "aficcionado" por los cuatro costados. Pero también grita "cariño".

    Yo creo que de las mejores compras roleras (si no la mejor) que he hecho este año.

    ResponderEliminar
  3. El mapa hexagonal me ha encantado... Lagrimilla de nostalgia recorre la mejilla ahora mismo!

    ResponderEliminar
  4. A mí las ilustraciones me recuerdan más a la estética de Warhammer que a la de D&D. Igual el mundo de campaña va encaminado a ese estilo.

    Buena reseña.

    ResponderEliminar
  5. estupenda reseña.
    enhorabuena.

    respecto al LOFP...de momento no pienso gastarme esa pasta en otro retroclon.aunque supongo que con el tiempo caerá porque creo que merece la pena

    ResponderEliminar
  6. ¿De que va la ambientación?

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que me hacen sentir a mí y a mi juego "algo pequeñito" :)

    ResponderEliminar