1 de septiembre de 2011

Malas noticias...

Reproducimos la nota de prensa aparecida hoy mismo en la página de nuestra editora, Holocubierta:

Hoy somos portadores de malas noticias (sí, más). Anoche, con los pedidos a las tiendas enviados, nos percatamos de una nueva tara que era común a TODOS los libros (tanto de la Edición de Bolsillo como de Lo que el ojo no ve); una raya, como si se hubiera cortado con algo, atravesaba de arriba a abajo todas las portadas.

Si bien esta raya a simple vista no se detecta, en cuanto pasas la mano por la portada o la pones a contraluz se nota perfectamente. Y una vez la has detectado ya no puedes dejar de verla. Nuestra política, ya lo sabéis, es ofrecer el mejor producto posible y no podemos poner a la venta algo que nosotros no compraríamos por esa portada. No nos malinterpretéis, los libros son magníficos. La edición de bolsillo es impresionante, sí que sabíamos que quedaría bien pero el resultado final (quitando la raya de la portada) ha superado todas nuestras espectativas para bien; es manejable, el interior inmejorable, las solapas le dan una gran resistencia a la portada... estamos convencidos de que todos los que lo veáis os enamoraréis del libro. En cuanto al ojo, ha quedado de lujo, es más, aprovechando que la imprenta tiene que reimprimir todas las tapas, le vamos a dar más anchura a las solapas que se habían quedado un poco estrechas, y así darle más resistencia a las tapas para evitar que se doblen las puntas y los bordes. Son dos libros preciosos, con unas calidades asombrosas y no queremos sacarlos con ninguna deficiencia. Ya no sólo por política propia de la editorial, si no porque queremos sacar unos libros que sea digno de vuestras estanterías y mesas de juego, unos libros que te enorgullezcas enseñar y del que te sientas a gusto por haber comprado. Hemos hablado con la mensajería y se han cancelado todos los envíos (con el consiguiente cargo que nos van a meter, claro) y la imprenta los recogerá y los reparará. Por lo visto ha sido una bobina del plastificado de las portadas que traía un corte.

bannerojo_2

Hemos de romper una lanza a favor de la imprenta. Si bien hemos empezado con mal pie (la primera página de la edición de bolsillo, las portadas...) la reacción que han tenido ha sido extremadamente profesional, rápida y eficaz. Ayer, en menos de una hora desde que nos dimos cuenta de la errata de la primera página, ya tenían las máquinas funcionando e imprimiendo los ejemplares en condiciones. Hoy a las ocho de la mañana ya estábamos hablando de buscar la solución adecuada y en unos minutos ya estaba todo arreglado. Estamos muy contentos con su buen hacer y entendemos que han sido dos problemas puntuales y únicos (afortunadamente han ocurrido en el mismo libro, peor habría sido que ocurrieran en libros o tiradas diferentes). Lamentamos profundamente todo lo acontecido y el retraso ocasionado. Las máquinas de impresión ya están en marcha y los libros volviendo "al hogar" para ser enviados a la imprenta. No sabemos cuándo estará todo listo, depende de muchos factores, pero lo que si os garantizamos es que estamos luchando contra viento y marea para que podáis disfrutar de estos dos estupendos libros cuanto antes y en perfectas condiciones.

3 comentarios:

  1. Jolines, este tipo de cosas fastidian bastante. Sobre todo por el tema de la logística y tener que volver a enviar todo de nuevo. Ánimo.

    ResponderEliminar
  2. En estos pequeños detalles se ve la auténtica profesionalidad y la seriedad de una editorial. Otros no sólo la habrían vendido con raya, sino que encima habrían dicho con toda la tranquilidad del mundo: "Pues eso es lo que hay."

    ResponderEliminar