29 de enero de 2012

The Mutant Epoch review

No fue hace mucho tiempo que pude saber de la existencia de este juego de rol postapocalíptico, The Mutant Epoch, publicado por Outland Arts, con notable calidad y una presentación gráfica sobresaliente. Rapidamente nos hicimos con una copia del manual básico para evaluar su contenido, y el resultado no ha podido ser más positivo. La verdad es que he quedado gratamente sorprendido, sin entrar a evaluar el sistema básico que emplea el juego, conocido como Outland System, exclusivo y original de esta editora. Lo más notable, sin duda, es, como hemos comentado ya, la presentación gráfica, las ilustraciones que por docenas... ¡no!... por centenares, podemos encontrar dentro del manual y que sirven para glosar e ilustrar los diversos elementos, incluso aquellos menos relevantes: ¡todo parece disponer de una ilustración en este juego! Además, el artista es a la vez el editor y el escritor, que como un auténtico hombre renacentista es capaz de hacer de todo y hacerlo bien. Me refiero a William McAusland, aunque este hombre no está solo, pues le asiste un staff creativo igualmente sobresaliente. Yo ya conocía el trabajo de William por sus ilustraciones para Goodman Games en su línea de Dungeon Crawl Classics, algo que actuó como acicate para que este The Mutant Epoch me interesara aún más si cabe. Me encanta su estilo, y creo que le pediremos que realice alguna ilustración para la caja verde, ya veremos...

Aquí les dejo unas fotos del libro, que viene presentado en rústica, portada a color e interior en blanco y negro.

Vista trasera, con muestras de otros suplementos existentes para esta línea. Ya adquiriremos alguno de ellos para evaluarlo.

Y ahora abrimos sus páginas para ver algunos ejemplos del interior.

Doble columna, muchas, muchas ilustraciones y la letra algo pequeña... vamos, que el libro viene cargado, muy cargado.

El estilo de los dibujos es muy característico del autor, llenos de personalidad y tremendamente imaginativos, no tanto evocadores.

Casi cada apartado, por pequeño que sea, cuenta con una ilustración que glosa casi cada párrafo.



Es una auténtica gozada... de verdad. Y el sistema no le va a la zaga, aunque me falta estudiarlo más en detalle.


La sección de armas es sensacional, una maravilla vamos. Según avanzaba en el repaso del manual me decía: ¡es un juego que sería formidable ver traducido y licenciado en España!

Y el bestiario también es una gozada, con bichos muy singulares... y más armas... ¡armas pesadas, cohetes, artillería...!



Hoja de personaje de The Mutant Epoch.

Y más armas y armaduras, un buen montón de ellas...



En fin, estoy disfrutando mucho de su lectura, y seguiré, mientras disponga de algo de tiempo, leyendo esta maravilla.

6 comentarios:

  1. Me recuerda a Mutant chronicles con tantas armas jeje pero al ficha es un poco sosa ¿no?

    ResponderEliminar
  2. El dibujante me encanta, su trabajo en DCC me encantó.

    En cuanto al juego, tiene un aroma que me encanta, me recuerda al ambiente que se creaba leyendo el primer manual de Rogue Trader de Warhammer 40.000 el juego de mesa.

    Vamos que me fío y va "pa" la saca :)

    ResponderEliminar
  3. Puedes explicar algo mas el porque de "Es una auténtica gozada... de verdad. Y el sistema no le va a la zaga, aunque me falta estudiarlo más en detalle."
    Busco un postapocalíptico pero no cual decidirme...Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Fundamentalmente por el ambiente que trasluce, la cantidad de opciones, las habilidades, lo completoo y la excelente presentación gráfica. En cuanto al sistema, hay algunas reseñas interesante por ahí, como esta:

    http://www.youtube.com/watch?v=q1Yn9qub1bU

    ResponderEliminar
  5. Si, si, la primera estamos de acuerdo, pero quería saber de vuestra mano la opinión sobre las reglas...creo que al final me quedare con Mutant future..o alguno futuro. No teneis alguna cosa preparada? ;)

    ResponderEliminar
  6. Por cierto Pedro, no es de William McAusland la ilustración de los guerreros egipcios de la caja verde? He visto a este señor en los créditos pero aún no termino de asociarlo. Un abrazo

    ResponderEliminar