3 de febrero de 2012

Complete Kobold Guide to Game Design

Wolfgang Baur, Monte Cook, Ed Greenwood, Mike Stackpole y otras luminarias descollantes del elenco de diseñadores de juegos veteranos y laureados yankees escriben al alimón este interesante libro para enseñar a los pardillos como nosotros cómo diántre se diseña un juego de rol. La verdad es que luce interesante, y habida cuenta de alguna de las obras de los susodichos, entre otros, seguro que podemos encontrar buenos consejos que ayudarán a todos aquellos de ustedes, incluyendo a estos servidores, inmersos en la titánica tarea de diseñar algo decente. Seguro que en las más de 240 páginas de este ensayo habrá de todo, cosas buenas y no tan buenas, aunque siempre sugerentes, interesantes y puede que hasta polémicas. Por cierto, el libro vale unos 30 dólares del ala y ya se puede comprar en las tiendas del ramo.

Ayer decía yo... o más bien comentaba de forma algo críptica, lo complicado que es esto y lo mucho que aún nos queda por aprender... o si merece la pena aprender, después de todo. No sé cómo se plantearán determinadas cosas en este libro que reseñamos, pero si me permitieran darles un consejo, no siendo nadie para hacerlo -¡conste en acta!-, lo mejor que pueden hacer es leer mucho... mucho, mucho. Quiero decir, el denominador común de todo buen diseñador es el afán lector y la experiencia y riqueza que proporciona, creando un suelo fértil desde donde brotarán las buenas... y nuevas ideas.

Ah, a estas alturas de la película, la inmensa mayoría de ustedes ya estará enterado de los premios Poliedro 2011, que acaban de designarse hace apenas unos días. Debo pedir disculpas por mi retraso en publicitar la iniciativa, pero este año he estado muy ocupado y se me han pasado todos los plazos para votar y participar activamente en el tema. Si les soy sincero, también me produjo algo de prurito votar estando nuestra caja azul nominada en algunas categorías... en fin, entre una cosa y otra: fallo mío. Permitan por tanto que no me extienda en consideraciones más sesudas sobre los premiados, porque ya hay docenas de buenos artículos al respecto en algunos de los blogs más reconocidos de la escena rolera nacional. Y como siempre, felicitar a los ganadores y a todos los participantes, votantes y organizadores de esta estupenda iniciativa, que ya alcanza su segundo año de andadura y que esperamos cumpla muchos más.

6 comentarios:

  1. Pues esta guia que reseñas me parece interesante. Lo veo como si el espectador se colara en el backstage y contemplara los entresijos de la funcion. Desde luego la autoria del librito es un reclamo importante.

    ResponderEliminar
  2. Cuidado, no espéréis una "Guía de diseño de juegos de rol" ácadémica, porque se trata de una recopilación de artículos muy variados sobre temas muy diversos (dentro de lo que es el mundo rol). Y, efectivamente, los hay mejores, y los hay peores.

    ResponderEliminar
  3. ¿Tú la tienes, Velasco?

    ResponderEliminar
  4. una pena que no pudieseis participar.
    hay otros autores y editores que lo hacen, por lo que la publicación de vuestra caja y productos no es óbice para que sigáis participando.

    A ese respecto es el tercer año de los premios, esperemos que cada vez participen más aficionados.

    Sobre la guía. puntualizar que es la recopliación de tres productos anteriores en un solo, por lo que puede tener más atractivo.

    Como decís, son artículos variados con impresiones de personajes del sector de muy diverso interés.

    saludos

    ResponderEliminar
  5. Tengo la versión kindle del primero de ellos y me sorprendió mucho lo "variada" que era... vamos, un cajón de sastre.

    ResponderEliminar
  6. Antes de ser patrón hay que ser aprendiz. Y antes de diseñar un reglamento y mundo de juego hay que haber jugado y leído muchas reglas y novelas. De lo contrario, el resultado siempre será soso y, en el mejor de los casos, un refrito sin personalidad.

    Lo que me encanta de la caja azul es que está llena de guiños y referencias a clásicos tanto de la literatura como del rol, y aunque todo tiene un sabor propio, especial, al mismo tiempo sientes que estás en un sitio que conoces.

    ResponderEliminar