15 de febrero de 2012

Mystara Madness

Como les dije, he entrado en modo berserker con el tema de los Gazetteer, me puse a rebuscar lo que tenía en la habitación de los muñecos y encontré algunos. También desempolvé la caja de Hollow World. Al poco, conseguí un ejemplar en buenas condiciones de la Gazetteer en caja, el magnífico Dawn of the Emperors, y una nueva copia aún con el retractilado original, de The Milenian Scepter. A lo largo del año intentaré conseguir todos los demás Gazetteers, a un precio razonable, siendo posible, para completar mi colección. He redescubierto estos tesoros, y estoy encantado con las posibilidades e inspiración que ofrecen. Aunque, ya saben, hay unos mejores que otros. Pronto empezaré a reseñar todo este material, comenzando por la caja de Dawn of the Emperors.

Aquí tienen parte del material recopilado dispuesto sobre la mesa:



Las ilustraciones de Clyde Caldwell son tremendamente evocadores.



Las dos cajas sobre la mesa: Dawn of the Emperors y Hollow World. Por cierto, la ilustración en la caja de Hollow World es de Fred Fields, otro clásico ilustrador de TSR.




The Milenian Scepter con su rectractilado original.



Parte posterior de la caja y los demás Gazetteers.



4 comentarios:

  1. A mí me gusto particularmente el complemento dedicado a Yylaruam (el mundo arábigo de Mystara, con profeta y califato incluido), y muchas de nuestras aventuras se centraron allí, con genios, luchas tribales, ciudades en mitad del desierto y alguna que otra pirámide que metimos por la cara (reciclando así algunas aventuras de Ravenloft).

    ResponderEliminar
  2. Impresionante, la verdad es que el mundillo d&d de TSR cada día me sorprende más. Por cierto hoy he recibido esto, http://www.huntersofdragons.com/ no se si habéis hablado en el blog sobre el libro pero creo que merece una entradita.

    ResponderEliminar
  3. Que levanten las manos todos los que conocieron este setting por Tower of Doom y Shadow over Mystara ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, el primer contacto que tuve con el setting fue a través de dichos juegos. ¡La de monedas de cinco duros que no nos dejamos jugando en las recreativas! Y ojo, que encima estaba en japonés.

      Eliminar