26 de agosto de 2012

La línea de John Sheridan

Recapitulemos.

No todas las ideas deben ser respetadas.

Todas las personas deben ser respetadas.

De lo anterior se infiere que las ideas que no deben ser respetadas son aquellas que proponen no respetar a las personas; personalmente lo extendería a más formas de vida, pero por ahora centrémenos en lo esencial.

Toda persona tiene entonces la total libertad de expresar una idea, aunque esta no sea respetable. Todo el mundo tiene todo el derecho a equivocarse, una y mil veces, puesto que siempre puede rectificar.

Si una idea expuesta no es respetable, es más que lícito, es un deber cívico, exponer su falsedad y denunciar el daño que provoca. Atacarla, si se prefiere llamar así, analizándola lógica y razonadamente.

Hasta aquí vamos bien, ¿verdad?

Pues es a partir de este punto donde las cosas se empiezan a torcer, siempre, irremediablemente. Porque o bien quien construye el discurso en lugar de hacer ver el error de la otra persona directamente asume que ésta no es respetable, o bien esa otra persona toma el ataque como personal, como si las ideas fuesen algo indisociable a la persona, como si no cambiásemos nuestra forma de pensar mil veces a lo largo de nuestras vidas.

Pero aún hay más; los debates, no solo habiendo ideas no respetables de por medio, sino incluso cuando todas son muy respetables, se vuelven virulentos cuando entran en juego otros factores: el alcohol y las drogas nuevas tecnologías. No falla; es imposible no ya ponerse de acuerdo en internet, sino evitar caer en el ataque impune y odioso, sin importar lo bellas personas que podamos ser en realidad. Actitudes beligerantes que tomamos hacia personas que no hemos visto en la vida, que a lo mejor ni siquiera existiesen, siendo solamente avanzados programas informáticos, no nos las plantearíamos jamás con personas a las que hayamos conocido en persona.

No, internet no funciona. Es un medio, una herramienta, con un impresionante potencial comunicador de rapidez y capacidad extraordinarias, pero sólo en una dirección. Se puede buscar toda la información del mundo al instante, casi sin diferencia temporal desde que se produce. Pero para la comunicación en dos direcciones, el establecimiento de un debate, adolece de tremendas carencias; para eso no hay nada como la comunicación en persona. Es insustituible, ni siquiera el teléfono o la videocámara son capaces de recoger por completo la enorme complejidad del lenguaje, que no solo es auditivo, sino también corporal. En definitiva: es imposible ponerse de acuerdo a través de internet.

Pero ojalá ese fuera todo el problema.

La única forma de intentar suplir las carencias de la comunicación en internet es explicarlo todo minuciosamente, dejarlo todo atado y bien atado. Pero claro, ¿eso que significa? Pues los rollos tan largos que se marca el Luis Miguel. Y nuestro cerebro ya no quiere echar tanto tiempo leyendo rollos largos, o al menos no en internet, porque la naturaleza del medio nos ha acostumbrado a la lectura telegráfica, y por ende, una transmisión deficiente de las ideas. Existe abundante bibliografía que se está produciéndo en la actualidad al respecto. ¿Libros? ¡No, libros no! ¡Ah, no!, que el rol son libros.

Cuesta expresarse en internet. Cuesta mucho. O no tienes suficiente tiempo para crear un discurso realmente sólido, o tienes miedo de aburrir al personal por lo explicado en el párrafo anterior, o lo más normal, que la gente no te lea o lo haga a medias, antes de contestar. No se cuantos lleváis un blog, o en que medida habéis sufrido este fenómeno, pero os puedo asegurar que es frustrante. Yo tengo la desagradable impresión de que por mucho que me alargue para dejar mis argumentos claros, aún necesito alargarme más porque no se me está comprendiendo completamente, pero entonces descubro que la gente no me lee porque me alargo demasiado. A veces dan ganas de dejarlo todo.

No, la comunicación a través de internet no puede tomarse como representativa. Es un caos y hay que usarla con cautela. Como muestra pueden presentarse los «emoticonos», ese añadido un poco chorras que sin embargo ayuda a clarificar el lenguaje coloquial que, de otra forma, se escapa ante la incapacidad del medio, y da lugar a malentendidos.

Pero como ni siquiera nos planteamos estas cosas, utilizamos el medio con toda confianza, y los malentendidos, los debates virulentos, y la inconsciente impunidad, nos saltan a la cara como ladrones emboscados. De hecho ha dado lugar a la normalización de una figura que antes de internet era totalmente singular, tanto que ni siquiera tenía nombre propio: el troll, que ofrece una imagen muy certera del desorden comunicativo en que puede y suele degenerar este medio.

Malentendidos, razonamientos que no nos paramos a ponderar, darlo todo por sentado, y esto tengo que repetirlo, DARLO TODO POR SENTADO, lo que implica que creemos que lo que pensamos es lo correcto, entre otras cosas porque no existe la respuesta automática por la otra parte para clarificar; ni siquiera el tiempo de reacción en un chat es adecuado, y el debate se resiente, en general para sentirnos molestos con la otra persona. Del tiempo de reacción entre emails o en hilos de un foro ya ni hablo, porque ahí podemos encontrarnos con la desagradable experiencia de tener que aguantar un discurso completo del oponente en nuestra contra, sin poder replicar en ningún momento.

Teniendo en cuenta estas deficiencias en la comunicación vía internet, entendemos porqué es fácil que se unan grupos de personas que piensan de la misma forma, dado que eso no cuesta trabajo. Lo que conlleva que no contrasten sus opiniones, y las refuercen hasta el punto de convertirlas en auténticas verdades. Eso lleva a que los debates por internet bajen un escalón más para volverse aún más enconados, y acabemos con fenómenos como las «flame wars» y otros sandeces igual de desagradables. De las que francamente, como personas racionales, debemos de huir, aunque a veces sea complicado escapar a la naturaleza de la bestia, es decir, internet.

¿Donde estamos nosotros, la comunidad del rol, en todo esto? Pues eso es lo que no entiendo muy bien. Porque somos cuatro gatos. Porque prácticamente nos conocemos todos, y si no, lo haremos en algún momento. Porque al final todos consumimos lo mismo y tenemos un lenguaje común. Que suframos los problemas de la comunicación digital en una comunidad tan pequeña y con tanto en común, es un sinsentido, y más cuando deviene en hechos bochornosos y faltas al respeto.

Siempre afirmo con rotundidad que el rol es una actividad de creatividad individual, íntima, y por tal naturaleza no puede dar lugar a una industria; a la vista están los altibajos y penurias de esta. Y aun así, la apoyo porque se producen montones de productos de gran calidad que no pueden faltar en la biblioteca de todo rolero. Es más, afirmo que esa naturaleza que niega la industria es precisamente lo que hace al hobby fuerte y sólido como comunidad, y sostiene una industria donde no cabe ninguna; en una industria existe la competencia, pero en el rol no existe competencia ninguna, pues los roleros compramos juegos, muchos, sin discriminar por editores, y somos tan pocos que, al final, los editores, roleros ellos, se compran los productos unos a otros. No hay competencia, y nunca se podría dar el peligro de crearse un monopolio. Preguntádselo a Wizards of the Coast, que lo intenta una y otra vez para fracasar como Gargamel.

No, no tiene sentido que se formen bandos o similares, que se abran brechas, que simples malentendidos no se traten de aclarar razonadamente, lo que sería de una lógica aplastante y redundaría en el beneficio de todos; que se malinterprete y automáticamente demonice a alguien o a un grupo sin analizar y ponderar los hechos; y sobre todo, que no se respete a las personas, y se llegue a actitudes salvajes como los linchamientos (y contralinchamientos) masivos. No, me niego a afirmar algo así. El rol es un lugar de personas saludables, un poco zumbados, pero saludables, y que tienen demasiado en común como para crear diferencias irreconciliables. Lo que nos ronda en la cabeza a los roleros no nos hace tan ruínes; por contra nos predispone a la camaradería y el compañerismo.

Pero hay algo que me pone realmente triste. Veréis, allá por 1.990, el siampre polémico escritor de Ciencia Ficción Harlan Ellison, publicó un impactante artículo llamado «Xenogénesis», que había ido componiendo y presentando en convenciones durante los años previos. La xenogénesis, como nos explica, es la condición por la cual la prole no se asemeja al padre. El artículo relata las desagradables experiencias, a cual peor, que muchos autores han sufrido a manos de fans que se han comportado como auténticos energúmenos, llegando a extremos como el de Alan Dean Foster, a quien le tiraron encima un vaso de vómito caliente. Afirma Ellison que por cada caso que le han permitido contar hay otros tres o cuatro más que no puede revelar. Y la hiriente pregunta que se hace Ellison es, ¿cómo es posible que a pesar de los sueños de grandeza y maravilla, de los héroes «más grandes que la vida misma», creados por los padres de la Ciencia Ficción como Asimov, Bradbury, Simak, E.E. Doc Smith, Heinlein y tantos y tantos otros, surja una prole de auténticas bestias ruines y mezquinas? Por supuesto, añade, son solo unas pocas manzanas podridas, quizás uno o hasta dos de cada diez, pero están ahí, entre los demás.

No, no se comprende como en un ambiente que alenta la nobleza, la camaradería, de lugar a lo contrario. Por eso no podemos bajar la guardia, y comportarnos siempre con nobleza.

Porque el mundo del rol es lo mismo. Vale, a veces jugamos a ser Conan o Cudgel, y hasta saqueamos a nuestros compañeros muertos. Pero otras veces jugamos a ser auténticos supermanes, o resolvemos crímenes, o salvamos el mundo dando la vida. Y el rol es una actividad social que une; al final lo que se trasciende de los mundos de aventura y maravilla es la camaradería y el compañerismo. Eso no lo puede negar nadie. NADIE.

Todos los roleros compartimos un lugar común, la misma experiencia, los mismos sentimientos. Por eso la próxima vez que pienses en empeorar una situación en vez de tratar de arreglarla razonadamente, la próxima vez que prefieras insultar a tu interlocutor en lugar de criticar su idea, la próxima vez que formes parte de un lichamiento o escarnio público de otro rolero, considera que al otro lado estás también tú.

Últimamente estoy viendo demasiadas desavenencias y sinsabores. Demasiados enfrentamientos de inútil crudeza. Demasiada crispación alentada sin sentido, porque el enfrentamiento hay que pararlo, cortarlo de raíz, y hacer lo contrario es una insensatez. A mi me cansa, me hastía, me hunde en la depresión, porque veo en el hobby a un montón de gente que es totalmente feliz con esto, y me llena de alegría cuando juegan juntos o interaccionan de forma positiva porque el todo acaba siendo la suma de las partes, como en los «crossovers» de los comics de superhéroes. Pero me mata ver cuando por contra se producen enfrentamientos con actitudes nada respetuosas y hasta violentas, en lo que podría y debería ser una unión feliz y productiva. Siempre hay que buscar la suma, nunca la resta.

No, los roleros no somos así. Los roleros somos potencialidad que deviene en una actualidad grandiosa cuando nos unimos. Por eso digo basta, basta de enfrentamientos beligerantes. Parafraseando a John Sheridan, hay que trazar la línea aquí y ahora, y decir nunca más. Basta de enfrentamientos, de insultos, de desprecios, de malentendidos. Así perdemos todos. Tratemos con todas nuestras fuerzas de llegar a buen puerto, porque siempre, siempre, la unión nos hará más fuertes y dará maravillosos frutos que no podemos siquiera imaginar. Y procurad no juzgar a nadie hasta que lo conozcáis en persona, en vivo y en directo; de otra forma os equivocaréis siempre. Siempre debemos dar oportunidad o el beneficio de la duda; de todas formas, todos nos acabaremos viendo cara a cara antes o después. Que somo cuatro gatos...

En el momento de escribir esta larga entrada, no sé que decidirán en La Marca sobre las jornadas y la fiesta. Creo que la cosa seguirá para bien. Y creo que todo el mundo debería parar un momento, contar hasta diez, y recapitular. Que quien haya criticado de forma ofensiva la organización, lo haga de forma educada: si puedo afirmar algo sobre La Marca con total seguridad, es que escuchan a todo el mundo, y todo lo tienen en cuenta. Luego, claro está, hay que escuchar las razones de respuesta. Y en todo caso, tras el debate, comprender y respetar la decisión final. Si lo hacemos así, estamos condenados a entendernos. Finalmente creo que lo mejor es dejarse de zarandajas y acercarse hasta Lorca para cimentar el ambiente de compañerismo, incluso de hermandad, que conlleva la naturaleza misma del rol. La ocasión es inmejorable, y creo que puede convertirse en un hito para el rol español que, imagino, todos deseamos. Y ya veréis cuanto se gana conociendo a la gente en persona. Todos seremos más ricos, en lo realmente importante, me refiero.

Tratad de hacer siempre lo positivo, y vuestras vidas tendrán más valor.

34 comentarios:

  1. Excelente entrada. Hace un par de días comentaba algo parecido por G+. Si no puedes aportar, si no vas a sumar con un comentario, ¿para qué hacerlo? ¿Para mostrar tu opinión? ¿Para que prevalezca? ¿Es realmente tan importante?

    Supongo que hablar en Internet pasa igual que cuando vamos conduciendo. Dentro del coche lanzas todo tipo de improperios y juramentos por cualquier gilipollez, pero serías incapaz de de soltarlos tan por las buenas si estuvieras cara a cara y sin chapa de por medio frente a esa misma persona.


    Pero todavía habrá quien tache la entrada como "buenista". Aaaah...hay tan pocas balas...

    ResponderEliminar
  2. Me mantengo en lo que postee el viernes, en vuestra mano está ignorar a quien debe ser ignorado, o mejor dicho ignorar lo que debe ser ignorado (sea persona, idea, ...)

    Las jornadas no las han cancelado ellos. Los mismos que las han cancelado tienen la posibilidad de celebrarlas.

    Si por que unos ......... os han criticado, sea de buenas o malas maneras os rendís... Un heroe es aquel que no se rinde y supera las dificultades. Nuff said!

    ResponderEliminar
  3. Solo decir que la entrada me ha encantado. Me ha hecho pensar de verdad en las cosas que hago o he podido hacer mal, ya no en internet si no también en mi vida diaria... En fin, poco más se puede añadir... Las personas no siempre han de coincidir en sus ideas o en su forma de pensar... Pero a veces, un consejo tan viejo y tan simple como "trata a la gente como te gustaría que te tratasen a ti", hace maravillas...

    Siempre he pensado, que el mundo que me rodea depende única y exclusivamente de mi. Yo y solo yo lo construyo. Y no es acertado esperar que los demás lo hagan mejor. La ecuación funciona al revés. Haz lo correcto. Trata bien a la gente. Ayúdala. Es entonces cuando el mundo se convierte en un lugar mejor. Es en ese momento, justo cuando empiezas a ser cuidadoso y consecuente con tus actos, cuando la gente empieza a serlo contigo...

    De verdad, me ha encantado la entrada.

    ResponderEliminar
  4. Todo el mundo se toma su minúscula parcela de concocimiento y "poder" demasiado en serio.

    No os tomeis la.vida tan en serio. Nadie sale vivo...

    por cierto!!! Al final va a bailar kristo en bikini de mallas en la fiesta, o no, que sí no no bajo.... :D :D :D

    ResponderEliminar
  5. Creo que hay que tener mucho cuidado con idealizar la afición y pensar que todos los que la disfrutamos somos "personas saludables, un poco zumbados, pero saludables". Sin duda, eso es verdad en un grandísimo porcentaje; pero en todas las aficiones hay gente de todo tipo, como por ejemplo en el fútbol, que es el deporte que permite al abuelo, el padre y el hijo pasar un domingo juntos pero, al mismo tiempo, también sirve de excusa al violento para agredir a alguien o destruir mobiliario urbano.

    Por eso, creo que Internet tiene un problema más allá de que se pueda malinterpretar, y es el hecho de que te permite descubrirte como realmente eres, ya que un pseudónimo impide que sepamos quien eres; incluso cuando se te ve el nombre y la cara, lo más probable es que las personas que hablan vivan en comunidades autónomas distintas. Y eso permite desatar al monstruo que uno lleva dentro, el monstruo que te incita a amenazar e insultar antes que dialogar, a considerar a la persona con la que hablar imbécil antes siquiera de plantearte que, quizá, no te has explicado con claridad. Por suerte, la mayoría de la gente que he encontrado por estos parajes han aprendido que esto no es un concurso y no hay que ganar: cada uno opina y razona su punto de vista, y si no se convence al contrario pues no pasa nada, el mundo sigue girando igual que lo hizo ayer y lo hará mañana. Desgraciadamente, como ya decía, no todo el mundo tiene eso claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues yo te puedo dar la vuelta al argumento pesimista. Como dices, y es totalmente cierto, el porcentaje de gente que merece la pena es altísimo, y ninguno está exento de desatar «la bestia» por la impunidad o lo que sea de internet. Ergo, es nuestras manos está no desatarla. Y eso era todo.

      A la gente hay que darle tiempo y leciones de madurez.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. En ese punto no puedo más que darte la razón. Mostrar que de puede discutir sin caer en el juego de la descalificación está en nuestra mano.

      Eliminar
  6. Estoy con el primer párrafo de José Joaquín. Esta reflexión de Luis Miguel me ha gustado pero hay una falacia lógica en la argumentación "en el mundo del rol somos más semejantes de lo que crees". Esa idealización podría aplicarse a cualquier afición de nicho. De hecho, siempre que hay una crisis se recurre a "nos unen más cosas de las que nos separan".

    Pues diré una cosa, suele ser verdad, lo reconozco. Cuando compartes una afición muy concreta (¿dónde pondría John Sheridan la línea de "concreta"?) sueles compartir otras aficiones semejantes y de ahí a disfrutar la compañía hay un paso. Sin embargo, en esencia compartes el disfrute o el amor por algo, no necesariamente el disfrute o el amor por otro semejante a ti, aunque sea muy conveniente.

    Por tanto, mi réplica a tu artículo sería "lo siento, pero la afición no es una vaca sagrada". Dicho lo cual, hay formas de expresarse en Internet con más éxito o respeto que otras y ahí hay mucho que mejorar pero son cuestiones separadas. Puedo ser muy exquisito con cómo me dirijo a un auténtico zoquete rolero y un troll de tomo y lomo hablando con mi hermana.

    Pablo "Diacrítica"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tú mismo lo dices como lo ha dicho José, suele ser verdad en la mayoría de los casos. Y si compartes tiempo con otras personas en algo que os fascina a todos, acabais creando cariño por el roce; el ser humano es un creador de comunidades. Lo de las diferencias es todo propaganda de los que quieren mandar mucho. Y aquí y ahora lo que hay que hacer es evitar caer en las trampas de la comunicación digital.

      Eliminar
  7. En cualquier afición hay enfrentamientos. Se sabe con solo mirar los comentarios de muchos videos de youtube (Xbox vs Play por ejemplo). Pero ya somos mayorcitos (la mayoría más que yo) para saber qué leer o a quien dejar de leer. Pretender que todo el mundo se lleve bien es absurdo. Lo que hay que hacer es dejar de escuchar a los que insultan y solo así, mejorarán las cosas. Cuando se le da voz a un idiota y se le escucha, se hace más idiota pero con más poder. Lo habéis demostrado cancelando un evento por ello.
    Por otra parte, es cierto que internet la gente se va de la lengua, pero si lo hace, es porque es escuchada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, perdona, perorotundamente no pretender que la gente se lleve bien no es absurdo, todo lo contrario. ¿Quien pretende que la gente ande a tortas? Eso sí que es absurdo.

      Tampoco se puede ignorar siempre al que insulta, porque a veces te puede traer algún disgusto. Y a todos, por muy racionales que seamos, se nos puede ir la pinza en un momento dado, que es lo que vengo a decir. Como ya he dicho, desconozco el carácter de los famosos emails, pero por lo que han dejado entrever y lo callados que están estos días, creo que en La Marca están bastante disgustados, para que te hagas una idea de como puede haber sido el tema. Yo solo pido a todo el mundo que se relaje, sobre todo a los más beligerantes, y que luego retomen las cosas con tranquilidad y otra perspectiva.

      Eliminar
  8. Somos roleros... somos humanos. Mala gente la hay en todas partes dentro y fuera de internet. Y el rol no es distinto. No creo ni que seamos una unidad, ni una gran piña, tu mismo dices que el rol es una actividad muy íntima, solo que compartida, lo cual nos hace quizá más comunicativos.

    Lo que hay que aprender, en el rol y en la vida en general, es a estar con la gente que te aprecia, y mandar a freír espárragos al resto. Si por cuatro energúmenos no disfrutamos del rol cómo merece, este hobby nuestro habría muerto hace mucho.

    A veces conviene recordarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, pero haz dos listas, una de los roleros con los que te llevas bien y otra de energúmenso de esos, y compáralas en tamaño.

      ¿Que hay gente sin remedio? A ellos no va dirigida esta entrada, supongo.

      Eliminar
  9. Muchos de los enfrentamientos vienen del puro fanboyismo de la gente (y si nos metemos en el ambito consolero ya ni te cuento xD)que en verdad creo que se resuelve siendo consciente de que nuestro conocimiento del medio (consolero, rolero o lo que sea) es subjetivo, parcial y no está por encima del de los demás. El problema de esto es que yo puedo ser muy consciente de ello y actuar muy consecuentemente y tener enfrente a becerros que ni de lejos van a hacer lo mismo conmigo y muchos caemos -no siempre pero si en algun momento- en embecerrarnos a su nivel en vez de pasar de su culo que es lo más sensato.
    No veo nada malo en hacer "bandos" por otra parte. Si yo disfruto más de cierto estilo de juego me asociaré con ciertas personas, es la forma en la que hacemos amigos, grupos de juego y todo lo demás. Mientras mi bando no se convierta en una masa linchadora puede ser una asociación de lo más sana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no es hacer bandos. Si lo prefieres, cambia bandos por bandas, para entendernos. ;)

      Por lo demás, repito, hay que actuar con madurez, que, te lo aseguro, es contagiosa.

      Eliminar
  10. No estoy de acuerdo con el principio del artículo, hay gente que no tiene ideas respetables y además no se merecen ningún tipo de respeto, pues hay un dicho que dice que todos somos de diferente padre y madre. Por lo tanto de todo hay en el mundo y decir que todas las personas son respetables es "apología del buenismo".

    Aparte de eso la afición rolera no está compuesta por seres extraterrestres, son humanos, con sus virtudes y defectos, rivalidades y amistades. Lo único que diferencia esta comunidad de otras es el alto grado de creatividad que tiene (pues el propio hobby fomenta esta creatividad).

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me has entendido. Aparte de que, y no afirmo nada porque no se es así o no, pareces tener una ideología similar a la religosa norteamericana segun la cual la gente es buena o mala de nacimiento. Es que hablar de apología del buenismo en los tiempos radialmente individualistas que corren, es muy sospechoso. ;)

      Habrá gente que esté equivocada toda la vida, que no tenga remedio. ¿Eso implica que no se merezcan el respetode un ser humano? ¿Y entonces que hacemos? ¿Les pegas un tiro tú?

      Y digo esto para empujar a la reflexión, en absoluto de mal rollo, ¿eh? ;)

      Eliminar
    2. ¿Respetarías a quién tiene ideología nazi?
      Yo tengo claro que no respetería a la persona puesto que su ideología para mí no es respetable.

      Demostrar que una persona es Buena es algo difícil sobretodo si hablamos de términos absolutos. Sin embargo, es mucho más fácil demostrar que una persona es mala, algunos lo son incluso en el término más absoluto. Pero yo no estoy discutiendo sobre moralidad o religiosidad.

      En el artículo se afirma lo siguiente: "Todas las personas deben ser respetadas."
      Y eso yo es lo que digo que es buenismo.
      Tu puedes estar en desacuerdo con alguién que es un facha redomado y retrógrado. Seguramente no le tengas ningún respeto, pero no tener respeto no significa tener que llegar a agredirlo o matarlo.
      Ahora bien, vamos a un caso más extremo: un violador de niños, independientemente de la ideología que pueda tener ¿esta persona es respetable?
      ¿Tengo que contestarte si le pegaría un tiro?

      Las personas no se dividen en buenas o malas, pero tampoco puedes afirmar que TODAS son respetables.
      En cuanto a mi ideología solo te diré que mi arma favoría es el AK47 ;)

      Eliminar
  11. Parece Luis, y no digo que sea así, que cuando alguien no opina como tú saltamos enseguida. Así no me extraña que os den esos prontos (o berrinches) y canceléis un evento. , Vuelvo a repetirlo, los únicos responsables de la cancelación del evento sois vosotros. No montemos un pollo contra otra gente, se merezcan respeto o no, se merezcan que se les ignore o no. Este tema me está dejando flipado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que aclarar, porque lo voy viendo en varios comentarios, que yo no formo parte de La Marca más allá de la mera colaboración en el blog a la que gentílmente me han invitado. No tengo potestad ninguna sobre la cancelación de nada, y mis «berrinches» son exclusivamente míos, de los cuales La Marca no tiene mimguna responsabilidad porque me han dado plna libertad de expresión (fíjate que retrógrados).

      A mí, y repito, A MÍ, me veras saltar por muchas cosas, pero ninguna por meros temas «opinables». Vamos, la defens de los derechos no es cuestión de opinión. Además, «opinar» en contra de la libertad de expresión sería una contradiccion, ¿no? ;)

      No hace falta que repitas a La Marca que son los responsables de la cancelación, lo sabem de sobre porque es su prerrogativa, y sus razones son respetables, comprensibles si han recibido mensajes abusivos, y para nada flipantes.

      Eliminar
    2. Claramente ha habido una confusión. No he dicho que sus razones sean flipantes, sino que este tema me estaba dejando flipado a mí.

      Aclarado el tema sobre que este post es tu opinión,entenderás que los demás también tengamos la nuestra, y au que no haga falta repetir algunas cosas, creo que tampoco tiene que molestar si se hace con educación. Al final de eso tratan los comentarios de los blogs no? De poder expresar opiniones... ;)

      Eliminar
    3. Bueno, expresar opiniones o decir verdades, según toque. ;)

      Eliminar
    4. Totalmente de acuerdo con Ruferto tanto en este post como en el anterior. De lo que he leido hasta ahora es lo mas razonable aunque sea politicamente incorrecto.
      Luis, respeto tus puntos de vista, pero no puedo estar de acuerdo con ellos. Tus planteamientos son lo que todos quisieramos que fuera, o lo que pensabamos con 15 años, pero el mundo no es utopico y muchos de los que amamos esta aficion ya pasamos de los 40 y la vida nos ha enseñado a base de "ostias" cual es la realidad.
      Como en el rol en la realidad los villanos existen y como en el rol se dedican a hacer villanias de mayor o menor entidad. Y es obligacion del individuo o del heroe descubrilas y enfrentarlas para que su mundo no acabe sucumbiendo a las fuerzas del mal.
      Si en una partida entro en la casa de una aldea arrasada por una partida de orcos y me encuentro a uno violando a una aldeana mientras otro trata de apuñalar a sus hijos. Juzgo e inmediatamente el mandoble sentencia, de lo contrario si trato de hacerle entender mi personaje duraria muy poco y durando poco, poca justicia impartiria.
      La sociedad norteamericana, donde nacio el rol, religiosa o no, no opina que la gente es buena o mala "de nacimiento" como tratas de dar a entender o prejuzgas, pero no se engaña a si misma y piensa que "to'er mundo es gueno", piensa que hay individuos intrinsecamente malvados y sin ningun proposito de enmienda que deben de ser erradicados de la sociedad para protegerla de ellos cual orcos vialadores y asesinos de niños, no valla a ser que su proxima victima sea tu mujer o hermana pequeña.
      En cuanto a las razones para anular las jornadas o cambiarle el nombre a la fiesta, efectivamente es prerogativa de los organizadores, no faltaba mas, me jode, me da pena, me revienta que les hayan torcido el brazo o se hayan rendido por que creo que lo llebaban con mucha ilusion, buena fe y sentido del humor, como todo lo que hacen, y era un evento donde estos valores, todos ellos positivos, pueden ser difundios y transmitidos.
      Como critica, si las razones son respetables comprensibles o los mensajes han sido abusibos no lo puedo juzgar por que no los he leido, cuando lo pueda hacer juzgare por mi mismo y no por la confianza que puedan o no darme los chicos de la Marca en sus valoraciones, nadie juzga por mi. No tengo por que dudar, pero tampoco confiar. Sobre todo cuando no hubiera sido complicado publicar dichos mensajes, cantidad, identificacion de sus instigadores. La mejor defensa contra la perfidia oculta es sacarla a la luz. Que exista libertad de expresion, pero bidireccional. El respeto hacia el ribal o al anonimato es cuando no se usan malas artes y subterfugios abyectos.
      Como se ve en mi ultimo parrafo he sacado al malvado, intrigante e insidioso Master que llevo dentro. Jajajaja, jajajaja, jajajajaja. Coff, coff, coff ( Tosidos que me dan siempre despues de una risa malvada).
      Todo lo dicho hasta el momento no ha sido con animo de ofender a nadie, pero no esta en mi mano si alguien se ha ofendido. A pesar de las criticas, mi maximo apoyo y enorabuena a los chicos de la Marca en todos sus proyectos y actividades, han demostrado su buen saber hacer, perseberancia y sacrificio en pos de esta aficion. Solo puedo decirles Gracias.
      No digo mas.

      Eliminar
    5. Uf, creo que te has liado...

      A ver, en un mismo párrafo me dices que la sociedad norteamericana opina que la gente es buena o mala "de nacimiento" sino que piensa que hay individuos intrinsecamente malvados... es decir, que lo son de nacimiento.

      Y no he dicho que la sociedad norteamericana piense así en conjunto; la sociedad norteamericana es muy compleja y con muchos grupos diferentes, todos muy nutridos. Los que piensan así son los religiosos de la iglesia esa delos santos de los últimos días, o como quiera que se llamen; que tanto dá porque eso permea hasta cierto punto a toda la sociedad. Fíjate por ejemplo en su draconiano sistema penitenciario; esa gente cree en el castigo por encima de la prevencion, lo cual es una postura antihumanista donde las haya. Y la religión acaba impregnando todos los aspectos de su sociedad, solo hay que ver su concepción calvinista del trabajo. Repito que eso se debe a que parte de la población lo piensa, en conreto la part de la población que maneja el cotarro.

      Yo voy camino delo 40 y si algo me ha enseñado la experiencia vital es precisamente que las cosa no son blancas y negras, bien contra mal. Que la vida real es compleja, complicada, y no existen las soluciones sencillas, como en la ficción. Pensando así se corre el peligro de aplicar soluciones reductivistas que traigan consigo consecuencias imprevistas, porque las cosas son más complicadas. La gente no se puede describir en blanco y negro, la gente es compleja, y no hay "buenos" y "malos", aunque es cierto que alguna gente tiene poco remedio. En realidad la gente tiene su nobleza oculta por una espesa capa de miedo y encima de esa otra espesa capa de egoismo, dos vectores con los que nos domína el Status Quo, y que nos van inclucando desde niños. Por eso hay que ir con franqueza, nobleza y honestidad por delante. Al contrario que el miedo y el egoismo, esos te dan seguridad en tí mismo, y con seguridad en tí mismo, llegas (y nobleza y tal y tal), puedes llegar al fondo de las personas. Te sorprenderías.

      Por último, y retomando lo de las soluciones sencillas, la gestión que en La Marca se ha hecho sobre el tema de los emails es impecable. Haber hecho una denuncia pública, buscar el linchamiento y el escarnio, hubiese sido zafio y mezquino.

      Eliminar
    6. De acuerdo, la gente no es buena o mala perse, pero sus actos si son bondadosos o malvados, y la gente es buena o mala en funcion a sus actos. Un individuo que comete constantemente actos malvados, en el que la balanza se decanta totalmene en ese sentido, es lo que denomino intrinsecamente malvado, dandome igual el momento o las causas que le llevaron a ello. Espero que esto aclare lo de "intrinsicamente". Chorradas como que de pequeño le abandonaran, fuera maltratado, disfrutara arancandole las alas a los insectos, le dejara su novia, no haya podido satisfacerse sexualmente, o jugara rol. Ni le exime, ni le justifica, ni hace que sea gris.
      La gente no nace de una manera, se hace aunque sea a una temprana edad. Por eso no es la permeadamente religiosa sociedad norteamericana la que fomenta el exterminio de individuos sin posibilidad de defensa y por lo tanto inocentes antes de nacer, ni lo justifica ni lo justifica con argumentos egoistas o basados en el miedo ( Es que son muy jovenes, no tienen medios, me parte la vida por la mitad, etc...). Es la europea.
      De acuerdo, la gente no es "buena" o "mala", es mas la mayoria somos grises en mayor o menor medida. La pregunta es ¿ Que hacemos con los que tiene poco o ningun remedio?¿ Que hacemos si con sus actos atentan contra nuestras libertades?¿ Que hacemos si atentan contra nuestra propia seguridad?¿ Que hacemos si atentan contra nuestra propia vida?¿ Que hacemos si aunque no atenten, exista el riesgo de que lo hagan? Las respuestas no son faciles, probablemente todas las que se den sean incorrectas en mayor o menor medida, y por lo tanto criticadas por alguien. Y las acciones derivadas de esas respuestas hasta criminalizadas socialmente. Los europeos las hemos respondido de una manera y los norteamericanos de otra, desde aqui criminalizamos las de alla y desde alli cirtican las de aca. Todos estamos equivocados en algun sentido o acertados en otro. Otros piensan que la solucion esta en no dar respuesta, tambien se equivocan.
      En este mundo por desgracia, no se puede ir con franqueza, nobleza y honestidad por delante, si no pones delante la precaucion que esta basada en el egoismo y el miedo. Si no lo haces te acabaran partiendo la cara o dejando en bragas. Lo que dices esta muy bien y no me sorprende es mas considero que funciona y es muy gratificante, lo se por que aunque no lo parezca yo soy asi como describes, es mas creo que muchos pensamos como tu, el problema es que solo puedes ser asi con un reducido nucleo de personas muy proximas, si lo eres en la generalidad antes de haberlas valorado muy bien, al final lo dicho cara partida o en bragas.
      La solucion de la Marca a sido una, respetable si, caballerosa si, pero en mi opinion no impecable. La denuncia publica la han hecho, el linchamiento y el escarnio se ha dado, pero no contra los responsables de las supuestas injurias, sino con el resto de los aficionados que no acaban de entender la razon por que no pueden juzgar por si mismos si ha sido para tanto. En mi opinion si, zafia y mezquina ha sido la afrenta, zafia y mezquina debe ser la respuesta para que esta sea justamente proporcional. Lo siento no me averguenza ser politicamente incorrecto.
      Dicho.

      Eliminar
  12. Hacía falta una reflexión como esta. Muchas gracias Luís.

    ResponderEliminar
  13. Luis, tu pensamiento es muy parecido a la filosofía de un arte "marcial" llamado Aikido, el cual practico desde hace ya unos años, y que se conoce por el sobrenombre de "El Arte de la Paz". En Aikido, si no llegas a comprender que tu EGO lo tienes que doblegar para permitir a tu compañero que crezca contigo en su técnica y en su crecimiento personal, no llegas nunca a ser un buen aikidoka. Por tanto, cuando entiendes que no sólo existes tú, sino que has de recibir con los brazos abiertos a aquel que te está atacando, de repente todo toma un cariz diferente. Transformas una agresión en un control que hace disipar esa energía, dándole al atacante la posibilidad de comprender que cualquier ataque pierde el sentido, puesto que atacar a un igual es atacarse a uno mismo.
    Yo, al igual que muchos aficionados, he crecido con el rol cuando conseguir un manual fotocopiado era todo un lujo. Ahora, casado, con una hija, me alegro enormemente al ver que aquel grupo de amigos sigue siendo hoy un grupo de personas coherentes con su entorno, con los demás, compartiendo muchas aficiones y sobre todo compartiendo una gran amistad que nos une más que la familia. Esto pese a lo que diga alguno, lo infiero sin problemas a gente que no conozco. Y se reitera esta idea cuando leo pensamientos como los tuyos. No puedes hacerte una idea de la felicidad que me embarga al ver que NO ESTAMOS SOLOS, y que siempre hay ESPERANZA; llámame optimista, pero estas situaciones sirven para que muchos se "iluminen" o "despierten" o simplemente se den cuenta de que yerran en su comportamiento. Nada cae en saco roto. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Excelente entrada, de verdad, muy bonita e inspiradora (lo digo en serio). Pero mientras la leía no me creía que estaba en el blog de la Marca del Este, lo siento. En mi opinión (y, repito, es sólo mi opinión, la de un seguidor y usuario) deberíais tener un poco más de mano izquierda con estos temas y dejarlos a un lado en vez de ocupar líneas dando clases de moral a gente que claramente no tiene intención de cambiar o mejorar como persona. La verdad, preferiría leer una entrada con tanto fondo y extensión como esta pero con una temática más lúdica y menos metafísica. Ojo, no la critico, repito que me parece muy enriquecedora y provechosa, pero como seguidor de La Marca me esperaba encontrar otra "entrada del día".
    Creo que deberíais aprcar el tema de las jornadas y seguir para adelante con las entradas de siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo de pan vive el hombre, César, y en esta vida todo está interconectado, todo repercute en todo.

      Por lo demás, como ya he dicho yo solo soy un invitado en La Marca; ellos escriben la entrada rolera del día (menos hoy), y yo puedo permitirme explorar otros temas.

      Eliminar
  15. Señor Rebollar, como ya han dicho algunos, hacía falta una reflexión así.
    Espero que tenga toda la difusión posible.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Hay muchos comentarios y, tras leer todo tu ladrillazo ;) que a pesar de largo quería leer desde un principio, prefiero contestar sin contaminarme (en el buen sentido) de los comentarios.

    El problema que expones yo llevo tiempo resumiéndolo en pocas palabras: "Como sociedad, no estamos educados para usar internet de manera óptima." O dicho de otra manera, no sabemos usar internet de manera social.

    Internet, como quien dice, su ecosistema, su "metajuego" (que se diría en las magic y demás), lo estamos creando nosotros, los usuarios. Desde que empecé en esto de la red, he comprobado como las mejores intenciones, se han convertido en las peores ofensas y malentendidos, siempre por fallos de comunicación.

    Y algo muy importante: ésto no es único de mundo rolero, pasa en otros ámbitos. Si no en todos, en la mayoría.

    En mi club, casi siempre que ha habido malentendidos ha sido porque salvo 2 o 3 que nos esforzamos, tienen miedo de internet y de no saber expresarse a través suyo. En serio, no es que lo manifiesten así, es que normalmente dicen "esto no se puede decidir por facebook, ni por un foro, ni por un chat, ni siquiera por un hangout".

    Y mi punto de vista es, que hemos de esforzarnos por alcanzar un nivel de eficiencia en la comunicación a través de la red, que nos permita no tenerle miedo y usarla como toro medio más. Como lo puede ser la prensa tradicional (más unidireccional que eso...) o radio. Pero todavía hay gente que se piensa que internet es un programa con el icono de Internet Explorer.

    Yo os diría, con todo mi ánimo de ayudar, que no desfallezcáis. Asumid que si bien podéis tener las mejores intenciones, no necesariamente váis a obtener comprensión y que depende de que sigamos intentándolo, el hecho de que como sociedad aprovechemos todo, o el máximo posible del potencial de ésta herramienta.

    Para eso hacen falta reflexiones como la tuya, concienciación y sobre todo lo de siempre: ESFUERZO.

    Gran entrada y ánimos! Que siempre habrá quien te ponga la traveta y hay que prevalecer!

    ResponderEliminar
  17. Le he dado muchas vueltas a lo que iba a poner en esta entrada, pero al final me he decidido por esto:

    TOTALMENTE DE ACUERDO.

    Cuando nos juntamos en unas jornadas o simplemente en casa de otra persona para echar un rato, al menos desde mi punto de vista, siempre hay buen rollo. Y siempre, SIEMPRE, nos vamos con un gusto agradable por la experiencia vivida. Y no se trata ya de simplemente jugar un rato, sino de hacerlo con unas personas estupendas que dedican también su estimado tiempo de ocio a esta nuestra afición.

    La mayoría de vosotros no me conoceréis puesto que no suelo escribir en la red. Sin embargo soy uno más de la comunidad y, como tal, leo todo (o buena parte) de lo que se cuelga en este medio sobre mi afición favorita y realmente me duele cuando se llega a los términos de los que nos hablas en tu entrada.

    Muchas gracias por ponerlo todo por escrito. Espero que llegue a todo el mundillo y empecemos a hacer las cosas bien.

    Una cosa más. Me hago eco de lo que has comentado y repito:

    "Nunca más. Basta de enfrentamientos, de insultos, de desprecios, de malentendidos. Así perdemos todos. Tratemos con todas nuestras fuerzas de llegar a buen puerto, porque siempre, siempre, la unión nos hará más fuertes y dará maravillosos frutos que no podemos siquiera imaginar. Y procurad no juzgar a nadie hasta que lo conozcáis en persona, en vivo y en directo; de otra forma os equivocaréis siempre. Siempre debemos dar oportunidad o el beneficio de la duda; de todas formas, todos nos acabaremos viendo cara a cara antes o después. Que somo cuatro gatos..."

    ResponderEliminar