11 de septiembre de 2012

Cliché


Una de las cosas que más me gustan del Dungeon Crawl Classics RPG es la forma como capta algunos de los clichés más recurrentes y divertidos de los juegos de rol, en ocasiones de manera cruda y directa, con un toque de humor muy necesario, humor que ya estaba presente en las primeras ediciones del juego en el que los chicos de Goodman Games se han inspirado, que no es otro que Dungeons & Dragons.  Con el paso del tiempo, ese original toque humorístico se diluyó en el juego original, lamentablemente. Podríamos decir que el mismo es parte importante de lo que nosotros tenemos como old school, pero claro, es nuestra particular visión.
Bien, Dungeon Crawl Classics RPG rescata algo de ese ambiente, bastante podríamos añadir, amén de reproducir algunos clichés del juego muy recurrentes. Este es el caso de la escena arriba representada, que retrata con crudeza como un grupo de aventureros han apresado a un orco tras el combate y se proponen interrogarlo para obtener información sobre el dungeon en el que se encuentran. Si atendemos las caras de los aventureros, sus gestos hoscos y violentos, tenemos dudas sobre quién es el malo aquí. Pero no se lleven a engaño, pues sin ir más lejos, nosotros como grupo de juego, nos vemos reflejados en esta escena, porque hemos hecho lo mismo docenas de veces, torturando si es preciso a nuestros prisioneros para obtener la preciada información que buscamos. Es sencillamente genial.

Ah, abajo tienen un ejemplo palmario del toque humorístico que destila todo el libro, aprovechando otro cliché muy de género, presente en el juego también de manera reconocible.


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pues eso pasó, casi literalmente, en una partida mía de Warhammer Fantasy 3ª edición con un cochero enano borracho. Y todo gracias a un genial momento de improvisación de su jugador, que al despertarse para ver a un snotling a punto de atacarle decidió interpretar que el enano, en su curda, le confundía con la lozana posadera a la que se acababa de tirar, y se ponía a magrearle.

      Si algún día alguien más que él se entera, ya tiene motivos para ser matatrolls XD

      Eliminar
  2. Siempre he creído que los juegos de rol (y casi todas las actividades lúdicas) deben tomarse, como mínimo, con unas gotas de humor, o acaban volviéndose tan serias que terminan por dejar de ser entretenidas.

    ResponderEliminar
  3. En mi grupo hay un bardo que entiende que "habilidades sociales" quiere decir "atar y torturar".

    De hecho ya hasta sus compañeros le reprimen, porque parece aprovechar cualquier prisionero para convertir cualquier aventura en un guión de Tarantino.

    ResponderEliminar
  4. Las ilustraciones de DCC son brutales y, como dice Steinkel en la entrada, recuperan ese aspecto mordaz y cachondo que tanto se echaba de menos en este mundillo. Sin lugar a dudas DCC ha redefinido el género volviendo a sus raíces. Un 10 para los tipos de Goodman Games.

    ResponderEliminar
  5. En ad&d primera edición hay bastantes imagenes graciosas. Mi favorita es la del "Monster Manual", que se ve a un grupo de aventureros temeroso de un lince (tumbado tal cual gato domestico) mientras dos discuten si parlamentar o no con el noble animal.

    Lo que me gusta de DCC es que no idealiza a los personajes como se suele hacer y le da toques de humor negro al manual (que contrasta mucho con el "canón" que tienen algunas personas)

    ResponderEliminar