10 de diciembre de 2012

Leave no one behind


Durante todos estos años, en nuestra mesa de juego, ha habido muchos amigos... buenos amigos, que por una u otra razón han abandonado el grupo. Algunos se marcharon, otros simplemente decidieron hacer otra cosa con su tiempo. Sea lo que sea que ocurriera, todos y cada uno de ellos se fue y llegó siendo un amigo, y sabiendo con total certeza que su lugar en nuestra mesa siempre estaría libre para su regreso. Podíamos tener desacuerdos, discusiones más o menos enconadas, que siempre las hubo y habrá, pero por encima de todo éramos y somos amigos. Jamás permitiríamos que un simple juego trastocara algo tan sagrado como la amistad. Sí, tal cual, pues por encima de todo están las personas, y ningún juego merece la pena más allá de esto. No se entendería de otro modo en algo que está ahí para proporcionar divertimento, ésa es su verdadera esencia, y si no se consigue o sólo obra con tal de malograr la amistad, entonces no merece la pena. Todo esto del rol, de los juegos de mesa, de cartas o lo que se nos antoje como similar no hay que tomarlo nunca demasiado en serio, pues corremos el riesgo de olvidar su verdadera razón de ser, que no es otra que, como hemos ya apuntado, pasarlo bien y olvidarnos por unas horas de los sinsabores de esta existencia a veces tan amarga. Por eso procuramos siempre poner todo en su lugar y no tomarnos nada a la tremenda, pues esto... señores, es sólo un juego, nada más.

Nosotros no dejamos a nadie atrás.

6 comentarios:

  1. Bueno en mi caso mi grupo de toda la vida no es que esté disuelto, está mas bien en "Stand By" uno en Lanzarote dos nos hemos ido a vivir a Madrid y el resto sigue en Gran Canaria, tiene que juntarse un acontecimiento especial para poder vernos todos a la vez, Boda, nacimiento, vacaciones de verano etc. Eso si nunca hemos llegado a darnos puñaladas traperas en la vida real, todo lo contrario siempre hemos estado allí en momentos de necesidad y momentos duros. Eso sí en el juego si que nos damos caña siempre hay un pj malvado dando por saco, eso hace siempre que esté uno mas a ojo avizor :DDD

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenas! En entradas como las de hoy echo de menos lo que sí hay en otros blogs. Me estoy refiriendo a las típicas pestañitas de "me gusta", "no me gusta" o etiquetas similares.
    Este es uno de esos días en que lo que lees te agrada, hasta resulta en cierto sentido enardecedor. No obstante, decides no comentar nada pues no tienes nada que aportar y sin embargo te gustaría hacerle saber al autor que te ha gustado de una forma fácil y directa sin tener que recurrir al "me gusta" del facebook.
    Pues eso, más que comentar, mi intención es proponer un añadido al blog. ¿Qué opinan?

    ResponderEliminar
  3. "pues esto... señores, es sólo un juego, nada más."

    No podría estar más de acuerdo.

    Un saludo a todos,
    Viajero.

    ResponderEliminar
  4. En nuestra mesa de juego hubo, durante algún tiempo, un pique bastante divertido entre dos personajes: un guerrero que odiaba lo sobrenatural y un hechicero que detestaba la violencia. A lo largo de un año de juego, la rivalidad entre ambos personajes aumentaba, pero diversas situaciones les hacían colaborar. Era algo divertido que daba color a las aventuras... al menos, eso creíamos.

    Un día descubrimos que uno de los jugadores REALMENTE estaba molesto con su compañero de mesa. La rivalidad ficticia se había convertido en una rivalidad real, para sorpresa de todos, incluida la del pobre jugador que no entendía cómo un juego podía hacer que alguien se molestara con él.

    Al final, el jugador que estaba molesto acabó abandonando las partidas. Yo sigo sin entender cómo se puede ser tan tonto para no entender que un juego es, en efecto, solo un juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pregunta por curiosidad, ese grupo que comentas además de jugar a rol hacían otras actividades juntos? Y no me refiero al Magic sino deportes, ir de ligoteo en la edad del pavo, ir al cine etc. Supongo que a veces la gente se obsesiona demasiado, no todo es rol es una actividad como otra cualquiera.

      Eliminar