30 de septiembre de 2012

Como una roca en el mar

No puedo evitar sentirme abrumado por la cantidad de muestras de apoyo recibidas de todos los rincones de este país y más allá. Soy incapaz de responder, como se merecen y es mi costumbre, pues ello, nuevamente me supera, y precisaría una fuerza que hoy, como se imaginarán, no me sobra en demasía. 
En honor a todas las cálidas muestras de afecto, palabras amables y propuestas de ayuda, no puedo más que sentirme tremendamente conmovido, hasta el llanto, y no me duelen prendas en reconocerlo.
Queremos, y así lo deseo yo muy particularmente, desligarnos de cualquier decisión al respecto. A nivel personal y como miembros de la Marca del Este, en lo que toca a dichas propuestas y cómo se gestionen u organicen. Comprenderán que, de alguna forma, cierta conciencia muy personal, un prurito de amor propio y obstinación, de vergüenza, por qué no decirlo, me obligan a mirar a otro lado y centrarme en lo verdaderamente acuciante para mí, que no es otra cosa que mi familia más cercana, entre los que incluyo a mis fieles y queridos hermanos de la Marca. Por supuesto también mi empresa, a la que he dedicado toda mi vida y que es, a día de hoy, lo que da de comer a mis hijos. El tiempo y nuestro esfuerzo determinarán el resultado, pero haré lo que esté en mi mano para levantarme de nuevo y volver a caminar con la cabeza alta y mirando de cara al futuro que la suerte me depare. Siempre lo hemos hecho, por nuestros humildes medios y sin pedir nada a nadie, esperanzados, jubilosos e ilusionados, a pesar de abatirse sobre nuestros triviales empeños terribles calamidades, terremotos e inundaciones. No sé qué será lo próximo... pero aquí estaremos: como una roca en el mar. 

Por todo ello, en nuestro fuero interno, algo nos impide aceptar sin más tanta gratitud. Así pues, me gustaría dejar claro ahora que, con todo nuestro respeto, no podemos aceptar ningún tipo de donación, es decir, dinero a cambio de nada. La tremenda humanidad demostrada por algunas iniciativas particulares y editoriales nos reconforta más allá de lo imaginable, pero si cabe, mucho más todos los mensajes de ánimo, que nos han llegado al alma, especialmente a mí. El sincero aliento humano es el mejor bálsamo para un espíritu abatido y un cuerpo maltrecho y angostado por el cansancio. Trabajaremos con más ahínco si cabe para devolver, de alguna forma y manera, siempre que la aciaga Providencia así nos lo tolere, todo lo que llegue hasta nosotros, provenga de editoras o particulares. Y empeño mi palabra en ello.

Tesoros ha desaparecido, no podemos recuperar nada y todavía está por decidir qué haremos con ella. No tenemos recursos y en estos momentos no puedo pensar con claridad.

A tal efecto, queremos nombrar a una persona de confianza -ajena a la Marca tal cual asociación constituida legalmente- como nuestro representante para estos menesteres, con plenos poderes de decisión. Hacemos tal cosa para quedar a un lado discretamente y poder centrarnos así en los problemas acuciantes que hoy embargan nuestras vidas. Esta persona es Pablo Ruiz Múzquiz (amigo de la familia y responsable, con Ángela Rivera del Códex de la Marca, junto a nuestro hermano también José Valverde) y su email de contacto es pablo@elenya.net. Espero sepan entender esta decisión, pero es la única manera con la que nos sentimos cómodos.

Es nuestro deseo proseguir, avanzar y terminar lo que empezamos hace tres años. Nos hemos conjurado con el firme propósito de perdurar sobre desdichas y catastrofes, sacando fuerzas de flaqueza para alzarnos sobre nuestros pies y aguardar el siguiente golpe, endurecidos entremedias y algo más viejos y fatigados.
Me cuesta escribir como me cuesta hoy vivir, pero no tengo más remedio. No sería justo abandonar este pequeño rincón nuestro, aunque sólo aparente gota en un océano. Es nuestra ilusión. Sea dicha ilusión de ayer un pensamiento hoy, y éstos se tornen en actos mañana. Y esos mismos actos forjen nuestro carácter, ¿y no es el carácter lo que nos define como personas? Por ello, hoy nos levantamos de nuevo y decimos: ya lanzaste dos terremotos contra nosotros, y ahora una devastadora riada... bien, pues aquí seguimos, como una puta roca en el mar, ¿es todo lo que tienes?

28 de septiembre de 2012

Se acabó...



Tenía previsto colgar en el blog otra cosa, relativa a nuestras jornadas, pero hoy, a eso del mediodía, todo cambió dramáticamente, al menos para mí. Lo he perdido todo, mi lugar de trabajo, una empresa familar con más de tres generaciones a sus espaldas ha resultado devastada por las fuertes lluvias e inundaciones registradas en Lorca... esta ciudad maldita que no levanta cabeza. Después de superar sendos terremotos mortales y salir adelante con mucho esfuerzo y sacrificio, ésta es la puntilla para mí. Ya no puedo más, estoy agotado, frustrado, desesperanzado, rendido y acabado... no me quedan fuerzas para continuar, ni veo futuro. Estoy desolado y quiero compartirlo con vosotros, que os tengo como amigos, todos los lectores y aficionados que habéis seguido a nuestro lado todos estos años. Testigos sois de la ilusión y empeño que hemos puesto en sacrificar parte de nuestro tiempo, incluso familiar, para sacar adelante este sueño. Pero la vida, dramáticamente, nos pone en su sitio, de manera implacable y cruel.

Todo yace hecho añicos, anegado, destrozado. Nuestra fábrica, la de mis abuelos, que tanto nos costó echar hacia delante, trabajando horas y horas. La mala suerte, terrible, es doble para el caso, pues guardábamos en un almacen en la fábrica buena parte del stock de Tesoros. No nos queda nada, así que, con todo el dolor de mi corazón... deja hoy de funcionar para siempre. Con estos libros, minucias en un mar de desolación, se va una parte de mi vida, de mis ilusiones y anhelos. No puedo luchar contra tan poderosos enemigos y hoy, destruido, me rindo. Intentaré arreglar los compromisos contraidos, sobretodo con mi buen amigo Zonk. No tengo palabras.

Lucharé por recuperar mi sustento, mi trabajo y el de las familias que dependen de nosotros. No me queda otra. Ahora no sé si tendré tiempo para proseguir con todo lo demás. Lo veré según avance estos días que se adivinan amargos.











Mucho por hacer


Hace ya sus días mostrábamos sendos bocetos de encabezado para los capítulos de la caja verde, diseñados por Jorge Carrero. Pues bien, aquí tienen las versiones definitivas de dos de ellos. La clériga es sencillamente sensacional, con esa pose serena y confiada, rodeada de esqueletos. Me encantan los esqueletos, son mis bichos favoritos, recurrentes, clásicos e inolvidables. Si no usas esqueletos en tus aventuras, algo falta. Old school or bust!!!


De hecho, Jorge ya ha finalizado todos los encabezados y lo único que le resta para concluir su tarea es finiquitar la portada del libro interior, de la que también mostramos un boceto en su día, como recordarán. La portada debería estar lista en pocos días, y la mostraremos nada más la recibamos.

Más cosas que quiero comentar. Tenemos algúna nueva cosa en danza en la Marca, de la que todavía no puedo hablar pero que esperamos vaya a bien y se concrete en algo sólido en los próximos días. Adicionalmente, tras liberarme un poco del diseño de la caja verde pues ya anda casi terminada, he vuelto a revisar el texto final de La Cripta de Valaxis, del gran Víctor, para darle el empujón definitivo a este proyecto que tanta ilusión nos hace, pues atesora una gran calidad, con un aroma característico del más puro dungeon crawl. A la aventura le faltan unas pocas cosas, fundamentalmente incluir algunos elementos de la caja verde, es decir, de las reglas avanzadas. Al solaparse ambos proyectos en el tiempo, y habida cuenta de mi carga de trabajo, se ha retrasado un tanto. En fin, pido disculpas a Víctor por mis retrasos y ausencias. Lo importante es que está virtualmente acabada, a falta de la corrección de estilo, erratas y demás, y alcanza y supera nuestras expectativas. Víctor es un genio creando aventuras entretenidas y desafiantes.
Como dije en su día, la caja negra está ya finalizada, Cristóbal ha realizado un magnífico trabajo, y ahora sólo me queda revisarla en su integridad, cosa que me llevará mucho tiempo. También nos restan unas pocas sesiones para concluir el playtesting. Sibi me echará una mano para la corrección de estilo, más ducha en ello que un servidor. De hecho, ya lleva tiempo revisando el texto primigenio de Cristóbal. Yo aportaré la estructura final a nivel de coherencia de reglas, aplicación de lo aprendido durante el proceso de testeo y revisión adicional del escrito. En fin, mucho trabajo para un servidor, muchísimas cosas que revisar y vigilar, y más proyectos que se me acumulan en mi bandeja de entrada. Sirva todo ello al menos para mantenerme ocupado y activo y no sumirme en una de mis recurrentes depresiones.

Y otro día hablaré de la Chainmail Bikini Party de noviembre en Lorca, y de las Jornadas Roleras Bloqueras o Lorca Rol. Más trabajo...

27 de septiembre de 2012

Compras en las LES


Nunca me puedo resistir a comprar cosas cuando voy a unas jornadas, siempre con la sana intención de recordarlas por ello, entre otras cosas, claro está. De hecho, en cada artículo que adquiero en uno de estos eventos, anoto escrupulosamente dónde y cuándo compre cada cosa. Una especie de Ex Libris personal que me sirve para mantener sana la memoria y organizar mi cada vez más ingente colección, aunque, su tamaño ya es tal que amenaza con tomar conciencia de sí misma y atacarme un día de estos (sospecho que el gato de mi mujer, que siempre me mira con ojos aviesos, es un agente encubierto que ya trabaja a las ordenes de mis rebeldes libros de rol y los doscientos y pico muñecos a escala). Conspiran en la sombra, los oigo murmullar de madrugada. ¡Malditos!

En fin, como ven, se trata de la magnífica edición patria del conocido Twilight Struggle (Devir), el estupendo juego de tablero de La Guerra de los Mundos, de Ediciones Sombra -que reseñaré pronto- y un Companion Expansion que compré en el mercadillo solidario. Ah, y unos dados de Chessex, que ya saben que son mi debilidad. Ya no sé dónde guardar tanto dado. Tendré que volver a realizar una selección para la mítica bolsa de terciopelo azul Royal Salute. Ya lo dije el otro día: estoy rodeado de viejos recuerdos, tal como esta bolsa azul real, que mantengo a mi vera a pesar de estar ya algo maltrecha.



Pero no olviden que los más preciados recuerdos raramente son materiales, más bien al contrario, y los guardamos muy dentro de nosotros. Son el más valioso tesoro del hombre.

26 de septiembre de 2012

Un extraño para mí mismo


Hace apenas unos días pude leer una interesante entrada en el conocido blog de James que me dejó pensativo. No en balde, albergo parecidos sentimientos para con esta estación otoñal que acaba de comenzar.
Desde hace mucho, el otoño ha sido mi temporada preferida del año. Un tiempo que atesoro con cariño, preñado de recuerdos, con ese tinte melancólico, cual caminante en el páramo, rebosante de amargura, que preludia los fríos por venir como adagio invernal. Y no es más que nostalgia de tiempos que se esfumaron para no volver y de veranos risueños, ahítos de alegría, que venían a morir en la tristeza ventosa de septiembres crepusculares. Suena a tópico, y lo es en verdad, aunque tal vez las cosas más hermosas de la vida estén codificadas, efímeramente, en un recurrente cliché.

Si cabe, es la decadencia el elemento más poderoso presente en esta estación. La decadencia natural de árboles marchitos y  senderos malditos y hombres proscritos, que escapan a la noche abrazados por niebla que embosca como sudario de muerto.
Siempre sueño aquellos mundos que imagino, recogidos y abrazados por otoños misteriosos, como metáfora de ésa decadencia que mentaba, que permea campos y páramos tachonados de ruinas de otrora, de civilizaciones angostadas que murieron en el fragor de mil otoños malditos y mil guerras inconclusas. 

Entonces, miro a través de mi ventana abierta a la llanura infinita, para ver las quebradas azules al final de la hondonada, por encima de la muralla de Robleda. Ya grazna el cuervo negro sobre el árbol del ahorcado y enciende dentro de mí la llama veleidosa de lo que está por venir. Y sólo entonces apresto mi espada, pues hay algo oscuro por descubrir, sueño crepuscular de ruinas y mazmorras ocultas en el tiempo. Y la montaña oscurece, más allá de los campos sembrados, saturada de las sombras monstruosas de lo que camina dando tumbos en la oscuridad y gime en criptas olvidadas, arrastrándose hasta tí.

Bastó no mirar sus ojos, incapaz de sostener, para convertirme en proscrito que escapa al atardecer, en senderos malditos por entre árboles marchitos. Sin hacer ruido. Ninguna luz iluminó mi camino, ni nadie se cruzó conmigo. Y como un perro sin dueño pasee mi desvelo, por entre calles y callejuelas. De todas partes afluían recuerdos, de anhelo y aventura, desesperación y delirio. Me alcanzó la medianoche en el páramo, sobre la colina destelleaban las luces de la ciudad. 

Y al principio fue la luz. Más tarde dejamos la máscara que portamos y cubrimos los espejos de nuestra naturaleza y vanidad. Renunciamos a la felicidad, al desarrollo del alma, y adoptamos los rasgos de los seres anónimos. Lo sentíamos: debía ser así.Tenemos muchas cosas pasadas que expiar, y ahora el destino pone a nuestro alcance la penitencia. Lo admitimos como un místico acepta la mortificación. Bajo la máscara del intrépido borramos nuestra culpa, y para expiar nuestra vida de engaños, desafueros y fingimientos, nos consagramos a los dolores y los peligros.  

Nos convertimos en aventureros, los Aventureros Errantes de la Marca del Este.

Dedicado a la memoria de W. Peter Reese... y a un Mar incandescente.

Y ya si vuelven a leer el texto escuchando esta maravilla... ni les cuento. ¡De este material están hechas las verdaderas aventuras! 


25 de septiembre de 2012

El Nalfeshnee de Manzanedo


Antes de ayer les dijimos que les mostraríamos un nuevo demonio hoy, dibujado magistralmente por Manzanedo. Pues bien, aquí lo tienen, un nalfeshnee ni más ni menos. ¿Ha quedado bien? Sí, mejor que eso, ¡formidable!

24 de septiembre de 2012

Historia de una ida y de una vuelta




Me van a permitir que narre con algunas licencias y adornos mi experiencia en las LES 2012. Escuchen esta primera canción mientras leen esta pequeña historia mía.

Todo empezó con una canción, como toda buena historia que se precie: Thunderbird, de John Hiatt. No me pregunten el motivo, la razón por la cual esta canción estuvo rondándome la cabeza, día y noche, la semana antes de partir a las LES. Quizás, y solamente quizás, por ese tono melancólico, nostálgico, tan presente en la melodía, interpretada magistralmente por la voz quebrada de Hiatt. Algo así como añorar lo que nunca jamás existió (qué tonto, Pedro, que soberano tonto eres); y al tiempo, encajar la idea de un viaje cercano. Aparenta tontería, cosa sin seso o de poco fuste pensarán, pero un viaje, por pequeño que sea, de rutina o extraordinario, siempre mueve a emoción... pues no es viajar despegarte de tu mundo por un tiempo. Tan sencillo como eso, y tan necesario, empero, en esos atardeceres estivales que preludian la llegada de otoños ventosos y oscuros.

Y es curioso también a su modo, porque Thunderbird trata del cariño del propietario por su viejo cacharro clásico. Podría extrapolar esta relación a muchas cosas en mi vida, porque en ocasiones me da la sensación que todo lo que me rodea es un cacharro, una ruina: desde mis motos hasta el juego que creamos, tal cual reliquia rescatada, cacharro remozado... pero entrañable. La Marca es nostalgia.

Y la canción dando vueltas en mi cabeza, como una mala resaca de ginebra. Incluso llegué a compartir esta obsesión con una persona, a través de la Red. Ella no le dió importancia, presumo. Realmente no la tiene. Pero yo, ¿tendría que ir en moto o en coche? Los que me conocen saben que odio los coches, me supera conducir un enlatado, pero hay ocasiones en las que no queda más remedio.

Y Thunderbird sonando en mi cabeza, una y otra vez.

Considerando los antecedentes... una locura: tardé doce horas en cubrir el trayecto Lorca-Gandía este pasado agosto, con mi siempre fiel compañero de ruta y amigo del alma, tras mil y una peripecias y paradas técnicas y no tan técnicas diversas sobre las que es mejor no hablar. Pero sobre una moto, lo que importa es el camino, nunca el destino. La vida es una carretera que unas veces va y otras tantas vuelve, con bifurcaciones y encrucijadas entremedias, y tengan por seguro que las más importantes lecciones se aprenden en el trayecto, nunca al finalizarlo. En realidad, hay que disfrutar del viaje en sí, sin importar las consecuencias del mismo, incluyendo el destino, que en ocasiones es amargo o decepcionante. Don Williams lo explicaba mejor que yo, poeta él, pero no es otra cosa que vivir el momento.

Al final fuí en coche.

Marché pronto, eran algo menos de las cuatro de la mañana del sábado día 22 de septiembre. Llegué a mi hotel a eso de las 9:00, y al recinto donde se celebraban las LES poco después.
Allí estaban mis compañeros de Holocubierta, siempre activos y sonrientes. Tenía que dirigir mi partida a las 11:30. Escogí el viejo módulo B4 La Ciudad Perdida, el clásico de Moldvay, no sin antes tomar un bocado con Ismael, en un bar cercano. Al volver, tropezándonos cada poco con alguien conocido, me encontré rodeado de 5 bien dispuestos jugadores, atentos y receptivos, aunque tremendamente cautelosos. No me extraña, habida cuenta de esas malas lenguas viperinas que me tachan de Master sanguinario, ávido de sangre, insaciable e implacable. Quizás por aquel total party kill de las LES 2011... no sé. Estoy de broma... estoy de broma. Sea como fuere, lo pasé genial y creo que ellos también. Lástima que no estaba en mi mejor momento, tras el madrugón y el viaje posterior, amén de una infección estomacal reciente.

Tras la aventura, al filo de las dos, me encontré con mis buenos amigos Pablo y Ángela que, como saben, son creadores y responsables del Códex de la Marca. Junto a ellos, pudimos asistir a una improvisada presentación de una nueva herramienta virtual para la Marca que Fernando Oliva y Daniel Peiro están desarrollando. También estuvo allí Marta, pareja de Dani, que se hizo acompañar por su simpática mascota. Ni se imaginan. En fin, quedamos gratamente sorprendidos. Entretanto, la gente abarrotaba el lugar, las mesas de juego bullían de actividad, y no parábamos de saludar gente conocida. El ambiente era excepcional.

Poco después, Ángela, Pablo y yo marchamos a comer para discutir varias cosas relativas al Códex y a la aventura que ambos han escrito para la caja verde. Qué quieren que les digan, disfrutar de la compañía de esta entrañable pareja, a los que tengo como familia, es siempre un grato placer. Tanto que uno, en su alegría, se animó de más con las cervezas y los mojitos con funestas consecuencias. Recuerden mi reciente infección estomacal. Y saben una cosa, justo cuando salía por la puerta del recinto rumbo al restaurante, se me acercó presuroso un individuo que resultó ser Ignacio de Edge, con el que mantuve una agria disputa pública hará unas semanas. Tuvo un bonito gesto conmigo, que le honra como persona, y me hace ver lo tremendo de mi error, por lo que ahora, también públicamente, quiero pedirle perdón por mi actitud poco reflexiva y retractarme de mis duras palabras. Es de sabios rectificar, y me toca hacerlo. Gracias Ignacio, eres un buen tipo.

Seguimos. Tras una comida memorable, decidimos volver al recinto, aunque, un tanto alocadamente cogí el coche para acercanos a los tres. Mala decisión, habida cuenta del combustible que tenía ya en mis venas. No pasó nada y arribamos sanos y salvos de vuelta a la LES para seguir disfrutando del ambientazo. El lleno a la tarde sobrepasaba todas las expectativas: mesas y mesas de gente jugando a rol, mientras Alfredo en estado eufórico vociferaba: ¡no decían que el rol estaba muerto! Ah, me hicieron una entrevista en video. Gracias Kokuro, no lo merezco.

A eso de las seis y pico, decidí marcharme a la Japan Weekend y la Cificom, a ver qué tal. Poco dispuesto a pelearme con un mapa de Metro con los mojitos golpeando mis meninges, decidí coger un taxi. Poca cosa reseñable puedo añadir sobre estos dos eventos, salvo que se me vino a la cabeza aquella frase memorable de Paul Éluard, creo recordar, que decía aquello: hay otros mundos, pero están en éste. No saben cuánta razón tenía. Total, sólo me interesaba encontrarme con una persona conocida que allí me aguardaba (eso creo al menos, aunque no lo puedo asegurar), y puedo decir que fue lo mejor de todo, poder disfrutar de su compañia unos pocos minutos y fumar un par de cigarrillos, poco más. Haciendo honor a mi palabra, tardé nada en recoger velas, sin intención de importunar en demasía y mucho menos molestar.

Para retornar a las LES, ya de bajón, y algo malhumorado, decidí volver a coger un taxi. Y aquí que me ocurrió otra de esas cosas singulares. Topé con un taxista dicharachero y simpático, y casi inmediatamente entablamos una amistosa conversación sobre la vida, las mujeres y no sé qué más. Tan bien conectamos que, al llegar a Alcorcón, paramos en un bar y nos convidamos a un par de cervezas, conjurándonos por, ante todo, ser felices. Es verídico, aunque no se lo crean.

Poco después llegué al pabellón, la gente seguía incansable y allí donde miraba reconocía a algún compañero, ya todos buenos amigos. Aunque, ya avanzada la tarde, cerca del horario de cierre, acompañado por Carlos Plaza (autor de Shadow Hunters), que se hospedaba en mi mismo hotel, decidimos marchar a descansar, no sin antes parar a cenar... en el mismo sitio de los mojitos de la tarde. Y entre charla y charla, bebimos más mojitos (rojos ahora, con nombre extraño, pero cojonudos de sabor). Poco después no acostamos... que no juntos ;-)

Dormí placidamente. Ya no escuchaba en mi cabeza Thunderbird.

Y llegó el domingo. Volví al pabellón, con la idea de quedarme un rato más antes de salir pitando para Lorca. La mañana dominical la aproveché para hablar con todo quisque, comprar alguna cosilla y echar fotos al personal (todas las fotos que ven aquí son de primera hora del domingo, de ahí que no se vea tanta gente). No creo que sea necesario citar a todas las personas con las que he departido, porque para estas cosas se corre el riesgo de dejar fuera a alguien y no sería justo. Pero han sido muchas, y a cual mejor. Sí, soy un buenista convencido... ¡qué se le va a hacer!

Me quedo con un pequeño detalle. Justo antes de marchar, se me acercó un señor con su hijo pequeño de la mano. Su intención era saludarme y felicitarme por el trabajo realizado en la Marca. No recuerdo su nombre o nick, que Orcus me perdone por mi falta de seso, pero sus palabras me llegaron al alma, sobretodo al comentar que, tras años de no jugar a rol, la Marca le devolvió la ilusión, emoción que finalmente le llevó a retomar la afición. Ya sólo eso nos basta y colma.

Aquí les dejo algunas fotos. En ésta primera anda un servidor, a la izquierda, junto a un buen puñado de excelentes personas. Sabrán todos reconocerse, por aquello de no citar para no faltar. El resto muestra mesas de juego durante la mañana del domingo.









Y como empezamos esta narración algo estúpida con una canción, vamos a concluirla con otra. Y por qué razón esta canción en concreto. Pues... no lo sé diántre... bueno sí. Sea como fuere, esta vida no es más que un eterno regreso a casa, lo único que importa es lo que hagamos entremedias. 

Y aquí, aquí seguimos... como una roca en el océano. A veces sentimos que lo que hacemos es sólo una gota en el mar, pero si faltara, éste sería menos en su inmensidad. Quiero decir,  nuestro relato es sólo una minúscula experiencia que puede aparentar exagerada en sus términos, pero es nuestra y es lo que nos queda. Mejor dicho: es mía. Lo he pasado genial en este viaje. He aprendido cosas, conocido gente maravillosa y disfrutado como un crío.

También me gustaría aprovechar la ocasión para felicitar a la organización de las LES por el estupendo trato recibido (en especial a Dani/Plunder) y el trabajo realizado, que ha sido loable, efectivo y magnífico. No faltaremos otros años mientras nos queden fuerzas.

¡Nos vemos en Lorca!

23 de septiembre de 2012

¡Hezrou!



Hace unos días les mostrábamos un video donde pdíamos asistir de primera mano al proceso de creación de un demonio para nuestra caja verde, de la mano de Manzanedo. Pues bien, aquí tienen a la criatura de marras ya prácticamente acabada, el Hezrou. En fin, no tengo palabras... y mañana lunes les mostramos otro demonio de este genio de la ilustración.

21 de septiembre de 2012

Unearthed Arcana será reeditado


Wizards no deja de sorprender, echándolo todo cara a promocionar su próxima edición de D&D, con guiños al personal como la reedición de los clásicos tres libros básicos de la primera edición de AD&D. Pero no queda ahí la cosa, pues en su empeño de rescatar joyas del pasado, remozadas sólo en apariencia, ahora sorpresivamente anuncian que reeditarán el magnífico tomo también aparecido para la primera edición de AD&D Unearthed Arcana, todo un clásico escrito por el mismo Gary Gygax.

En fin, la verdad es que no dejan de sorprender estos movimientos del gigante americano, que se suman a la reciente reedición de los básicos de la 3.5 edición del juego, que acaban de llegar a las tiendas. Además anuncia que reeditarán el Spell Compendium de tercera edición. Sea como fuere, nos alegramos enormemente de que material tan bueno como el Unearthed vuelva a ver la luz, porque es todo un clásico muy recordado, rebosante de buenas ideas, opciones y complementos para el juego original. Empero, hay algunos aficionados que no lo tienen en gran estima. Aunque lo firma en portada Gygax, no todo el contenido se le puede atribuir, ni mucho menos. Esto hay que tenerlo en cuenta.

Según he podido leer, el libro estará disponible este próximo mes de febrero. Eso sí, espero que no le cambien la portada.

Más y más bichos...

Me van a perdonar, pero no puedo evitar reproducir en nuestro blog los diseños sensacionales para diferentes bichos que aparecerán en nuestra próxima caja verde de la mano del genial Víctor Guerra. Pueden ver más dibujos en su blog. La verdad es que el trabajo realizado por Víctor es soberbio, y no deja de sorprendernos con cada nueva ilustración.

Aquí tienen, en orden descendente, el hombre cangrejo, el hombre escorpión, un gorila y un sahuagin:






20 de septiembre de 2012

Descenso en la oscuridad


Ya queda poco para concluir todo el proceso de creación de la caja verde y mandarla a imprenta. Durante las últimas semanas hemos recibido muchas ilustraciones, sensacionales la mayoría de las mismas. Destacan las de encabezado de los capitulos, por su especial diseño, de la mano de Jorge Carrero. Aquí tienen una de ellas, sensacional, donde podemos ver al típico grupo de aventureros descendiendo en la oscuridad rumbo a lo desconocido, mientras una bestia horrible se agita en primer plano. 
Cada una de estas ilustraciones de capítulo, como podrán imaginar, guarda relación con el tema tratado en el susodicho. Ya iremos mostrando más de ellas próximamente, pues ya inmersos en la recta final de esta caja, nos resta darle un empujoncito de cara a su presentación oficial.

19 de septiembre de 2012

Una de nuestras sesiones estivales


Se me olvidaron estas fotos en la cámara, y no quería dejar la oportunidad de mostrar una de nuestras típicas sesiones veraniegas, de este pasado agosto. Normalmente celebramos las mismas en mi casa de la playa, desde hace mucho tiempo. En este mismo jardín, hace muchos años, grabamos las primeras sesiones en cinta... ésas que hemos ido publicado a modo de podcast hasta hace poco (cosa que retomaremos pronto). Quiero decir con ello, que este jardín a la orilla del mar es muy especial para nosotros, y particularmente para mí, porque me trae muy gratos recuerdos de mi infancia... tiempos felices, dorados veranos de nuestra juventud.



Ah, esta fue una de esas sesiones/reuniones donde se trató el tema de la celebración de las jornadas. Ya hablaremos de eso en otro momento, próximo ya.


17 de septiembre de 2012

Orcus, Señor de los No Muertos

Bueno, aquí lo tienen, el archiconocido Orcus, una de las criaturas más recurrentes y mentadas dentro del universo de juego en el que enmarcamos Aventuras en la Marca del Este.

Es evidente la mano maestra de Manzanedo. Lo cierto es que, una vez que hubo que designar al artista adecuado para ilustrar los demonios del bestiario de la caja verde, incluyendo a Orcus, estuvo muy claro quién sería el elegido. Además, queríamos darle plena libertad para que retratara a esta criatura a su aire, dándole un aspecto un tanto diferente a lo que se ha venido destilado en los últimos años. En nuestro mundo de juego, Orcus es el más poderoso de los demonios, junto a Demogorgón, una criatura siniestra, terrible e implacable que ni siquiera Penumbra puede domeñar. Por ello, era preciso que su ilustración mostrara esto con fuerza y crudeza... que diera auténtico miedo y mostrara a las claras el siniestro poder que posee este señor demonio del Inframundo. Creemos que Manzanedo lo ha conseguido, con creces. El resultado salta a la vista.

Nótese el cetro-espada con la calavera flotante. Maravilloso.

Por cierto, el bueno de Antonio nos ha pasado un formidable e interesantísimo video donde muestra su método para componer sus ilustraciones, dibujando otra de las criaturas demoníacas que se incluirán en nuestra caja verde, creo que el Hezrou. No se lo pierdan porque es una pasada.


16 de septiembre de 2012

Un premio...

Hace unos días ya lo adelantábamos en las redes sociales, pues es nuestra intención crear un pequeño galardón que se entregue con una periodicidad todavía por determinar y que premiará la mejor iniciativa rolera que se considere. 

Pensarán todos ustedes y con razón, cuáles serán los criterios para determinar tanto la iniciativa como las virtudes que supuestamente deben adornarla cara a recibir este galardón. Bien, de una parte aclarar que podrá optar a este premio, caso de que finalmente el proyecto prospere, cualquier iniciaitiva particular o empresarial que se produzca en el ámbito de nuestra afición, tal como: edición de libros, juegos, comercios, plataformas virtuales, herramientas virtuales, jornadas de rol, páginas, blogs, foros, ilustradores, autores, editores, fabricantes de miniaturas o escenografía, etcétera.
De otra parte, este galardón, cuyo nombre está aún por determinar de entre varias opciones que barajamos, será decidido exclusivamente por los integrantes de la Asociación Cultural Aventureros Errantes de la Marca del Este, constituida con arreglo a la ley en la ciudad de Lorca y de ámbito regional y nacional. Opcionalmente, esta asociación podrá nombrar consultores y consejeros que ayuden en la tarea, si bien la decisión final recaerá exclusivamente en los miembros en activo de la asociación.

El premio constará de un trofeo y mención especial. El trofeo será entregado en la ciudad de Lorca en fecha fijada con anterioridad, con una periodicidad por determinar. En principio no está prevista una dotación económica, pero estamos estudiando posibilidades.

En este momento, andamos diseñando el trofeo propiamente dicho, y barajando diversas opciones para su nombre. Como he dicho ya, esto es sólo un proyecto y falta por ver si finalmente llega a buen puerto. Iremos informando de ello según pasen los días.

15 de septiembre de 2012

The Lost City


The Lost City B4 de Tom Moldvay pasa por ser mi aventura favorita de todos los tiempos. Gracias a los dioses fue de las pocas traducidas al español para la edición de Dungeons & Dragons patria realizada por Dalmau en los ochenta, con el título de La Ciudad Perdida. Todos los que la hayan jugado recordarán la famosa escena del principio de la aventura, cuando los aventureros llegan a la pirámide enterrada (bueno, entonces ni siquiera saben que se trata de una pirámide oculta) y descubre la entrada a la misma y las tres esculturas misteriosas que coronan la construcción. En fin, tenía claro que quería representar esta escena e incluirla en la caja verde, así que le dije al bueno de Jorge Carrero que se pusiera a ello... y aquí tienen el resultado.

Volvemos a nuestros inicios, a una de las mejores aventuras de todos los tiempos, y este es nuestro pequeño tributo a la misma. Ah, no se lo pierdan porque habrá muchos más guiños a la historia de este juego en muchas ilustraciones que se incluirán en la misma y que aún no hemos mostrado.

¡Qué maravilla!, ¡qué tiempos aquellos!

14 de septiembre de 2012

El plano de los Planos


Ya lo mostramos el otro día en las redes sociales, y hoy lo acercamos hasta el blog de la Marca. Aquí tienen el mapa de los Planos para la caja verde. Hay que hacerle algunos cambios (cambiar lo de viento y roca por aire y tierra), pero prácticamente está finiquitado. Huelga decir, pues queda evidenciado en el mapa con un solo vistazo, que hemos simplificado el asunto planario bastante, acudiendo a una estructura clásica muy reconocible. Tenemos dos planos transitivos, el astral y onírico. También los cuatro planos elementales de toda la vida. Luego dos planos divinos, benéfico y malévolo, es decir, plano celestial y el Inframundo. Cómo no, disponemos del plano material primario (Valion y Vermigor) y los astros y cosmos que orbitan, la luna de Aneirin, el sol de Valion y, en un órbita más amplia, Silas.

¿Qué les parece?

13 de septiembre de 2012

La mesa de juego

En muchos juegos de rol y suplementos, especialmente en su introducción o anexos especialmente dedicados a las ayudas, consejos y demás para dirigir campañas y aventuras, es recurrente la imagen de los jugadores en torno a una mesa de juego. He visto esto que digo en muchos libros, y siempre me han llamado la atención estos dibujos. Además, sirve también para ilustrar este momento tan importante de manera llana y simple, pues como hemos dicho en otras ocasiones, a la postre se trata de jugar y jugar, reunirse en una mesa y disfrutar unas horas con los amigos. Por ello, nosotros también queríamos nuestra ilustración para la caja verde, un dibujo que mostrara al típico grupo de jugadores reunidos en la mesa dispuestos a iniciar la sesión de juego. Por supuesto, nuestros roleros representados tendría que jugar a Aventuras en la Marca del Este. Y bueno, aquí tienen el estupendo dibujo que ha realizado Jorge Carrero para el caso, y que sera integrado en la caja verde. Espero que les guste tanto como a nosotros.

12 de septiembre de 2012

Nueva sesión de juego


La semana pasada se me olvidó poner las fotos de nuestra sesión semanal, siguiendo con el playtesting de la caja negra. Ya llevamos 3/4 partes de la misma jugada, y han muerto 15 personajes, el que menos dos veces. Lógicamente, esta alta mortandad se atenuará tras el playtesting, pues para éso sirve precisamente, entre otras cosas. De todos modos, es una campaña a la vieja usanza: muchas trampas letales, acertijos, bichos por doquier, dungeons enormes y laberínticos y demás. No falta de nada, tiene todos los ingredientes de una buena campaña épica, oscura, peligrosa y misteriosa. En fin, que nos encanta, como no podría ser de otro modo.


Ya hemos vuelto a nuestro cubículo habitual, todos instalados de nuevo en Lorca tras el paréntesis veraniego.


La sesión marchó bien, sin sobresaltos reseñables ni más muertes. Eso sí, hubo una buena trifulca entre dos aventureros del grupo que se dirimió a base de bolas de fuego, una costumbre muy asentada entre los Aventureros Errantes de la Marca del Este desde hace lustros. La aguas luego volvieron a su cauce, como siempre, y no fue a más el tema. En fin, cosas de tener a un powergamer en el grupo, siempre ansioso de poder y riquezas.

Dados, patatas fritas y agua bien fresquita, una combinación que siempre funciona.

Nuestro DM Cristóbal, se muestra meláncolico y abatido, pues no ha sido capaz de matar a nadie durante la sesión. ¿Qué horribles planes urdirán para la próxima partida?



Manolo Powergamer Zurano y Frankie discuten acaloradamente durante uno de esos tensos momentos en los que el equilibrio de poder se tambalea en el seno del grupo.


11 de septiembre de 2012

Cliché


Una de las cosas que más me gustan del Dungeon Crawl Classics RPG es la forma como capta algunos de los clichés más recurrentes y divertidos de los juegos de rol, en ocasiones de manera cruda y directa, con un toque de humor muy necesario, humor que ya estaba presente en las primeras ediciones del juego en el que los chicos de Goodman Games se han inspirado, que no es otro que Dungeons & Dragons.  Con el paso del tiempo, ese original toque humorístico se diluyó en el juego original, lamentablemente. Podríamos decir que el mismo es parte importante de lo que nosotros tenemos como old school, pero claro, es nuestra particular visión.
Bien, Dungeon Crawl Classics RPG rescata algo de ese ambiente, bastante podríamos añadir, amén de reproducir algunos clichés del juego muy recurrentes. Este es el caso de la escena arriba representada, que retrata con crudeza como un grupo de aventureros han apresado a un orco tras el combate y se proponen interrogarlo para obtener información sobre el dungeon en el que se encuentran. Si atendemos las caras de los aventureros, sus gestos hoscos y violentos, tenemos dudas sobre quién es el malo aquí. Pero no se lleven a engaño, pues sin ir más lejos, nosotros como grupo de juego, nos vemos reflejados en esta escena, porque hemos hecho lo mismo docenas de veces, torturando si es preciso a nuestros prisioneros para obtener la preciada información que buscamos. Es sencillamente genial.

Ah, abajo tienen un ejemplo palmario del toque humorístico que destila todo el libro, aprovechando otro cliché muy de género, presente en el juego también de manera reconocible.


10 de septiembre de 2012

Un castillo en las montañas


Otro nuevo lunes y otro pequeño avance de lo que será nuestra caja verde. Hoy les mostramos una ilustración de Breo que insertaremos en la caja. Salta a la vista la calidad y el carácter evocador de este dibujo. En fin, hoy poco más tenemos que añadir. La caja verde está terminada y comenzará pronto la maquetación y corrección final.

Muy pronto, si todo va bien, daremos información referente a nuestras frustradas jornadas. Todos estos días, hemos estado debatiendo mucho en el seno de la Marca, y estamos cerca de llegar a tomar una decisión definitiva al respecto. Puedo adelantarles que, con casi toda probabilidad, retomaremos el asunto. Eso sí, habrá algunos cambios. Pero bueno, informaremos sucintamente al respecto a no mucho tardar.

Por cierto, al fin nos hemos decidido por el logo ganador de nuestro pequeño concurso. Aquí lo tienen, obra de Manu Sáez:


Por cierto, ya puestos, le encargaremos a Manu el cartel oficial de las jornadas, de hecho ya lo hemos formalizado, y tiene una idea bastante clara de lo que queremos que aparezca en el mismo.