7 de febrero de 2013

Malevolent and Benign


Malevolent and Benign es un bestiario especialmente diseñado para retro clones de la primera edición de AD&D, o para jugar directamente con la misma, vaya. En España, como saben, tenemos un retro muy interesante, que emula AD&D, Trasgos y Mazmorras, de Trasgotauro, que pueden descargar gratis en su página web. Este bestiario, un tanto sui géneris, les servirá a las mil maravillas con el mismo, incluso con la Marca, pues es fácilmente adaptable.

Digo que es sui géneris porque este bestiario es una recopilación un tanto bizarra de monstruos aparecidos al calor del movimiento OSR, y por tanto encontramos bichos en él creados por aficionados y algunas conversiones de criaturas clásicas. Lo cierto es que ya resulta muy complicado ser original a la hora de crear buenas criaturas, y este libro es vivo ejemplo de lo que decimos, porque la mayoría de los bichos aquí presentes o son muy extraños o extrañanamente familiares, valga la redundancia... aunque, evidentemente, es una apreciación muy personal. Poco más hay que decir, porque los bestiarios son sencillos en su pretexto y razón y pueden sólo variar en la presentación, a lo sumo, que no es el caso, como verán.

En fin, arriba tienen la portada y aquí abajo la contraportada de este libro editado en rústica que cuenta con 128 páginas, en blanco y negro. El libro ha sido publicado por Expeditious Retreat Press. Habrá unos 150 bichos recogidos en este manual.

Si me permiten el apunte,  lo mejor del libro es la portada de Mullen, una auténtica maravilla. Creo que compré este libro por su portada, porque todavía no he usado ningún monstruo aquí presente...


Abrimos el libro, como ven, presentación convencional... de toda la vida de Dios. Ah, muchos de los monstruos no tienen ilustración. Una pena, porque algunos son tan bizarros que hubiera molado verlos dibujados.


Hay un pastiche de ilustraciones en el libro bastante considerable, porque algunas son escenas o no tienen mucho que ver con la criatura, e incluso grabados libres de royalties. Bueno, esto no me supone mayor problema en un libro de este tipo, old school, económico y tal. Pero la mayoría de las ilustraciones cumplen razonablemente su función.



Hay una cosa que está bien, y es que en la entrada de muchas criaturas se ofrece una pequeña historia del bicho, sobre sus orígenes y otros apuntes interesantes... algunos no tienen desperdicio.


Hay muertos vivientes, cómo no, incluso bichos de inspiración egipcia, como el Heliokarabosi, que lanza rayos solares, un escarabajo con bastante mala sombra. Porque no me acordé, sino los adapto y meto en Saqueadores de Tumbas, así habría al menos aprovechado algo. De todos modos, aún estoy a tiempo...



Esto es una especie de desuellamentes sin serlo. Conversión vamos, con algunos cambios interesantes. Se llama Pallemon. Mola.


Grabados de época  metidos con calzador... pero bueno, tampoco me quejo, es una práctica muy habitual en libros dentro del OSR, sin ir más lejos Dark Dungeons, que es una maravilla, solo emplea grabados, y no podría ser de otro modo, siendo un trabajo que se ofrece bajo licencia abierta y gratis total.





Al final hay una recopilación de los monstruos agrupados por niveles, cosa que está muy bien y se agradece.


En fin, si lo descubren por ahí a buen precio, de segunda mano o tal, quizás les resulte útil o curioso como poco. Aunque si disponen ya de otros buenos bestiarios, no se molesten con este, no merecerá la pena. Gasten su dinero en buenas aventuras mejor, que Expeditious tiene muy buenas en su catálogo, y ahora además las ofrecen recopiladas en Lulu.

1 comentario:

  1. Me da cierta pereza comprarme bestiarios de D&D o cualquiera de sus clones porque siento justamente lo que tú comentas, es decir, que muchas criaturas son versiones levemente modificadas de monstruos clásicos o, si no lo son, resultan tremendamente raros.

    Hace algún tiempo me compré el bestiario del AD&D 2ª edición y lo cierto es que está muy bien surtido, y sumándole todos los bichos que hay en la Marca entre las tres cajas, yo creo que tengo monstruos para rato.

    ResponderEliminar