1 de febrero de 2013

She


Imaginen un par de tipos, exploradores británicos prototípicos, que se embarcan en un fantástico viaje a través del África negra ignota, y ahí que van y se topan con una civilización olvidada, una ciudad perdida en los anales de la historia, Kuma, donde gobierna una reina inmortal de inigualable belleza cuyo nombre es... simplemente Ella, aquella que debe ser obedecida (en realidad se llama Ayesha). Y hétenos aquí que la tal Ella se prenda de uno de los integrantes de la expedición británica, el jovenzuelo epicúreo, rubio y atlético, cómo no, porque Ella le cree la reencarnación de su amado desaparecidos hace... ni se sabe, un tal Kalikrates. Imaginen un ritual secreto para conseguir la inmortalidad, un sumo sacerdote fanático (siempre hay algún fanático por ahí), Balali,  interpretado por Christopher Lee, que no le va a la zaga al Cushing, que hace papelón interpretando al explorador ya talludito y sabio. Y sigan imaginando, a todo esto, y entre el lío por el ritual este de inmortalidad que se empeña Ayesha para el jovenzuelo apuesto -y que Bilali quiere para sí-, que una tribu esclavizada por Ayesha... She!!!, aquella que debe ser obedecida, se harta de la movida y se levanta en armas. Y le añadimos al cocktail un inconfundible toque egipcio, con los guiones sencillotes pero imaginativos de la Hammer, su atrezzo kitsch y de base, y como inspiración, la novela de Haggard. ¿Qué resulta del pastiche? Pues una maravilla, sí... y además, es cojonuda para adaptar a Saquedores de Tumbas. Nos encantan los pastiches, son... tan políticamente incorrectos.

Aquí tenemos a toda la peña frente a She!!! El tal Bilali maloso, el jovenzuelo casquivano forcejeando en plan macho y el sabio y ponderado explorador.


Pero lo mejor es que Ursula Andress hace de Ayesha... y ¡¡¡vaya mujer!!! Aunque no les digo cómo queda al final de la peli para que no se disgusten.


Y es que estos de la Hammer sí sabían lo que tiene que tener una buena peli entretenida, ¡vaya que sí!



Ya no se hacen películas así, para nuestra desgracia. Ahora todo es violencia y casquería (y no es que me disguste o lo censure, sólo que ya me aburre), no hay buenas pelis entretenidas, de aventuras, desenfadadas y contenidas (una horita y cuarto, a lo sumo 1 hora y media, por favor, no más, ¿es tan complicado?). La cosa pasa por meter en vena no menos de dos horas y media bien salpicaditas de sangre, mala leche, violencia, palabrotas molonas e ingeniosos chascarrillos y tal. Nos hemos anestesiado ante esta crudeza ramplona, aunque nos supere el hartazgo. Pero luego, y aquí lo más gracioso, si la peña ve una teta a destiempo empieza la caza de brujas de inmediato. Todo esto gracias a lo dictadura de lo políticamente correcto, que está creando pagafantas como si se tratase de la cadena de montaje de Henry Ford: ¡en serie! Cada día somos más, y más tontos. Pues nada, será cosa de perdurar y hacer lo que nos gusta, ver lo que nos gusta y decir lo que nos gusta. Ah, ya saben: habrá siempre alguien empeñado en decirles y decirnos cómo hacer las cosas. Pues como para hacerles caso. El diablo los lleve.


12 comentarios:

  1. Pues a mí las dos primeras películas de La Momia y la primera de Piratas del Mar Caribe me parecen dos perfectos ejemplos de cine de aventuras sin tanta mala leche y con sus dosis calculadas de humor, acción y romance. Aunque la que me tiene enganchado y nunca me canso de ver es La Isla de las Cabezas Cortadas. ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La segunda película de La Momia a mí me pareció totalmente una partida de rol filmada.

      Eliminar
    2. "El Hombre que pudo reinar", eso si es una campaña de "Kingmaker", ;)

      Eliminar
  2. Artículo genial, me han entrado muchas ganas de verla!

    En España se la conoce con el título de "She, la Diosa de Fuego", por si alguno la quiere buscar por ahí... ;)

    ResponderEliminar
  3. Coincido con todo, menos con la durecion de las peliculas. Tiene que haber de todo, pero a mi no me disgusta que la pelicula tenga mas de dos horas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso me refería, a lo peor no me he explicado bien, quiero decir: prefiero películas contenidas, de 1 hora y media como mucho.

      Eliminar
  4. El cine de acción acabó comiéndose (o al menos amputando un par de miembros) al cine de aventuras. Una lástima, pero bueno, queda el consuelo de que las modas vienen y van.

    ResponderEliminar
  5. Como siempre una entrada muy interesante, para ampliarla y hacerla aún más interesante os dejo los siguientes enlaces:

    Entrada en Wikipedia del autor de la novela en la que se basa la película:
    http://es.wikipedia.org/wiki/H._Rider_Haggard

    El texto (en inglés) de la novela original, tanto en Wikisource como en Project Gutenberg:
    http://en.wikisource.org/wiki/She
    http://www.gutenberg.org/files/3155/3155-h/3155-h.htm

    La ficha de la película en IMDb:
    http://www.imdb.com/title/tt0059710/?ref_=fn_tt_tt_1

    ResponderEliminar
  6. No comparto la opinión. Creo que cada generación tiene sus películas y sus géneros, porque son los que marcaron su infancia y adolescencia. Lo que a mí me pueda gustar no tiene por qué coincidir con lo vuestro, y viceversa. No es ni bueno ni malo, sólo es diferente, y aunque no niego que existan aspectos criticables dentro de cada película, ninguna está a salvo.

    Respecto a Saqueadores de Tumbas, algunas dudas:

    1) ¿Qué época sugerís exactamente? Habláis en momentos distintos en el libro del Imperio Nuevo (a partir de la página 21) y el Imperio Medio (primeras páginas). Creo que es un despiste por el hecho de haber escrito quizás esa parte en dos momentos distintos, aunque por el nombre del faraón y el desplazamiento de la capital creo que es el Medio. ¿Cuál es?

    2) Para explicar las clases a mis jugadores he pensado en compararlos con las clases de D&D. ¿Podéis darme unas sugerencias para las que me faltan? Esto es lo que he pensado:
    -Esclavo = ¿?
    -Escriba = ¿?
    -Sacerdote = Mago/Clerigo.
    -Soldado = Guerrero.
    -Saqueador = Ladrón.

    3) Respecto a la magia: ¿cuáles son las dificultades para lanzar hechizos? ¿cómo habéis solucionado el que un Sacerdote de nivel 1 no puede técnicamente conjurar porque no tiene experiencia para gastar (he pensado en que gaste 1PV extra hasta que obtenga experiencia)?

    4) ¿Cómo de mortal ha sido la aventura en vuestro testeo? Es que me parece bastante agresiva para personajes de nivel 1. No sé si crear una tumba lineal algo más corta para ir acostumbrando a los jugadores.

    Siento si son muchas preguntas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus comentarios Marina.

      En lo que toca a Saqueadores, vamos con las preguntas:

      1) En realidad ambos períodos, aunque quizás, como apuntas, no lo hayamos expresado bien. Quiero decir, el Imperio Medio y Imperio Nuevo son los dos períodos que consideramos más interesantes para emplazar aventuras.

      2) Uhmn, complicado, no sabría decirte porque las clases -las dos concretas que planteas- no tienen un referente claro en D&D. Un esclavo sería algo así como un guerrero pícaro, y el escriba como un sabio clérigo... no sé.

      3) Es un recurso muy inteligente el tuyo, y perfectamente factible. No sé bien a qué te refieres con la dificultad, no lo hemos planteado como tal, a efectos de no complicar el juego.

      4) En el testeo hubo de todo, la verdad, lo jugamos varias veces, y siempre con saqueadores muertos. Quisimos reflejar la dificultad expresa de enfrentarse con "realismo" a elementos sobrenaturales en un entorno histórico. La vida de un saqueador de tumbas profesional es corta y agitada, por decirlo de algún modo, aunque siempre podéis rebajar la dificultad a vuestro gusto. Tan sencillo como disponer de los puntos de vida de las criaturas a voluntad, de ahí, como dijimos, que no se reflejara un nivel de vida determinado para cada una de ellas en el bestiario. Si te parece harto complicado, rebaja la vida de los bichos en el hipogeo de Jerijertes.

      Eliminar