25 de marzo de 2013

Caja Negra - Sobre la Dificultad


Uno de los aspectos que más pie dio al debate durante la etapa del playtesting de la caja negra, fue si la campaña resultaba demasiado letal para los jugadores. No en vano, el balance final después de más de un año de juego fue de veintidós personajes muertos (logro que quedó fielmente reflejado en nuestra querida Tabla de Morituris), y a otros tantos a los que se les conmutó la pena por resurrecciones de última hora, viajes extraplanarios o reinterpretaciones de las reglas. Y todo ello –doy fe–, sin jugar todo el potencial de los monstruos y enemigos.

No voy a negar que siento especial predilección por las campañas letales; por aquellos encuentros que hacen sudar a los jugadores. Después de todo, nadie dijo que la vida de aventurero fuera sencilla. Es más, es así como debe ser, pues de lo contrario sus azarosas vidas se convertirían en paseos por el bosque y sus hazañas tendrían poco de épicas. Un héroe que se jacte de serlo, debe haber demostrado valor durante sus aventuras.

En cualquier caso, como el autor no es más que una pieza del engranaje de un producto de estas características y su punto de vista no es más que uno entre tantos otros, durante las pruebas de juego se fueron valorando los encuentros en función de su dificultad, y aquellos que resultaban especialmente letales se les restaba cierto potencial mortífero para equilibrar los desafíos. Y creedme, un reguero de cadáveres son mudos testigos de este proceso de selección natural, a los cuales los jugadores especialmente apegados a sus personajes deberían estar agradecidos, pues no en vano sus épicas muertes fueron el toque de atención sobre la peligrosidad de ciertos encuentros.

Mención aparte resulta la precipitación o la imprudencia de los aventureros durante la campaña, lo cual se castigó irremisiblemente con el desastre. Hay que aclarar que muchas de estas muertes fueron producto de la imprudencia o el exceso de confianza de los jugadores. De esos encuentros poco se ha modificado, y han quedado tal cual fueron diseñados en espera de nuevas e irreflexivas víctimas.

Y luego están las trampas. El Narrador las encontrará de todo tipo (clásicas, mecánicas, de acertijos, mágicas…), y sus resultandos siempre serán imprevisibles. Pueden acabar en nada si se resuelven de manera correcta, o causar desastres que afecten al grupo entero (una vez nos pasó). Pero bueno, hay que colocarlas, porque una campaña sin trampas es como una fiesta sin dulces: no es lo mismo.

En definitiva se ha intentado en lo máximo posible respetar tanto a los amantes de los encuentros letales (básicamente el Narrador), sin obviar a los jugadores que prefieren ver a sus personajes desarrollarse durante la partida. El éxito depende, como casi siempre, de la prudencia, y un poco de buena fortuna.

En fin, la vida del aventurero es dura.

6 comentarios:

  1. Por lo menos sus muertes (las de los PJ) no fueron en vano...

    ResponderEliminar
  2. Comparto la predilección por las campañas mortíferas. :D

    ¡¡Ahora hay más ganas de dirigirla!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuenta con mi ábaco.... Y con mis dados...

      Un must have!!! En toda regla.
      Espero que al final cuaje la idea de los dos (o tres) volúmenes para facilitar el uso.

      Eliminar
  3. Le comenté a Steinkel en su día, y te lo comento ahora a ti, que tal vez fuese buena idea hacer algo similar a lo que hacían los de Goodman: incluir un apartado al principio del libro comentando cómo adaptar la dificultad de la partida. Aunque como bien indicas, la actitud de los jugadores hace muuucho, y el hecho de que se pueda resucitar es bastante ventajoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y/O avisdando al DJ,que puede ser novato, de la peligrosidad de algunos encuentros, me refiero a concretamente ciertos encuentros, no una cosa general, para que no le pille de sorpresa y lo modifique si lo cree conveniente. Pero seguramente eso ya lo hayais tenido en cuenta.

      Eliminar
    2. Mira que las demás cajas me han gustado...pero es que la negra tiene toda la pinta de que va a ser increible :D

      Eliminar