7 de mayo de 2013

Historia de la Marca, II

Seguimos con nuestra historia, pequeña intrahistoria más bien...

Rememoraba yo aquel primer verano de juegos de rol, gracias a mi cargamento de material en inglés, importado de la verde Irlanda.
Bueno, como todo lo que vale la pena, las plácidas jornadas estivales llegan a su fin, y uno debe volver al colegio. Como dije, una vez acabado mi periplo extranjero, regresé al internado en Madrid. 
Allí estuve todo el bachillerato, incluyendo COU. Se aprovechaba los fines de semana para salir por Madrid, y poder comprar material, entre otros muchos divertimentos propios de la época, como hincharnos a leche de pantera en el Chapandaz, en la zona de los bajos de Argüelles y Moncloa, que era el territorio de caza de los alumnos internos del SEK El Castillo por aquellos años de juventud.
Recuerdo una tiendecita al lado de los famosos bajos llamada Naipe, que fue de los primeros comercios en Madrid, hasta donde yo sé, que tenían catálogo de juegos de rol, aunque ciertamente reducido. Allí precisamente compré la caja de Dalmau y los pocos módulos que se editaron en castellano y que todos ustedes conocen. Tristemente, en los avatares de mis años mozos de internado, extravié mi caja de Dalmau, no así los módulos, que aún conservo. 


Recuerdo jugar mucho en aquellos años, incluso formamos un grupo de juego para los recreos en donde, fíjense ustedes, se apuntaron hasta algunos profesores, interesados por el tema. Tanto es así, que se amplió nuestro repertorio de juegos, y pude adquirir RuneQuest en inglés, Twilight 2000 y el Marvel Super Heroes de TSR, el basic set y el advanced. Jugamos a todos ellos, especialmente a Twilight 2000 y su aventura mítica, The Black Madonna (la mayoría de este material lo compré en Arte 9 de la calle Cruz, que no sé si hoy seguirá allí). Aunque nuestro juego de cabecera era, ayer tal como hoy, D&D. Y es curioso, porque a pesar de que ya durante principios de los 90 se comenzaba a ver cosas de MERP y Rolemaster, jamás me interesaron.



Entonces, yo alternaba mi grupo de juego en el internado con mi grupo de amigos de toda la vida, en Lorca. Al regresar a casa por vacaciones, siempre teníamos tiempo para echar un rato jugando al rol. Me gustaría apuntar que, tanto en Madrid como en Lorca, nuestra prioridad no era, ni mucho menos, jugar a rol, sino más bien salir de juerga por ahí, beber cerveza jugando al duro y ligar con las gachís. Un día típico nuestro en Lorca sería echar un rato por la tarde después de comer jugando y al anochecer irnos de marcha por ahí, y muchas veces pasábamos directamente de jugar y nos liábamos ya de buena tarde en las recreativas y las tabernas de la zona. En verdad, nunca hemos entrado en el arquetipo de friki, y realmente no nos gusta esta etiqueta, pues nunca pensamos que jugar a rol fuera algo extraño que nos convirtiera en seres especiales, más bien lo teníamos como un divertido pasatiempo y poco más. Nos gustaba jugar al fútbol, los ciclomotores trucados y las zagalas guapas.

Los 90 fueron años gloriosos de juego y fiesta, y darán para alguna entrada más en esta pequeña serie de posts nostálgicos.

14 comentarios:

  1. Que yo sepa, el Arte 9 de la calle Cruz sigue allí, aunque es cierto que hace un par de años que no voy por esa tienda, y hace poco descubrí que habían cerrado Excalibur (por Diego de León), cosa que me apenó porque me gustaba mucho. Siempre es una pena cuando cierra una tienda friki (aunque no te guste la palabra ;)).

    Yo, a pesar de aceptar el término "friki" como una especie de reivindicación, también he salido con mis amigos de juerga, he ido de acampada y he ligado lo que he podido. Considero que la afición por los juegos de rol es algo complementario al resto de cosas de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo recuerdo Carlos, de aquellos tiempos, ir mucho a Elektra, esta Arte 9 de Cruz y más tarde Generación X de Galileo, que es donde conseguí reunir, cambiando con la gente que se juntaba en aquel local, mis dos colecciones completas de Spellfire en español, entre otras cosas que ya comentaré en otras entradas en esta línea.

      Eliminar
    2. Durante muchos, muchos años, Generación X de Galileo fue mi tienda preferida, más que nada porque traían libros de importación, y terminé comprando allí mis primeros libros en inglés (cosas de RuneQuest, ¿que inesperado, verdad?). Ahora me gusta más el Generación X de Puebla por lo mismo, porque me traen rol de aquí, pero también libritos de importación (Ars Magica, GURPS, y cosillas así).

      Eliminar
  2. Me gusta que digáis una y otra vez aquello de que el rol es una actividad más, que ni vuestra vida gira en torno a ello ni se os lee en la frente que lo jugáis de vez en cuando.

    Nunca me ha gustado el uso "pesado" de la etiqueta de "friki". Y admito que, aunque en un primer momento si fue porque sentía que me atacaban, he pasado a huir de él por el mero hecho de que siento que me "saca" del término "persona"...

    De verdad que no entiendo esa manía de la gente para etiquetar a los demás... Pero todavía entiendo menos esa necesidad de otras personas para "autoetiquetarse" a si mismos, no sé si pretendiendo sentirse más especiales o tratando de apartar al "indigno" de la práctica de su amada e idolatrada afición...

    Venga ya, señores... Que hablamos de un juego... Y como en todos los juegos, lo importante es normalizarlo, extenderlo... Y jugarlo!!

    Lo dicho, muy de acuerdo con vosotros :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en realidad comprendo el uso que gente como Carlos hace del término, y hasta cierto punto lo comparto, porque a su modo es sano y libre de complejos. No así otras formas y maneras, que aunque las respeto como el que más, no terminan de convencerme. Ni qué decir de aquellos que la usan con evidente sesgo despectivo... pero bueno. Me refiero a no pocos que se arrogan tal condición como si por ello aparecieran más inteligentes, estudiados o magníficos, no sé si se me entiende lo que quiero decir. Pero bueno, por encima de todo mi respeto a todo el mundo, por supuesto, y que digan y procedan como les venga en gana, faltaría más.

      Eliminar
    2. Sí, sí, si te he entendido perfectamente xD

      Hablo como dices del concepto despectivo y "excluyente". Yo soy friki, lo voy a seguir siendo, y estaría encantado de que mis hijos lo sean y compartan mis gustos... Pero no me gusta que haya personas capaces de utilizar esto para decidir quien puede o no puede jugar o compartir aficiones, desde ese trono de gurú que tu dices, o por el contrario, que lo usen para "encajonarte" en algo malo...

      Nunca se me olvidará aquella vez que, tomando algo por ahí, una chica me dijo "pero tu no eres friki, ni hablas ni vistes como suelen hacerlo ellos"... Y con la boca abierta me quedé XD XD

      Y a eso me refiero... Creo que al significado "malo" han cooperado tanto los frikis como los no frikis...

      Pero bueno, pobre de aquél incapaz de aficionarse a algo xD

      Eliminar
    3. A mí siempre me ha parecido que el friki es el que tiene una pasión desmedida por su afición. De forma peyorativa (el término viene de "monstruo", por lo que originalmente era peyorativo) lo entiendo como es demasiado pasional para con su afición.

      La vida nos ha demostrado a todos que los frikis lo pueden ser de todo, del rol sin duda, pero también del fútbol, de los toros y hasta de los programas del corazón.

      Eliminar
    4. Totalmente de acuerdo :)

      Eliminar
  3. Bueno el término friki se ha generalizado, te gusta el anime eres un friki, te gusta los comics eres un friki, coleccionas figuras eres un friki, juegas a rol eres un friki, digamos que se ha convertido en un término de una afición que no es mayoritaria. Tampoco hay que darles tantas vueltas, siempre digo que es como el heavy metal, de un día para otro salen 20 distinciones diferentes, power, death, black, speed... es la manía que tiene la gente por etiquetar y diferenciar todo.

    ResponderEliminar
  4. El "etiquetado" es necesario y beneficioso. Nos ayuda a clasificar y comprender nuestro entorno, si no seríamos incapaces de ponerle nombre a nada para poder entender nos. El problema surge cuando pretendemos que esa clasificación no tiene matices o no pueda cambiar. O asociamos etiquetas independientes. Es entonces cuando surgen los prejuicios.
    Simplemente hay que ser conscientes de cómo usamos esas etiquetas y de con qué intención las usan los demás.

    ResponderEliminar
  5. De todas formas, yo creo que el arquetipo de "friki" que comentas en tu entrada es menos habitual de lo que se quiere pensar. Yo también compaginé mi afición rolera, con salir por ahí, ligotear y hacer todo tipo de cosas. Y como yo, creo que muchos roleros que conozco hicieron (y hacen) lo mismo.

    ResponderEliminar
  6. Vaya, cuentas la historia de tus años mozos y parece que cuentas la mía, particularmente el último párrafo.

    La verdad es que yo pasaba mis veranos de juventud jugando al fútbol, llendo a la playa, estando con los colegas, etc... y si, también echaba partidas de algo que se llama rol... lo cierto es que esta última afición nunca me hizo sentir diferente, ni extraño (ninguna de las otras aficiones logró ese efecto, por si os lo preguntabais).

    A mi tampoco me gusta demasiado la palabra "friki", la que considero un insulto (al menos si la usas contra mi persona). Aunque por supuesto también respeto a mis amigos que se consideran a si mismos "frikis". Lo que ya no me gusta tanto es que alguien trate de incluirme a mi o a cualquier otro en su etiquetado. Esto no es algo que suela ocurrir (o por lo menos no a mi), pero la posibilidad está ahí. Pero es que yo ni soy "friki", ni lo he sido nunca, ni lo parezco, ni lo he parecido jamás. Y la primera vez que jugué al rol no me transformé de repente en otro tipo de "criatura" (un "friki"), ni empecé a ligar menos, ni engordé, ni me salieron granos de repente o empecé a necesitar gafas. Por supuesto hablo de mi experiencia, tal vez otros hayan tenido otra.

    A mi es que esto del termino "friki", tanto en el modo despectivo, como en el de querer incluir a otro dentro de un grupo o tribu urbana me parece una soberana tontería sin ningún tipo de base.

    Menos mal que la RAE ya ha definido el termino "friki", para que ya todo el mundo pueda saber si lo es o no lo es ;)


    Un respetuoso y afectuoso saludo a todos (especialmente a los que se autoconsideran "frikis"),

    Viajero.


    PD: Se me olvidaba: también jugaba al parchís de vez en cuando, espero que esto no me convierta en "parchiki" xDDDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  7. Yo pienso que el significado ha cambiado. Antes era un tio raro, pero raro de verdad, de los que los ves y te cambias de acera. Hoy se ha descafeinado tanto, que cualquiera puede ser un friki.

    Porque si alguien me llama friki a mi, por tener muchos comics, o jugar al rol, para mi es tan friki o mas, esa muchacha que tiene 100 pares de zapatos, o 20 bolsos... y cuando te dicen "te habras gastado mucho dinero en esta tonteria" yo le contesto que cuando quiera sumamos sus zapatos y sus bolsos y los comparamos con mis 30 años de coleccionar comics XD.

    Para muchos friki es el que hace algo diferente, pero es que para muuuchos es el que hace diferente a lo que EL considera "normal" o "habitual"... Consideran fiki saberse los nombres de los personajes principales de Star Wars, pero ven lo mas normal del mundo saberse la alineacion desde hace muchos años de todos os equipos de la liga de futbol española y de muchos extranjeros... en fin...

    Para no enrollarme, la palabra friki ya no es lo que era, de hecho no creo que ahora mismo haya una definicion para friki que utilice la mayoria, asi que y como con tantas cosas, ncluidos insultos que no tienen otro significado, que friki ofenda o no , para mi no depende de que te digan friki, si no de quien te lo diga y del contexto.


    ResponderEliminar
  8. Muy buena esta serie de entradas sobre la historia de la marca. Me siento muy reflejado en estos posts. A nosotros también nos influenció el mundo anglosajón de varias maneras. Aún me acuerdo cuando volví de EEUU con el PHB debajo del brazo, menuda ilusión.

    Respecto a lo del frikismo, nosotros eramos un grupo de amigos bastante grande con lo cual había para todos los gustos. A grandes rasgos estaban los que salían de fiesta y los que jugaban a rol. Lo gracioso es que el grupo más numeroso era el de los que hacíamos las dos cosas.

    ResponderEliminar