24 de junio de 2013

Caja Negra (Making Of) – 5. Edición

Llega un punto en el que tenemos que desprendernos de nuestro trabajo para depositarlo en unas manos extrañas. Por supuesto, como buenas madres cluecas que somos en el fondo, enseguida desconfiaremos (¿estará bien? ¿qué le harán?...), pero no nos queda otra que dejar volar libre a nuestra criatura para entrar en la siguiente y última fase de la creación del juego: la edición.

En este punto nuestro trabajo ya no nos pertenece; ahora pertenece a la editorial, que se hará cargo de darle la forma definitiva a esa ingente cantidad de información que le pasaremos y que, por supuesto, no hay manera de por dónde cogerla. Recordemos que donde nosotros vemos un mundo milimétricamente formado, el editor seguramente se encontrará con una pila de folios sin estructura y varias páginas con indicaciones dispersas sobre dónde colocar ciertas ilustraciones, cómo rellenar las tablas, bocetos sobre los mapas… en fin, un maremágnum que pide a gritos orden y concierto.

El primer paso que dará la editorial será pasarle el texto a un corrector de estilo para un pulido final. En este caso, como ya hemos comentado alguna vez, la editorial cuenta con los servicios de Jose Joaquín Rodríguez, que nos lleva aguantando desde nuestros inicios. No incidiré mucho más en este tema, ya que lo tratamos en profundidad en la entrada dedicada a las correcciones.

Una vez que J.J. se recupera de la conmoción irreversible que le provoca corregir nuestro trabajo, le pasa el texto a la editorial, la cual se pone de inmediato manos a la obra y le encarga el texto definitivo al maquetador para que conjugue como buenamente pueda texto e ilustraciones. A todo esto, cuando llegamos a esta parte, el tiempo de salida suele ya estar muy justo y sobre el sufrido maquetador recae la responsabilidad de tenerlo a tiempo para una fecha determinada, normalmente un plazo muy corto. No me equivoco si afirmo que es uno de los que más presión recibe.

Una vez maquetado el texto, la editorial nos hace llegar una prueba de imprenta, es decir, nos remite el documento tal y como quedará impreso para una última revisión antes de entrar en la sala de máquinas. Tal vez esta sea la parte más crítica, ya que una vez dado el visto bueno no hay vuelta atrás. Hay que reconocer que a esas alturas, uno ya está saturado de leer, releer, modificar, corregir… así que aquí es donde más errores se cometen siempre (tablas que se olvidan, ilustraciones que no se corresponden con la página, errores tipográficos…). En fin, el trabajo ya está tan interiorizado, que detalles de ese tipo pasan por alto muchas veces.

Tras el visto bueno, la maqueta pasa finalmente a la imprenta y después a los canales habituales de distribución. En realidad, todo este proceso lo podría explicar mejor alguien que trabaja desde dentro del mundo editorial, que son quienes realmente conocen los entresijos de este proceso que a mí, personalmente, se me antoja complejo, excesivamente burocratizado (ISBN, registro de propiedad, biblioteca nacional…) y mecánico. Supongo que por eso es importante contar con el respaldo de una editorial, que se encarga de este proceso metódico y conocen como nadie los embrollos legales.

Aunque parezca mentira, a pesar de la aparente dificultad que supone el proceso de creación de un juego como la Marca del Este, os puedo asegurar que los resultados finales compensan con creces todo el tiempo que se invierte en su creación. Ya saben que nuestra labor es básicamente desinteresada, aunque cuando alguien nos dice: “bien hecho”, nos consideramos suficientemente retribuidos. 

6 comentarios:

  1. De nuevo es muy interesante esta serie de artículos. Y muy interesante la figura del corrector de estilo.

    Al hacer mis pinitos en esto de la escritura la correctora de estilo es mi mujer, lo haría yo también si no fuera porque es necesario otro punto de vista.

    Un saludo y gracias por compartir vuestras experiencias.

    ResponderEliminar
  2. Sobre que fechas saldrá publicada la caja negra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Finales de año, diciembre probablemente

      Eliminar
  3. "Esa ingente cantidad de información que le pasaremos y que, por supuesto, no hay manera de por dónde cogerla".

    Anda que me dáis unas esperanzas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Presiento otro verano a la sombra ;)

      Eliminar