25 de julio de 2013

La fresca brisa nocturna de verano


Bueno, en unos días, por fin podremos tomarnos unos días de descanso, en plena canícula veraniega. Aunque, con todo, seguiremos desarrollando Walküre y ultimando la caja negra en agosto.

Mirando atrás, los meses han pasado con una rapidez que se me antoja furiosa, y pronto hará un año que se produjo la tan lamentada inundación que tantos cambios y líos supuso para la Marca del Este. Desde entonces, no hemos hecho otra cosa que trabajar, no ya en nuestras ocupaciones y oficios cotidianos, que a la postre son los que nos permiten vivir, sino también en nuestros juegos, convirtiéndose en auténtica vía de escape, de evasión. Tanto la Marca como Walküre, o lo que quiera que venga después, suponen un entretenimiento para nosotros, como una especie de añadido a la mesa de juego, a nuestra mesa de juego, que con mayor o menor regularidad se mantiene como contrafuerte de la actividad. 

Creo que en el momento que dejemos de divertirnos, dejaremos todo lo demás.

En fin, no nos podemos quejar, pues hemos conseguido sobrellevar aquella desgracia y seguir adelante, supongo que como miles de personas más, muchísimas de las cuales de seguro han visto sus vidas expuestas a dificultades harto más terribles. Prefiero decirlo ahora, porque cuando haga un año exactamente no me molestaré en recordar y tampoco dejaré constancia en el blog. Es mejor ver todas las cosas buenas que ocurren cerca de nosotros, que os suceden a vosotros, a cualquier otra persona, da igual. Es mejor ser optimista y ver el lado positivo, la botella medio llena.

Sí, es un discurso políticamente correcto y buenista y tal, lo sé... Es que nosotros somos así, y no podemos hacer por remediarlo, es más, no debemos hacer por remediarlo, ya que entonces no seríamos nosotros. Porque creo que en el momento que dejemos de divertirnos, dejaremos todo lo demás. Y huelga decir que estar enfadado con alguien o algo es todo menos divertido.

Ah, este verano, hasta finales de agosto, me resultará más complicado mantener el ritmo habitual de publicaciones en el blog. Espero sean indulgentes, pues nos hemos propuesto aprovechar nuestras vacaciones para dejar terminado Walküre antes de otoño, aunque no sé si podremos conseguirlo.

Y por ahora, creo que es todo lo que quería comentarles. Sean buenos, pasen unas felices vacaciones con sus familias y amigos.

Nos vemos aquí. Un abrazo.

4 comentarios:

  1. Me parece una actitud muy sana el intentar tomarse las cosas bien, no obsesionarse con las cosas malas e intentar disfrutar de las cosas buenas que nos rodean. De lo contrario, uno acaba amargado por todo.

    ResponderEliminar
  2. No soy de comentar posts, pero me alegra saber la evolución que este evento ha tenido en el transcurso de los meses, desde la clara decepción a la forma que está, de manera intrínseca en cada ser humano, de pararse, avanzar y ver el siguiente reto. Acción que me alegra saber, de sus nuevos proyectos y emprendimientos. Ya pasó la imagen de los manuales flotando sobre el agua y la cadena de mensajes dándoles el apoyo y cariño incondicional de muchos (y me incluyo en esto).
    Soy boliviano y vivir lejos trae las desventajas de la adquisición de algún material que por sus tierras se está produciendo, con suerte debemos pagar el doble por cada material, pero eso no deja de ser un obstáculo para por lo menos seguirlos mediante su blog, que se ha hecho una rutina frecuente de leer en que van los muchachos de La Marca y ahora encontrar este post con el optimismo de siempre y las noticias de la nueva creación ansiada por algunos, esos que añoramos las memorias que se van generando alrededor de una mesa, hojas de papel y dados poliédricos y que no son más que el pretexto semanal, quincenal o mensual de reunirse con viejos y nuevos amigos y explorar nuevos lugares en mundos anidados en la imaginación grupal de todos los que participan de la partida, pero también de todos aquellos que podemos auto nombrarnos roleros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por estas palabras, gracias de verdad.

      Eliminar