30 de diciembre de 2013

Talismanes y alfajores


Estos días de asueto navideño, aprovechamos para jugar con los zagales a Talismán, que nos encanta. Ellos no se enteran mucho, pero con su madre y un servidor, hacemos de implicarlos, y les encanta tirar dados y mover las minis de los personajes por el tablero. No hay mejor juego que este, dada su sencillez y vistosidad, para mantener a la zagalería entretenida, y ya de paso, matar estas tardes invernales de forma divertida, entre mantecados y alfajores, suegras y cuñadas.


Metimos la expansión de The Dungeon, aunque apenas la usamos. Es una lástima que Devir no publicara más expansiones para el juego.


Y no entiendo la razón, porque este juego es todo un clásico con muchos seguidores.


Los componentes son de primera.


 Los tableros son una pasada, da gusto verlos.


En fin, siempre viene bien echar un rato al Talismán, ¿verdad?


3 comentarios:

  1. Un juego super entretenido el Talisman, para llenar una tarde entera a la antigua. Esa expansión pinta muy guapa, el juego base se hace un pelín sosete a la larga.

    ResponderEliminar
  2. Nosotros anoche jugamos en casa al Relic (el Talisman del 40.000 que acaba de sacar Edge), que a falta de pan buenas son tortas...

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo el juego, pero la verdad no termino de cogerle el gusto y eso que solo hemos jugado dos veces... igual es que hay algo que no hacemos bien porque si no, no entiendo cómo podemos habernos cansado desde la primera partida xD

    ResponderEliminar