19 de enero de 2014

Unboxing de Relic

La verdad sea dicha, es que un servidor es un irredento fan del juego de tablero clásico Talismán. Sí, ya sé que es un juego sencillo, con mucho azar y poca chicha estratégica, al que no pocos denominan el juego de la oca fantástica. Pero bueno, nos gusta en la Marca por su sencillez, carácter clásico y facilidad. Talismán es un juego simple y entretenido, para llenar esas horas de asueto entre campaña y campaña de rol.
Dicho esto, cuando me enteré de que salía Relic, y que se basaba en el mundo de Warhammer 40.000 empleando el conocido sistema de Talismán, no dudé un momento en adquirirlo en cuanto me fue posible. Me encanta el Talismán de toda la vida y me chifla el universo de Warhammer 40.000, así que no me podía equivocar. Y de hecho, estoy muy contento con la adquisición, aunque tengo un par de pegas menores de las que hablaremos más adelante.

Bien, como saben, Relic ha sido editado en los USA por Fantasy Flight Games y en España por Edge, la editora de juegos de tablero y rol sevillana. El juego viene en una caja cuadrada, bien confeccionada, con una magnífica ilustración y cuidado diseño.

Vamos a ver la caja, primero la portada y la contraportada de la misma.



Abrimos la caja para ver qué contiene.


Primero de todo, descubrimos las reglas de juego, presentes en un sencillo libreto a todo color. Viene bien mascado, aunque como veterano jugador de Talismán, todo ya me suena bastante, resulta familiar, aunque hay muchos elementos novedosos añadidos en las reglas.


Retiramos el tablero, perfectamente protegido en una funda de plástico, para ver el resto de componentes.


Y desplegamos el tablero, que luce fantástico.


Aquí viene una de las primeras pegas, y es que a todo lo largo del tablero vemos la línea de doblado que se nota demasiado. Creo que podría haberse doblado el tablero de otro modo para mitigar este efecto. Es la primera vez que abro el mismo y pareciera que ya lo hubiera hecho tropecientas veces. No sé, desluce un poco el mismo, que es fantástico, no obstante.

Aquí tienen esto en detalle, aunque la foto no le hace justicia, y al natural, esta falla destaca aún más.


La línea de corte atraviesa todo el tablero, longitudinalmente, afeando el conjunto.


Bueno, vamos con las planchas de contadores, nada reseñable aquí. Hay tres planchas destroquelables.


A ver, más detalles de las ilustraciones del tablero.



Encontramos también dos paquetes con las cartas típicas, ya saben: de equipo, aventura, con las criaturas y eventos, etc.



Y también los tarjetones de personaje, un buen montón de ellos.


Los contadores, sí, en Relic hay unos cartoncitos en los que ajustamos las fichas negras que ven en la foto, como una rueda giratoria, nos permiten llevar el control de la vida y todo lo demás. No he tenido tiempo de montar uno, pero se hacen una idea.


Y las fichas... bueno, los bustos de los personajes. Tengo otra pega con esto. Estos bustos se suponen encajan en las peanas de colores que pueden ver en la foto de arriba, y digo se supone porque no encajan bien, ni mucho menos, y hay que forzar ambos elementos para que encajen correctamente... y ni aún así. No sé si les pasará también a ustedes.


Vemos de cerca algunos de los bustos. La verdad es que son una maravilla, ahítos de detalles.



Con el tema del doblado del mapa y la marca que deja, he revisado mis mapas de Talismán y he descubierto que, siendo del mismo tamaño y calidad, se doblan de manera diversa, de forma que la línea de doblado no queda por toda la mitad del tablero, sino por un lateral, y además se nota mucho menos. Quiero decir, que podrían haber resuelto el doblado del mapa de forma que esta arruga que malogra el color de fondo se mitigara de alguna forma, porque, como digo, desluce el conjunto del tablero, que es soberbio.

Les dejo dos fotos de mi tablero de Talismán, que sí que hemos abierto y cerrado ya docenas de veces, y se nota la linea de corte mucho menos, y además queda en un lateral y no recorre todo el mapa.



En fin, a pesar de estas dos pegas que le veo, y a falta de jugar algunas partidas más de las que hemos podido organizar desde las vacaciones de Pascua, Relic es un juegazo, sin duda, bien ejecutado, con modificaciones y añadidos al sistema básico de Talismán que agradarán a los incondicionales del juego. Eso sí, si odias Talismán... no compres Relic.

7 comentarios:

  1. Para solucionar el problema de los bustos prueba a meterlos unos minutos en agua caliente para "ablandarlos" y acto seguido colocarlos en una peana hasta que se enfrien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos. Sí, en eso estaba pensando. De hecho, ya hice algo parecido para arreglar las peanas torcidas de las minis de Descent.

      Eliminar
  2. Gracias por la reseña.

    Sin ser un gran fan de Talisman, estos dias hemos jugado unas cuantas partidas y esta entretenido, asi que, gustandome W40k mucho, este juego tiene posibilidades de terminar en mi estanteria.

    ResponderEliminar
  3. Es muy chulo, a primera vista si que tiene esa sensación a lo Talismán. Si puedes cuando lo pruebes estaría bien una breve comparativa entre el viejo Talismán y Relic :)

    ResponderEliminar
  4. Esta reseña me viene perfecta, que ando con dudas de comprarlo y ahora ha ganado posibilidades. Hay otra cosa por la que no termino de decidirme y es que es de 2 a 4 jugadores, y en casa solemos juntarnos de 6 a 8.

    ResponderEliminar
  5. La primera expansión creo que permite partidas a más jugadores Víctor :)

    ResponderEliminar