27 de septiembre de 2014

Bimbo

A principios de verano, me llegó la noticia de la salida de un nuevo juego de rol publicado por la editora francesa Sans Detour, famosa por sus magníficas ediciones de La Llamada de Cthulhu, entre otras cosas. Se trata de Bimbo, un juego muy curioso pero que no es lo que aparenta. Si les soy sincero, me llamó la atención porque pensaba que se trataba de un reglamento que trataba de emular el género grindhouse, ya saben, esas películas de serie B de género exploitation, en todas sus variantes. Debo admitir que soy un fan inveterado de este estilo cutre cinematográfico, que ha dado, con todo, algunas joyas que hoy pertenecen a la cultura popular. Sí, es evidente que se trata de un estilo, un género con una miríada de variantes, muchas de las cuales son canallas y desvergonzadas, cuando no sexistas en extremo, ya que es un género o tipo de película que se estilaba allá por los 60, 70 y 80, años durante los que vivió su época de máximo "esplendor" para poco a poco apagarse. Pues bien, yo pensaba que este juego abordaba dicho género, pero el juego no hace tal cosa, aunque está relacionado. En realidad Bimbo nos permite recrear el proceso de creación de estas películas, con unas mecánicas muy curiosas (hasta donde he podido averiguar, dado que mi francés no es muy católico).  Los jugadores de Bimbo encarnan a las actrices de la película, tratando de acaparar todo el protagonismo, o el director, que lucha por rodar la película en las mejores condiciones posibles e imponer su guión a los productores. Lo que pretende el juego en realidad es zambullir a los jugadores en la atmósfera que rodea el proceso de creación de una película de acción y su filmación, y trasladar dicho proceso a la mesa de juego. Al final, si jugamos tal cual se nos presenta en el juego, conseguiremos crear una historia entre todos, la película que tratamos de rodar.  

El sistema de juego se divide en dos partes bien diferenciadas : una la emplearemos para gestionar las interacciones de los personajes del mundo del cine (director, productor, etcétera), otorgando a los jugadores, en la mayoría de los casos, la elección entre el éxito o fracaso de una acción. Y la segunda parte nos pondrá en al piel de los actores y actrices permitiéndonos influir toda la historia, desafiando a director y productores, u a otros jugadores encarnando actores o actrices. 
En fin, más o menos de esto va el juego. Pero como les he comentado, tampoco me estoy enterando de mucho, por el idioma.

Vamos a ver el juego en fotos:

Como pueden ver, Bimbo viene presentado en una caja, bastante resistente, por cierto.


Vista lateral de la caja.


Vista trasera de la misma.


Abrimos la misma para ver el interior.


Lo primero que encontramos es una hoja de personaje y un poster.



También hay tres libretos, dos mazos de cartas, y tres dados.


Aquí tienen los dados en detalle.



Y los tres libretos. El primero de ellos está dedicado a los actores, el segundo a directores y productores y el tercero a los guiones que deberemos jugar, es decir: las películas de ejemplo que deberemos conseguir rodar.




Vemos el primer libro en detalle.





El interior es en blanco y negro, con la mayoría de las ilustraciones en blanco y negro, siluetas vamos.






Hay algunas ilustraciones a color.





El segundo libreto, el de los directores.






Una guía de los diferentes planos que podemos ejecutar.







Y el tercer libreto, el de los guiones, las películas sugeridas.






Aquí les dejo las dos barajas, importantes durante el juego. Con las motivaciones y diferentes planos que podemos realizar.





En fin, un juego curioso cuando menos. Pero que tengo que probar, y a ver cuándo puedo hacerlo. A ver si alguien se anima a aprender a jugar correctamente y me organiza una sesión de rodaje.

1 comentario:

  1. Bueno, no se me ocurre manera mejor de mejorar mi francés... :) Estupenda reseña como siempre, gracias!

    ResponderEliminar