4 de octubre de 2015

Regreso a Howards End



De vez en cuando es aconsejable mirar atrás, para así revisar de nuevo lo pasado. La distancia y el tiempo, así como la experiencia, forjan el carácter por un lado, y del otro nos permiten ver cosas antes poco apreciadas, en el curso de nuestra revisita. Y es lo que nos viene pasando con la cuarta edición de nuestro querido Dungeons & Dragons, malhadada para muchos. Al pasar del tiempo, nuestra crítica inicial se ha atemperado y hemos sabido ver los muchos alicientes y virtudes que escondía esta iteración del primer y más importante juego de rol. Tal es así, que hemos regresado a sus aventuras, pues son muchas de ellas soberbias, con una presentación excepcional, bien cuidadas y con un puñado de posibilidades. Nosotros adquirimos todas las publicadas en español entonces, y algunas de las más notorias en inglés, como Seekers of the Ashen Crown y Prince of Undead. Por cierto, la primera de ellas se localizaba en Eberron, un escenario de campaña por lo visto desaparecido y con visos de estar muerto... Y aunque no era enteramente de nuestro gusto, es una pena que se deje abandonado de esta manera. Y bien podía decirse de otros muchos escenarios de campaña, que merecerían ser rescatados, como Birthright o Greyhawk, incluso Ravenloft y Dark Sun. En fin, volviendo al tema que nos ocupa realmente en esta entrada dominical, nos gustaría hacernos con más aventuras de cuarta y buscamos especialmente estos títulos:


  • The Slaying Stone
  • Revenge of the Giants
  • Assault on Nightwyrm Fortress
  • Demon Queen's Enclave
  • King of Trollhaunt Warrens
  • Kingdom of Ghouls
  • Death's Reach
  • Dead in the Eye
  • Histaven
  • Halls of Undermountain
  • Orcs of Stonefang Pass


Así que si alguien de ustedes tiene alguno o varios de estos módulos en buen estado y quiere deshacerse de ellos por un precio justo, pueden ponerse en contacto con nosotros en lamarcadeleste@gmail.com





Y sí, cada vez nos gusta más cuarta edición, aunque creemos que la quinta es la mejor versión hasta ahora producida. Lo cortés no quita lo valiente, empero.

6 comentarios:

  1. Te puedo confirmar que en Sevilla llevamos mucho tiempo (desde Junio de 2013) jugando el "Halls of Undermountain" de 4ª y... a pesar de ser 4ª hay que reconocer que está bastante bien. En manos de un máster con tablas e inventiva dispuesto a introducir pequeños cambios puede ser gloria bendita, y adaptada a otros sistemas como Advanced o D&D 5ª ya ni te cuento. Recomendable al 97%

    ResponderEliminar
  2. Os falta una de las mejores aventuras de 4ª para mi gusto, no sé si porque ya la tenéis o porque no os interesa que es Madness at Gardmore Abbey. Conseguible todavía por Amazon, por ejemplo. Y hay otras pequeñas joyitas escondidas en las temporadas de D&D Encounters, como Halaster Lost Aprentice o Neverwinter's Crown. Por cierto, yo soy el master de 4ª de Sevilla del que habla Tadevs... ;)

    ResponderEliminar
  3. ¿Y para cuándo una reseña desde vuestro punto de vista sobre la quinta edición?
    ¿Qué es lo que la hace tan buena? ¿Es superior a la 3.0? Mejor o igual que AD&D? ¿Qué toma de cada edición? Seguro que desde vuestra particular visión de jugador "oldgamer" nos podéis dar más información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la tenemos pendiente. En el momento que tenga algo de tiempo, nos pondremos con ella.

      Eliminar
  4. Madness at Gardmore Abbey y Gloomwrouth son dos productos geniales de 4a edicion y un buen ejemplode su potencial como edición. (También una de las razones para despreciar la obsolescencia programada de las HASBRO/WotC)

    Ahora que la critica de 4a se ha atemperado ¿ha cambiado la opinion de 13th Age? hace poco sacaron un aventura (mas bien una campaña) "Eyes of the Stone Thief" que esta genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el tiempo permite ver las cosas con perspectiva y madurar las opiniones. Algo que nos ha ocurrido con cuarta edición, según hemos podido revisar más y más material. Cosa que no hemos hecho con 13th Age, debo admitir. Lo hemos dejado arrumbado y apenas hemos seguido la evolución de la línea. Fallo nuestro, porque de seguro que tendrá muchas cosas buenas. Veremos si más adelante podemos volver sobre nuestros pasos y hacerle justicia.

      Eliminar