11 de abril de 2016

The Dracula Dossier

Debo confesar que hacía mucho tiempo que un libro, que un suplemento para un juego de rol, hablando en propiedad, me causaba tan buena impresión. En realidad, me ha sorprendido y maravillado a la par. Y según  he podido profundizar en su lectura, mi opinión al respecto no ha hecho más que refrendar esa primera impresión.

Pero, ¿qué diántre es The Dracula Dossier? Bueno, en primer lugar se trata de una campaña para Night's Black Agents, un juego creado por Kenneth Hite, que emplea el popular sistema Gumshoe, y en el que formaremos parte de una agencia secreta de espionaje dedicada a combatir a los vampiros y sus siniestras maquinaciones y conspiraciones. Y aquí es donde entra The Dracula Dossier, pues qué otro vampiro más emblemático, mítico, que el propio conde Drácula. Vale, llegados a este punto, imaginen que en la Inglaterra victoriana a alguien se le ocurriera que sería excelente poder contar con una criatura de tal poder al servicio de su majestad. Y ahí que mandan a algunos de sus agentes, a un remoto castillo de Transilvania, para intentar persuadir al mismísimo conde que su mejor opción está del lado del Imperio Británico. Imaginen que el intento sale rana, y que para evitar peligrosas filtraciones de información, el informe de toda la operación toma forma de novela, el celebérrimo libro del señor Stoker que todos conocemos. Ésto vendría a ser el Dossier de Drácula, bueno, en realidad se trataría de la novela anotada, con los apuntes y notas de cada uno de los agentes que en diferentes épocas han tratado de combatir a Drácula y sus secuaces, desde la época victoriana, pasando por la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría y hasta la actualidad. Bien, una vez que recibimos el libro anotado, comienza la partida, esta campaña alucinante, pues la novela anotada, imprescindible para jugar The Dracula Dossier, contiene todas las pistas, que los jugadores podrán elegir para investigar, conduciéndoles a diferentes escenarios, situaciones y encuentros con docenas y docenas de personajes. Todo aparece bien descrito en el libro del director de juego, que tratamos aquí: los personajes relevantes que han tenido que ver en este asunto, desde finales del siglo XIX hasta la actualidad; las diferentes organizaciones, facciones y grupos implicados, en mayor o menor medida, en la trama; las muy diversas localizaciones, algunas contando con mapas en detalle; equipo y armas; y mucha información accesoria, conformado un mosaico espectacular, escrito de manera magistral, consiguiendo envolver al lector en una atmósfera absorbente y opresiva. No en balde, estamos hablando de un grueso volumen de 368 páginas, rebosando información. Tal es la cantidad que puede resultar abrumadora, y quizás sea aquí donde radique el principal problema de esta campaña. Quiero decir, es enciclopédica, densa y compleja. Un director de juego ya no sólo debería leerla en su integridad, sino hacerlo de manera atenta, anotando todas las posibilidades, y cruzando las mismas con las pistas presentes en la novela anotada. Las posibilidades y caminos que pueden seleccionar los personajes jugadores son, sencillamente, inabarcables, de ahí que esta campaña precise de un director de juego verdaderamente dedicado. Es una tarea poco menos que homérica. 

Pero bueno, vamos a ver en detalle los elementos que componen esta obra maestra. En primer lugar, la novela anotada, piedra angular y elemento casi imprescindible (porque en el libro del director nos ofrecen algunas opciones para evitarlo, algo que desaconsejo encarecidamente).




Aquí pueden ver algunas de las miles de anotaciones, pistas en realidad, que podemos encontrar repartidas por todo el libro. La novela, aparte de estas anotaciones, es tal cual la recordamos.




Y vamos ya con el Libro del Director de Juego (Director's Handbook), que es la madre del cordero. Si ya hubieran elegido una buena portada para el mismo, en lugar de esta cosa que le han puesto, creo que ya sería el producto perfecto. Un mal director de arte puede desbaratar hasta las mejores y más logradas obras. En fin... Obviemos este detalle y pasemos al interior.




La contraportada no está mal, siendo un elemento secundario, aunque yo la hubiera planteado de otra manera, contando con una ilustración apropiada.




Es importante que recuerden, que para jugar a The Dracula Dossier es imprescindible contar con una copia de Night's Black Agents. Recapitulemos: The Dracula Dossier es sólo una campaña, sin apenas reglas, que se compone de dos elementos, el libro del director de juego y la novela anotada. Es decir, precisan del manual de Night's Black Agents para jugar correctamente. Aunque, bueno, en este mundo posmoderno y molón donde ya nada importa, ni tan siquiera los sistemas de juego, quién sabe si hasta se podría prescindir del reglamento. Nosotros no, desde luego, ¡vade retro! Sin reglas a las que atenerse, nosotros no jugamos.





Y vamos ya con la tabla de contenidos completa, bien organizado todo, para que lo podamos encontrar con facilidad. Y menos mal, porque si aquí fallamos, con el lío que es esto, y lo complejo de la trama, nos puede dar un síncope. 





El libro comienza dándonos cuenta de la que se conoció como Operación Edom, es decir: el intento de convertir a Drácula en un agente secreto al servicio de los británicos. La historia, como hemos apuntado ya, es absorbente, y está todo muy bien atado, y escrito correctamente.




También se nos narran las vicisitudes del Dossier de Drácula a través de los años. Al director de juego se le ofrecen varias opciones para introducir la novela anotada, que es en propiedad el dossier secreto perdido, a los jugadores.




A continuación tenemos varios capítulos dedicados a detallarnos todos los personajes implicados en la Operación Edom, desde 1894 hasta la actualidad. Muchos de los personajes viene completos con una pequeña ilustración.






Hay docenas, docenas de personajes bien descritos. Es apabullante.







Y por si fuera poco, recibimos cantidades ingentes de información referentes a todas las organizaciones, instituciones, grupos, agencias, gobiernos y demás implicados directa o indirectamente en la trama de la campaña. Más y más información, interesante siempre, y muy útil.





Luego seguimos con las localizaciones, muchas de las cuales habremos de visitar. Hay docenas también, algunas descritas con más detalle que otras, contando con sus propios mapas.






Y en las localizaciones no podía faltar el propio castillo de Drácula...






Y hay mucho más: tramas secundarias y principales, consejos para dirigir cada escenario y cosas por el estilo.




Incluyendo un extenso apéndice bibliográfico con las fuentes y material de apoyo. ¿Quién da más?




En fin, qué más puedo decir. Es sencillamente magnífica. Creo que es la mejor campaña que jamás he leído. Si no pudieron participar en el crowdfunding en su día, ahora pueden comprarla en las tiendas de ramo, y les aseguro que no se arrepentirán. Y no se preocupen si no les gusta Gumshoe, pues con trabajo podrán adaptarla a cualquier otro sistema de juego, y el esfuerzo merecerá la pena, porque el material es sublime, amén de original en su concepto. Lo mejor de lo mejor. Un 10. Y no se lleva la matrícula por la horrible portada...

7 comentarios:

  1. Como detalle decir que la novela si que contiene cambios sobre la original, la realidad es que están escritos con tal maestría que es difícil detectarlos. Yo me he leído Drácula en ingles unas cuantas veces, y me ha costado encontrarlos.
    No solo eso, estoy convencido de que me quedan muchos aún por localizar.

    ResponderEliminar
  2. Es que hasta las ilustraciones de la novela son pistas. Esta campaña es... todo.

    ResponderEliminar
  3. Intenté dirigirla y fue muy complicada, en ese momento, para el grupo. Quiero volver a sus páginas...

    ResponderEliminar
  4. Crees que se podria jugar con otro reglamento que no fuera el propio? Esoterroristas por no alejarnos mucho, aunque cambies el Lore, las mecanicas se pueden aplicar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el NBA tiene mecanicas muy específicas diseñadas adrede para el estilo de juego, y entre otras cosas su combate funciona mejor que el resto de sistemas GUMSHOE. Por no hablar de cosas como los poderes vampíricos, y conceptos como la Conspyramid y la Vampyramid, que son propias del NBA, y que es más que recomendable conocer para poder jugar al Dracula Dossier.
      Y es que el NBA me parece la mejor iteración Gumshoe. ;)

      Eliminar
  5. sabéis si hay alguna editorial española interesada en el juego?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene lógica pensar que lo pueda llegar a traducir Edge, y la verdad es que el post que vincula a esta reseña posteado en Google+ por zonk/PJ ha generado mucho hype. No se si Edge lo puede llegar a considerar un dato representativo, pero a mi me ha llamado bastante la atención.
      Esperemos que se animen a traducirlo, la campaña es MUY bestia, y el juego en sí es muy divertido en su planteamiento, y le pega una pùlida al sistema Gumshoe haciéndolo más interesante... Veremos que pasa...

      Eliminar