9 de enero de 2017

Más años y menos blogs



Recuerdo cuando este blog inició su andadura hace ya casi 12 años, que se dice en pronto. Al tiempo, aparecían cientos de páginas similares, contando las que existían antes. Nosotros veníamos de los foros, entonces muy en boga, principalmente Dragonmanía, que luego se transformaría en Inforol. Cuando conocimos este nuevo formato, nos parecía el adecuado para plasmar nuestras ideas, en principio el seguimiento de la campaña de juego que llevábamos entre manos. Como saben, luego el blog derivaría en algo más amplio, acogiendo reseñas de todo tipo y nuestros particulares artículos de opinión, como este que hoy les presentamos. Sea como fuere, hubo un momento en que la cantidad y la calidad de los blogs en nuestra lengua y país era muy considerable, sin mencionar los propios fuera de nuestras fronteras. Muchos de estos lugares originaron contenidos muy interesantes, algunos de los cuales germinaron en juegos publicados, si no aventuras y suplementos. Valdría comentar que el propio movimiento OSR, al que nosotros nos adherimos con ilusión en su día, de ahí nuestro Aventuras en la Marca del Este, recibe su impulso definitivo desde los blogs, algunos de ellos de referencia, que tristemente hoy han desaparecido o han reducido considerablemente su actividad. Y esto es algo que ha ocurrido también con no pocos blogs, sino la mayoría, dentro de la OSR y fuera de este movimiento, con carácter general. Esto coincidiría con el advenimiento, más bien el fortalecimiento, de las redes sociales, que moldearon o transformaron, mejor dicho, la manera en que no pocos comunicaban sus inquietudes. Sin embargo, la inmediatez de las redes sociales, y sus múltiples canales y plataformas, complican la obtención de información, y su presencia. Por ello a veces echamos de menos la permanencia de los blogs, como repositorios de información útil, más desarrollada, quizás de mejor calidad. En fin, parece el signo de los tiempos, que produce cambios a una velocidad inusitada. Los blogs se agostan ante el empuje de las nuevas y más vibrantes corrientes de información, y nosotros no podemos más que sentir algo de nostalgia. Sí, nostalgia, un sentimiento emocional, engañoso muchas veces, pero siempre dulce y apaciguador. Cada vez somos menos los blogs que sobrevivimos al maremágnum actual, para bien o para mal.

Sea como fuere, y gracias a nuestra resiliencia natural, aquí permaneceremos nosotros mientras contemos con su apoyo.  

13 comentarios:

  1. Yo le he estado dando muchas vueltas al tema, y creo que el principal problema es que hay mucho de todo y es imposible seguirlo todo. La gente se centra en sus preferencias más inmediatas y pasa del resto de manera inconsciente.

    Luego ya, está el tema de como funcionan ciertas redes sociales y de como a veces simplemente no te llegan las publicaciones porque se pierden antes de llegar al lector, cosa que he podido comprobar esta misma semana...

    Y la falta de un lugar centralizado que sirva como índice para saber que hay o que no hay en el mundillo friki. Cosa que ya se intentó en su día y no funcionó. Lo mismo deberíamos empezar a usar servicios más internacionales tipo a BGG pero que sabemos que están bien asentados.

    ResponderEliminar
  2. Esperamos este año entre todos también darle un pequeño impulso a este blog para que siga su senda tanto de informar cosas del Grupo Creativo como traer el material novedosos y no tan novedosos que lleva tiempo saliendo.

    Ánimo a todos los que siguen con sus blogs

    ResponderEliminar
  3. Hay que tener en cuenta que llevar un blog, como vosotros mismos sabéis, desgasta, sobre todo si se publica con una continuidad bastante frecuente.
    A eso se añade la vida diaria, los proyectos que todos los roleros tenemos y, la preparación de las partidas de rol... mucho curro que con el tiempo debes decidir si merece la pena seguir con todo o no...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es uno de los comentarios más acertados en esta entrada. Yo dejé mi blog porque me esforcé mucho, tenía poco público (aunque fiel), pero mucha gente pedía material sin conocerles yo de nada y sin donar un triste euro. Si a eso le sumamos las canalladas de google, como descontarme visitas, o borrar los enlaces a otros blogs amigos, francamente en mi caso no valió la pena seguir. Eso sí, dejé el contenido porque lo que se hice vale la pena conservarlo, ya que lo sigue leyendo alguna gente... y unos cuantos más de los que dice el contador de visitas de google.
      También la gente tiene algo de culpa, ya que algunos de los artículos más leídos no tienen ni un solo comentario, cosa que no termino de entender.

      Eliminar
  4. Sep yo la verdad tengo el blog muertisimo. Lo que me pasa en este caso es que simplemente el feedback que me llega sobre los contenidos que subo es mucho mayor en video.

    Lo que no quita que a veces suba al blog algo mas parecido a valoraciones personales o que pueda hacer mientras realizo otras actividades.

    ResponderEliminar
  5. Sin duda alguna, los blogs nos hemos quedado como una reliquia del pasado remoto ;). Ahora lo que se llevan son las redes sociales o los canales de Youtube. Como bien dices, es el signo de los tiempos, pero como bien demuestra la OSR, los tiempos pueden ir por su lado y las personas más testarudas podemos ir por donde queramos :D.

    ResponderEliminar
  6. Yo como voy al revés del mundo, he iniciado mi blog hace menos de un año. No es que mis visitas sean para echar cohetes, pero al menos saco a la luz mis cavilaciones y gustos, que es lo que cuenta xD. Además que no me veo haciendo vídeos...

    ResponderEliminar
  7. Yo como Javier también soy de los que ha llegado al blogueo a última hora, a contracorriente. Es el formato que me gusta y en el que me siento cómodo, tanto como lector como autor. Estoy convencido que el contenido más duradero y consistente que aportan los blogs no puede ser suplido por las redes sociales, y mucho le debemos a los que, como Pedro, Carlos, Funs y tantos otros, habéis estado tanto tiempo al pie del cañón.

    ResponderEliminar
  8. Aquí estamos, y creo que unos cuantos, estaremos dispuestos a leeros! Gracias!

    ResponderEliminar
  9. Bueno, aquí otra blogger que sigue ahí aunque no tenga ni de lejos la veteranía de este espacio. Espero que pese a que ahora todo gira en torno a la imagen y el vídeo nuestro hueco siga aquí porque siempre he pensado que cada cosa tiene su sitio y un formato no implica desmerecer a otro. Todos podemos aportar nuestro granito a la afición y espero de todo corazón que les sirva y les guste tanto que sigamos viéndonos año a año y celebrando cada publicación :)

    ResponderEliminar
  10. Bueno, pues de nuevo seré el iluso en este mar de realidad, pero a pesar de que publico cuando me da la gana (como debería hacer todo el mundo, escribir a gusto) mi blog goza de bastante buena salud y parece que en aumento. Igualmente, como bien has dicho Maese Steinkel. Antes de los blogs estaban los foros, y antes las listas de correo. Ahora pese a la inmediatez de las tras hay también mucho mejor acceso a la nube, donde uno puede colgar todo lo que quiera con mayor o menor privacidad y comodidad. Los blogs no desaparecerán, como no han desaparecido los foros. Simplemente se quedarán unos pocos y el resto evolucionará. Es el lamentable pero imparable ciclo de la tecnología

    ResponderEliminar
  11. Inmediatez de las rrss (me ha traicionado el corrector)

    ResponderEliminar
  12. Yo pienso que el formato es lo de menos (blog, foro, red social), de hecho puedes estar en varios sin demasiado esfuerzo. Lo que importa es la capacidad de permanencia, indexación y posibilidades de búsqueda que tiene la palabra escrita con respecto a otros formatos como el vídeo.

    Los canales de YouTube están muy bien (sin ir más lejos me encanta el Tiempo de dados de Turbiales, he visto prácticamente todas las entregas), pero al final detrás de las bambalinas hay texto, porque nuestra afición se basa fuertemente en la palabra escrita y en el discurso reflexivo. Si lo que buscas es una mayor popularidad/difusión, seguramente el formato de hoy es el vídeo. Si lo que buscas es permanencia y utilidad, yo creo que el blog está muy bien. Cualquier cosa que permita escribir de arriba a abajo vale, incluso las redes sociales, aunque no estén pensadas para escritos bien etiquetados o maquetados y se destinen más a noticias.

    Yo creo que falta también un poco de compromiso entre los que escribimos, y creérnoslo un poco. En mi blogroll he intentado enlazar a todo el mundo que he podido y recordado, pero me parece que sólo me ha devuelto el enlace una persona o dos, cuando en tiempos al momento habría tenido respuesta en muchísimos blogs. Somos nosotros mismos los que a veces nos ponemos piedras en la mochila, nos creemos que por escribir en abierto nuestro trabajo no vale nada, y le transmitimos esa sensación al "público". "Público" que, por cierto, responde de forma genial, al menos en mi experiencia. Somos nosotros.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar