2 de febrero de 2017

Un panorama desolador

En la entrada de ayer, donde anunciábamos nuestro proyecto de traducción de Castles & Crusades, se produjeron varios comentarios interesantes, especialmente uno que trataba el tema de la escasez de aventuras para la gran cantidad de sistemas parecidos. Y no le falta razón al compañero, pues fue este el motivo por el que nosotros decidimos en su día iniciar la publicación de una línea de módulos de aventuras, Clásicos de la Marca, con el permiso de la editora Holocubierta, convencidos de que ayudarían a asentar la línea. Es más, en esto ocupados, voy a desvelar algún otro movimiento que iniciamos en su día del que no habíamos comentado nada. El caso es que, hace ya meses, contactamos con los chicos de Frog God Games y Judges Guild, con el firme propósito de licenciar algunas de sus aventuras más reconocidas para la Marca del Este, incluyéndolas en la línea de Clásicos de la Marca. Especialmente Citadel of Fire, Tegel Manor, Dark Tower y Caverns of Thracia, todas provenientes del catálogo de Judges Guild. También queríamos licenciar unas pocas aventuras de Frog God Games, antes Necromancer Games, módulos maravillosos como Vault of Larin Karr, Lost City of Barakus e incluso la edición revisada de Rappan Athuk. Y decimos que son maravillosos no por nada, pues los hemos jugado todos, y los conocemos de primera mano. Nosotros nunca hablamos de oídas. Hubiera sido genial hacernos con todas estas aventuras, inéditas en nuestro país. 

Pero entonces, ¿qué ha ocurrido? Pues sencillamente que esta gente no se digna a contestar, no sabemos por qué oscuras razones, a pesar de nuestra insistencia. Y esto es algo que me llama la atención, porque demuestra una palmaria falta de cortesía, y una cultura empresarial nefasta, donde sencillamente se ignoran propuestas comerciales por pura desidia. Por mi formación empresarial, soy incapaz de concebir algo así. No puedo llegar a entender como es posible ignorar a un posible cliente y socio comercial, no ya por demostrar la mínima cortesía para con alguien que se ha tomado el tiempo y la molestia de escribir una líneas y presentar una propuesta seria de negocio, sino también por calidad humana y educación básica. Nosotros contestamos religiosamente todos los mensajes que recibimos, con la mayor celeridad posible, y siempre, creemos, de manera cortes y atenta, y eso que en propiedad no somos una empresa editora como tal, simplemente una asociación cultural, humilde y con pocos recursos. Pero esto, según crece mi experiencia con editoras extranjeras, se me antoja mucho más habitual de lo que podría pensarse. No se pueden imaginar las cosas que he podido ver tratando con editores reconocidos, demostrando una increíble estulticia y descortesía profesional y empresarial. Desde aquel a quien ayudamos a introducir sus productos por primera vez en España y luego nos negó la sal y el pan de manera vergonzosa, hasta aquel otro que por el mero hecho de ser español te considera poco menos que un estafador delictuoso, respondiendo en el mejor de los casos con una altivez y desprecio inaudito. Lo crean o no, hay editores estadounidense que se niegan en redondo a hacer negocios con socios españoles, por presuntas malas experiencias pasadas, tomando un caso particular por el todo, calificando así a todos nuestros compatriotas por impresentables, prueba plausible de la estupidez de estos personajes y su escaso bagaje empresarial. Y luego están todos aquellos que, sencillamente, no responden a los requerimientos simplemente porque se creen tan importantes y molones que su tiempo no se puede malgastar en responder, apenas unas líneas, a unos pobres idiotas paletos. Y así nos luce el pelo... Un panorama desolador, ciertamente. Menos mal que, aunque pocos, aún quedan editores profesionales y educados, conscientes de lo importante que resulta valorar a todo el mundo por igual, especialmente cuando se trata de un posible cliente y socio comercial.
En fin, no cejaremos en nuestro empeño y seguiremos insistiendo, a ver si suena la flauta y podemos traer estas aventuras a España.

13 comentarios:

  1. Que penica leer eso maño... desde mi visión del rolero de a pie, tenia la imagen de que estas cosas se trataban más profesionalmente...

    ResponderEliminar
  2. Más aventuras y ambientacones las justas,al final lo que juegas son los módulos, y con la breve descripción que traigan del entorno....suficiente.
    Es una pena que la gente sea tan obtusa,y que a los españoles nos juzguen así. ... pero ya se sabe, pagan justos por pecadores.

    ResponderEliminar
  3. Nuestra experiencia es bastante similar. Es un poco desesperante.

    ResponderEliminar
  4. Lo cierto es que la experiencia nos suena también a nosotros. Hay gente muy amable, que contesta para decirte un "no gracias", pero también hay mucha que prefiere ni molestarse en eso.

    Al principio me mosqueaba mucho... ya, hasta me he acostumbrado.

    ResponderEliminar
  5. Confirmo que nos ha pasado también lo de escribir varias veces a una editorial y que ni nos contesten. Ni siquiera para decir que no están interesados. Es un poco increíble, pero en fin...

    ResponderEliminar
  6. A mí me lleva pasando 6 años, aunque en otras circunstancias. Hay empresas que unos años contestan y otros no, y otras que no me han contestado nunca.

    ResponderEliminar
  7. Yo vivo en Estados Unidos y desgraciadamente puedo confirmarte que ocurre a menudo, en todos los ámbitos, y no sólo con españoles. No lo entiendo, pero te acabas acostumbrando y bajas las expectativas al mínimo. ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  8. Yo no estoy muy puesto en el mercado internacional pero...¿es sólo con EEUU o también en Europa?
    Quiero decir, editoriales británicas, francesas, alemanas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es exclusivo de los EE.UU.

      Eliminar
    2. Vaya, pues mira que me esperaría que en este lado del charco fueran al menos más corteses.
      Pues que les den! Mejor rol que el generado en España, ¡no tendrán!
      (aquí, barriendo para casa)

      Eliminar
  9. Grandes módulos todos, una lástima. Yo traduje la ciudad perdida de Barakus para Aventuras en la Marca del Este y retroclones en general y me llevó bastante tiempo. Es un material muy bueno y debería haberse podido traducir profesionalmente.

    ResponderEliminar
  10. Creo que soy uno de los responsables de los comentarios a los que aludes.
    Lamento el panorama que presentas, pero a pesar de la frustracion que provoca, considero que no es algo nuevo y algo que tendriamos que tener ya asumido.
    Efectivamente es frustrante que te evaluen por un rasero del que no se es responsable, pero una vez asumido esto hay que seguir adelante.
    Considero que el nivel de procuccion y edicion por parte de las editoriales, practicamente asociaciones de aficionados españoles mas que editoriales en la actualidad es envidiable. Y que si sigue asi tardara mas o tardara menos, pero al final no sera necesario recivir respuestas a correos y lo que se reciviran sera correos de solicitud directamente.
    La calidad que veo ultimanente en algunos productos en todos los aspectos de creacion es magnifica, no solo en los textos, en la maquetacion, el arte, los mapas, las historias, las reglas. Y todo ello a unos precios ajustados y acordes con la economia de los aficionados, quiero decir que no se productos que se hagan con una aspiracion de ganar dinero, sino de ser lo mejor posibles y de que lleguen a la mayor cantidad de gente posible.
    Y no es algo individual, es un fenomeno que se extiende, efectivamente siempre hay unos primeros y consideros que fuisteis vosotros en la marca del este, pero cada vez hay mas y mejor, precisamente por que no actuais de la misma forma que criticas, escuchais a la aficion, solicitais feedback de ella y aplicais a los productos.
    Me hace gracia que Paizo ahora anuncie que despues del exito de la version de bolsillo de el manual basico, va a sacar mas manuales.
    Eso lo hizo hace ya años AelMdE.
    Desde entonces, de no tener libros practicos de batalla en A5 ahora tengo una estanteria y media, y la mayoria son de origen nacional, es en el ultimo año cuando estoy viendo esta tendencia en el mercado extranjero.
    Se odolatra la OSR por que fue con lo que nos criamos y nos fue muy costoso acceder a ese estilo de juego, en su momento y despues, costoso no solo por el precio, tambien por el idioma y el acceso, ahora que se puede no hemos volcado en ello, consideramos iconicas ciertas aventuras por que son a las que tubimos acceso o era a las que aspirabamos por que no habia mas.
    Pero dentro de 20 años la situacion puede haber dado un vuelco, y mis sobrinos pueden sentir lo mismo que yo siento por D&D y Karameikos, pero por AelMdE y Robleda.
    Si no quieren licenciar la traduccion de 5ª dentro de 20 años mis jugadores tendran ese sentimiento por Eirendor.
    No se habra perdido nada, al contrario creo que se habra ganado.
    Creo que productos como la "Ciudad Perdida de Garan" entre otros muchos que se estan creando en estos momentos en el mercado nacional no tienen nada que envidiar a los productos extranjeros, muy al contrario y he puesto "Garan" tan solo como un ejemplo, pero no es el unico ni mucho menos.

    Asi que seamos positivos que no hay mal que por bien no venga. Y entendamos que una de las razones por las que se estan haciendo cosas de tan buena calidad es precisamente por los vetos a los que estamos sometidos desde hace tanto tiempo.

    ResponderEliminar
  11. Coincido con el último comentario. Ellos se lo pierden, hagamos un mercado más fuerte, y ya vendrán ellos suplicando entrar aquí después...

    ResponderEliminar