19 de febrero de 2007

El pinball de Dungeons & Dragons

Desde crío me han fascinado estas geniales y divertidas maquinitas. Horas y horas, moneda tras moneda, entre bolsa y bolsa de Conguitos, pipas y toneladas de chucherías, uno pasaba la tarde enganchado al dichoso trasto de las bolas, ¡el pinball!. Qué días aquellos donde lo único que preocupa a uno en la vida era conseguir los puntos necesarios para escuchar el característico chasquido metálico de la partidilla extra. Y qué me dicen de los medidos empujoncillos que se le propinaban al cacharro en el momento justo para impedir que la dichosa bolas cayera directa al agujero, siempre atento a no pasarse con los meneos y que la maquina te pitara la temida falta, ¡eh!. En fin, como ven, uno ha sido, y sigue siendo en cierta medida, un aficionado a las máquinas recreativas y, en especial, a los pinball estos –la máquina de bolas de toda la vida-.
Bueno, a lo que iba. Paseando por la red, y como esto nuestro no deja de ser un blog consagrado a un entorno de campaña de Dungeons & Dragons, me he topado con algo interesante. No tenía ni idea de que existiera una de estas maquinas maravillosas basada en nuestro juego favorito. Qué diantre, si hasta muestra el dibujo que aparecía en la mítica caja roja del básico D&D -firmado por el gran Larry Elmore- en el panel principal. En fin, una gozada que he querido compartir con vosotros.

Esta maquina fue fabricada por Bally Midway Manufacturing Company en 1987. Tan sólo 2.000 unidades salieron de la cadena de producción para todo el mundo.

2 comentarios:

  1. Al ver esa maquinita se me antoja que el D&D (y por extensión, los juegos de rol), debieron tener una buena acogida en aquella época. Una pena no haberla vivido.

    ResponderEliminar
  2. Sí, y hubo más recreativas basadas en el juego de D&D. Conozco dos, concretamente, Shadows over Mystara y The Tower of Doom. A ver si consigo fotos de la maquina y las cuelgo en el blog.

    ResponderEliminar