21 de agosto de 2011

A vueltas con la Dragón, 1ª parte...

Con nuestra colección de la revista Dragón en casa, en su versión española editada por Zinco, gracias a nuestros gran amigo benefactor, estoy disfrutando de lo lindo, releyendo buena parte de ellas. En su día, ya hace mucho... mucho tiempo, pude leerlas, pero nunca las guardé, y con el tiempo desaparecieron aquí y allá. Así, es una suerte que nuestro compañero se decidiera a incluirlas en su colección que, como ya les dije, decidió mandarla a la Marca como un presente maravilloso.

Como les decía, estoy releyendo muchas de ellas, con especial atención a las editoriales del señor Luis Vigil y los artículos que ponían el broche a cada número, en sus últimas páginas, con el título de La Última Tirada, firmada magistralmente por el señor Francisco José Campos. Y digo que leo con atención estas dos secciones específicas pues el contenido de ellas nos ofrece una crónica muy interesante de lo que fueron aquellos años claves en la historia de los juegos de rol en España, antes y después del batacazo en las ventas, la crisis de los juegos de rol, el infausto caso del crimen del rol, la llegada de Magic, los continuos cambios de periodicidad de la misma revista, el cierre de algunas editoras rivales y la organización y celebración de las GenCon hispanas, que marcaron un hito muy importante y a veces hoy olvidado en la historia de este hobby. Por todo ello, creo que merece la pena abrir una serie de posts comentando algunas de estas editoriales y artículos, muy interesantes como he dicho.

Hoy hablaremos del número seis, editado en noviembre de 1993... que ya ha llovido desde entonces. De este número, lo verdaderamente interesante es el artículo de José Campos en La Última Tirada, donde hablaba sobre la naciente pujanza del hobby y la cantidad de nuevas empresas que estaban surgiendo al socaire de esta bonanza de los juegos de rol. Por aquella época, acaba de llegar a España con estruendo Games Workshop, fagocitando las empresas nacionales Diseños Orbitales y Jocs and Games. Debido a este movimiento, según comentaba el señor Vigil en su editorial, que abría este mismo número, Traveller, Shadowrun y Battletech quedaban huérfanos, pero el mismo editorialista ya adelantaba que las negociaciones entre Zinco y FASA estaban avanzadas cara a recuperar las licencias de Shadowrun y Battletech, que sería, tiempo después, editadas efectivamente por Zinco. Todo parecía ir viento en popa, y la editora adquiría nuevas licencias, para regocijo del editorialista, que a su vez era director de la Dragón. Su redactor jefe, José Campos, abundaba en este discurso triunfal, pero permitiéndose deslizar algunas recomendaciones, consejos, a las editoras rivales, con bastante elegancia, dicho sea de paso. José Campos decía así, extractando algunos pasajes de su artículo:

Con semejante oferta, y unos niveles de calidad que suben día a día, os veréis obligados a ser muy críticos y muy exigentes a la hora de seleccionar en lo que vaís a gasta vuestro peculio. Al menos eso es lo que espero que hagáis. Os hablo como amigo y jugador, no como profesional: tanto me da que os quedéis con nosotros o con los demás, mientras estéis satisfechos y el rol salga triunfante en su andadura. Pero debéis aprender a elegir: habrá que valorar la presentación tanto como el contenido, la durabilidad del producto, la accesibilidad, su rentabilidad en términos de juego, su pervivencia y continuidad. (...) Infórmate, pregunta, compara, deduce: espabílate, en una palabra. En cuanto a nosotros, estamos en esto por la pasta y por la afición, y te daremos lo mejor que podamos ofrecerte en la mayor parte de los casos...


Luego, José Campos se pone algo más lúgubre, deslizando palabras de advertencia que a la postre resultarían proféticas, como veremos en otros posts próximos:

Y habrá que estar alerta. Hace unos años en Francia ocurrió algo muy similar a lo que está pasando en España. La oferta rolera de todo tipo (tanto amateur como profesional) se disparó como un cohete, para descender al cabo de un par de años hasta una situación mucho más real y dolorosa. Sólo los fuertes, los que apostaron por un valor seguro, permanecieron: los demás fueron engullidos por la abulía y las ventas escasas. (...)
Desde este pedestal de papel que es La Última Tirada, me gustaría pedir a nuestros competidores, y sin embargo amigos, a los profesionales de todo el ramo, un trabajo serio y responsable, y muchas ganas de comerse el mercado...
En fin, muchas cosas se podrían comentar aquí, la verdad, con la facilidad que da ver las cosas a toro pasado, todo sea dicho. Sorprende un poco el giro paternal de Campos, tratando al aficionado como si éste fuera un poco despistado, por no decir algo más fuerte. La mayoría de los jugadores en aquellos años, y de esto puedo dar testimonio directo, cuidábamos mucho donde invertir nuestro dinero, de por sí escaso. No éramos tontos, ni mucho menos... y no teníamos que espabilarnos, ya lo estábamos... y mucho. Pero en fin... el señor Campos lo dice de buena fe, y se nota en sus escritos, así que este reproche no debería ir más allá de lo anecdótico.
Pero la parte más singular, interesante, del artículo es cuando Campos lanza su advertencia profética, que, tiempo después, se tornaría en la cruda realidad. Franciso José Campos da muestra de su sentido común y se barrunta ya lo peor... en 1993. Pero, el batacazo aún tardaría mucho en llegar. Por ese tiempo, el señor Garfield ya estaría diseñando su juego, ya saben... un juego de cartas, o al menos habría soñado con él. Algún otro personajillo, quizás, empezaría por estas fechas a escribir un juego de rol llamado... Razas.

Por cierto, no sé qué ha sido del señor Campos, pero sería interesante contactar con él para una entrevista. Así que, si alguien sabe de él... o quizás lee este pequeño rincón de la Red, puede que podamos contactar.


20 comentarios:

  1. Aun recuerdo esos años gravados en fuego en mi memoria, sobretodo, cuando llegó la revolución del Magic. Ahora esta pasando algo parecido, cada vez más, las estanterías dedicadas a los juegos de rol es menor que las ocupadas por cómics, juegos de cartas, juegos de mesa y figuritas.

    Ahora la situación es peor, en mi opinión, que en aquel momento. Por que DnD ha perdido gran parte del control que ejercía sobre el mercado de entretenimiento, ya no es el juego de rol por excelencia. Es cierto que no ha tenido otra opción, los juegos online como el WoW y la continua lucha por el mercado contra multitud de juegos de cartas le estaba haciendo mucho daño. Es por ello que nació 4º edición.

    Hará algunos años que hubo un enfrentamiento entre los que apostaban aún por 3º, y otros, que les encantaba 4º.

    ¿Que es lo que ha pasado? ¿Por que 3º edición? Un sistema que funciona, lo deja morir Wotc. Bien, eso es porque se iba a repetir la misma historia que aconteció con ADyD, un sistema que también funcionaba y funciona. La respuesta es que si quería permanecer en el mercado con su línea de rol de DnD tenía que evolucionar su sistema de juego para la nueva juventud o generación rolera que compraría sus productos durante más años, y no olvidemos, que Wotc es una empresa como otra cualquiera. No solo quiero hablar de DnD, hay otros juegos de rol que también fueron realmente buenos, como Vampiro que se han visto obligados a evolucionar.

    La crisis económica y el final del ciclo económico ha coincidido con la aparición de nuevas editoriales y grandes proyectos, rompiendo con lo anterior y apostando por las ideas roleras del pasado pero adaptándolas y aplicándolas a las nuevas tecnologías; además de crear para la nueva generación de aficionados una nueva forma de entender este hobby, dejando a un lado aquellos jugadores que nacieron al principio de siglo, siendo estos ahora los veteranos, los anteriores a ellos convirtiéndolos en más viejos aún, y los nuevos, serán los que tendrán que escribir el hobby del presente y futuro.

    Creo que me he ido del tema…*risas*, sorry por esta nostálgica reflexión, es lo que me ha venido a la cabeza cuando he leido este articulo.

    ResponderEliminar
  2. Steinkel, creo que este es el twitter de F.J. Campos: http://twitter.com/#!/domin4trix

    Muy interesante esta serie de entradas.

    ResponderEliminar
  3. Post muy interesante. Recomiendo hacer lo mismo con los editoriales de la Líder y comparar. Seguro que salen paralelismos interesantes.

    Pablo "Diacrítica"
    PS: ¿alguien sabe dónde conseguir números de Dosdediez de aquella época?

    ResponderEliminar
  4. Buenos días. Como buen lurker, puedo contar con los dedos de una mano las veces que he dejado algún comentario en una página. No obstante, estuve a punto de hacerlo en la anterior entrada que hacía referencia a la Dragón y la colección que se os había donado. Ahora, y visto que la cosa sigue para adelante, debo decir que esa época me pilló en los mejores años. En ese número en concreto recuerdo comprarlo un crudo día de invierno. Las tengo todas a menos de un metro de mí, junto con las Dragones de la 3ª edición. Cuando llevaba varios números comprados, en el número 4, en la que aparece la aventura del viejo Katan y la increíble y alimenticia banda de los champiñones saltarines, de la que se ha hecho una estupenda reconversión a AME, empecé a coleccionarlas todas, cosa que no había hecho con nada nunca. Cuando empezaron los problemas que más tarde desembocarían en su desaparición, marcados por las irregularidades en su periodicidad y los funestos mensajes que aparecían en los mencionados prólogos de Luis Vigil y en la Última Tirada, me dije “esta revista va a ser un objeto de culto cuando ya no esté”. Aún así aguantó varios, años, y no he visto ninguna otra revista, llámese nereid, líder, dosdediez o cualquiera de las que proliferaron en aquellos años de vacas gordas que, sin desmerecer a estas, significaran lo que significó la dragón para el rol. Estupendos módulos (de los que ya he jugado varios adaptados a AME), que muchas veces eran superiores a los que se vendían, curiosos artículos para dar vida a las partidas, cartas de dudas de los lectores que servían para darte cuenta de que había gente que también jugaba a esto, no sólo tu y tus amigos (en aquellos tiempos no había Internet a nivel de usuario medio) y sobre todo, excelentes ilustraciones que hacían que el producto entrase por los ojos. Y más cosas que me dejaré en el tintero que hacen de la Dragón de Zinco un elemento clave para todo aquél que quiera jugar a retroclones o a la propia AD&D. Teniendo en cuenta los ingresos de un adolescente de los 90, la revista colmaba todo los suplementos oficiales que no podías adquirir, y se exprimía de tal modo que llegamos a hacer un mundo de juego con los módulos y artículos que en ella aparecían.
    No obstante, aprovecho para decir que me falta el número 1, ese que en la anterior entrada Steinkel recalca que tiene. Pregunto ¿Sabéis donde se puede conseguir? Uno de los primeros módulos que jugué fue La Fuente de la Salud, y por motivos nostálgicos, aunque tengo en PDF la revista DUNGEON americana donde apareció y por ende la aventura en inglés, idioma en el que me defiendo bien, me gustaría tenerla físicamente. He buscado y rebuscado por la red y no está. ¿Sabréis vosotros como ponerme en contacto con alguien que la quiera vender? Ya sé que no está en venta la que se os donó. Y por cierto, la última revista fue la número 27, en cuya portada unos enanos huyen por un prado con un carro. Steinkel, ya que tienes todas, me gustaría que me confirmases que efectivamente ese fue el último número, por si tengo que seguir buscando.
    Ya dejo de escribir, que para una vez que entro se me ha ido la mano :)

    ResponderEliminar
  5. Jesús, que yo sepa, ése que comentas de los enanos es el último número. No sé dónde podrás conseguir el primer número de la Dragón, a lo mejor aparece aquí alguien que quiera venderlo.

    Un interesante comentario el tuyo, por cierto.

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo todas, desde la primera a la última (creo que la de los enanos perseguidos por el Dragón rojo, era la que cerró la colección, cuando marche a casa de mis padres, lo miro y lo confirmo), junto con las dos guías de rol que salieron antecediendola, y la verdad, es un tesoro.
    Respecto al nº 1, creo que lo he visto por ebay hace tiempo o en segundamano.com, no recuerdo, el precio era elevado, aunque quizás encuentres a alguien que no la valore, y se deshaga de ella por un precio normal, Jesús.
    La que me gustaría tener, aunque sea en inglés (no está traducida), en una aventura cortita de una Dungeon americana, la jugaría hará unos 20 años, y trataba sobre un doplengganger que iba matando a los Pjs poco a poco, adoptando sus formas físicas, y estaba genial, pero no recuerdo ni el número, ni la portada de la revista, nada...si alguien hace memoria....

    ResponderEliminar
  7. he visto, casualmente, que F.J. Campos escribió este articulo sobre la caja roja para DEVIR http://www.devir.es/producto/dnd/dnd4/cajaroja/articulos/una-vez-abri-una-caja-roja.htm
    Quizás desde la editorial puedas ponerte en contacto.

    ResponderEliminar
  8. Yo tengo muchas de las Dragon en casa y sí, eran muy buenas, pero eso de que Dragon ha sido más importante que Líder para el rol en este país... en fin, admitamos que tuvo más distribución en los quioscos ;), pero Líder fue una pionera, y con unos artículos y módulos de altísima calidad, y hechos aquí (la mayoría de los artículos y aventuras de "Dragon" eran traducciones de la original estadounidense).

    Tampoco es que quiera entrar en polémicas sobre cuál era mejor, si "Dragón" o "Líder", que yo atesoro todos los números que tengo de ambas revistas... pero puestos a elegir, me quedo con "Líder" ;).

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Yo, al igual que muchos e vosotros, me pilló en esa edad dorada del rol. Pero creo que la LIDER original era mucho más completa quela DRAGON. La Lider tocaba muchísimos juegos de rol. La Dragón solo AD&D. Lider contaba con muchas secciones que enriquecian la variedad y Dragón solamente tocaba un juego. Puestos a elegir me quedaría con Lider por esas razones.

    Poseo ambas colecciones, desde el 1 de Lider al 64 (creo), y Lider en su segunda etapa. Y la Dragón de Zinco y en su segunda etapa.

    Si a alguna colección le he sacado rendimiento de verdad es a estas revistas de rol. He adaptado aventuras de D&D a RuneQuest, de Rune a D&D, de Traveller a Star Wars, y muchas más versiones.

    Lider tocaba aventuras más originales que meras traducciones de la americana (sin desmerecer esas aventuras ojo), y la mayoría llevaban firma de autores españoles. Aún recuerdo 2 de la Lider que marcaron a mi grupo de juego.

    Una de Rune Quest, La minas de Pimpampum (no recuerdo el nombre, que versaba sobre unos niveles de minas que los jugadores debían ir recorriendo encontrando unas llaves de formas geometricas y colores diversos para lograr abrir las puertas.

    La otra de La Llamada. La bestia no debe nacer, ambientada desde la 1ª Guerra Mundial hasta unos años despues.

    La ilusión de ir esperando el siguiente número para poder continuar la aventura era tal que incluso una vez uno de los jugadores me compro el número y me lo acerco al instituto para que ese finde pudieramos jugarla.

    En definitiva, que me ando por las ramas y desvario, para mi la LIDER aportaba muchisimos conceptos nuevos, ideas para muchísimos juegos que podías rehacer a tu sistema y/o juego, y la DRAGÓN se quedaba centrada en un solo juego.

    ResponderEliminar
  11. Y que conste que soy un apasionado del D&D desde la mítica caja roja de DALMAU CARLES & PLA.

    He sido master en todas sus versiones (menos la 4ª), y he disfrutado de horas y horas de juego junto a numerosos jugadores.

    Mira que aprovechando estas horas de nostalgia bajare al sotano a recoger un poco, excusa para la parienta, y releere alguna de mis vijas amigas de batallitas.

    PD: creo conocer quien tiene numeros repetidos de dragón, desconozco si el numero 1, si es así me pongo en contacto con Jesús por si lo posee y además desea venderla.

    Quizás debería ir haciendo post relativos a esas editoriales yo también y quitarle el puesto a Steinkel, (un rayo me fulmina en 5,4,3...ZAS)

    ResponderEliminar
  12. @diacrítica, si no estas buscando ediciones físicas, mira aquí: http://www.sinergiaderol.com/revistas.html

    ResponderEliminar
  13. Ok, muchas gracias a todos por vuestra atención.

    Sólo mencionar que yo también tenía algunas líderes, pero no significaron para mí lo que la Dragón. Tal vez fueron sus ilustraciones a lo Das Pastoras o su falta de color, y también que cuando la líder empezó yo tenía unos 11 años, no había ni dados y jugábamos D&D con el dado de 20 del pictionary, mientras que la dragón me pilló en pleno auge.

    Quien escribe esto juega a rune quest y sistema D100 de BRP mucho más que cualquier D20, y si bien es cierto que la dragón por motivos obvios no podía ser tan independiente en cuanto a juegos como la líder, bien es cierto que dedicaba artículos y módulos a Rune Quest, Cthulhu, Ragnarok, Ciberpunk, etc, en la medida que podía.

    No digo que la Líder fuese peor, cada cuál lo pilló en una coyuntura distinta entiendo.

    Aún así, también tengo momentos míticos de esta revista, como el escudo VOCÍFERAX del módulo Leurcodnum, el cuál aún sigue dando tumbos en mi grupo de juego 21 años y 4 ediciones después.

    Por cierto Jose Luis, eran las minas de Mindoullin ;). Adapté el módulo para AD&D y posteriormente para la 3.5. Por muy runequester que sea, me pareció una aventura muy dungeon crawler para Rune, con un sistema tan realista era difícil que el grupo sobreviviese a semejante dungeon.

    ResponderEliminar
  14. Quisiera agradecer a Steinkel el artículo, y al resto de vosotros las opiniones. Le habéis alegrado el día a un viejo ex-redactor jefe... Acepto con gusto las críticas a Dragón, puesto que muchos sois conscientes del "corsé made in TSR" que no nos dejó respirar como a nosotros nos hubiese gustado. Pero también tengo un rincón en mi corazoncito para Líder, de la que tuve el placer de ser colaborador en diversas ocasiones. Soy uno mas que tiene una ENORME estantería llena de libros de rol, que recuerda con especial cariño aquella época, y que hizo todo lo posible para salir adelante con algo que, en muchas ocasiones, llegó a superarme. Pero que fue una aprendizaje del que jamás me arrepentiré. Va por vosotros!

    ResponderEliminar
  15. Gracias a tí por contestar. Y gracias por aquellas maravillosas columnas finales de la Dragón, que atesoramos con cariño e incluso veneración.

    ResponderEliminar
  16. Muy bien, Steinkel. A partir de ahora, estaré pendiente acerca de qué mas dices acerca de Dragón Magazine. The Eye Of The Beholder Is Watching You... ;-)

    ResponderEliminar
  17. Yo en su momento me hice con 4 CDs donde venían todas las Dragones norteamericanas, de las que salían luego las españolas (aunque en las yankis no había módulos, solo artículos). Lo tengo por aquí como un tesoro, algún día colgaré algo por Frikiplaster, pero si alguien busca algún artículo en concreto, que me contacte. Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Siento decepcionaros, pero creo que la revista Dragón de Zinco llegó a los 29 números. Los dos últimos debieron tener una tirada muy corta y son muy dificiles de conseguir.

    En la red no están, me he vuelto loco intentando encontrarlos.

    ResponderEliminar