5 de octubre de 2011

Carrusel Bloguero

Bueno, un poco tarde pero nos unimos a la iniciativa del Carrusel Bloguero.

La verdad es que el tema del mes se las trae: el rol en España. Ahí es nada. ¿Y qué puedo añadir yo a este debate? Realmente no lo sé y hace tiempo que dejé de preocuparme por ello, pues es un tema complicado, muy complicado. Para mí todo esto de rol no deja de ser una afición, un sana y edificante afición que me ha reportado muchas horas de entretenimiento. Es un juego, un juego maravilloso, de posibilidades infinitas, con un carácter social definitivo. De hecho, creo que lo mejor del rol es que nos permite reunirnos con unos amigos cada poco y echar un rato juntos, divertido a más no poder. Lo he dicho en otras ocasiones: tan importante, sino más, como el juego, son los amigos y esos ratillos de conversación, comida, bebida e interacción social pura y dura que se da en torno a la mesa de juego. Nunca me he sentido un bicho raro, ni un friki, ni nada parecido por jugar a rol. No me he sentido amenazado, ni señalado, ni cosa similar, ni mucho menos miembro de una selecta minoría intelectual, superior a la media, sólo por jugar a rol. No, ni mucho menos, y eso que he visto muchos que se las daban de esto, y cosas más extrañas aún.

En fin, siempre hemos ido a lo nuestro, y nos daba un poco igual cuántos y cómo jugaban ahí fuera, y cómo se lo tomaban o de qué se las daban, respetando a todos, como no podía ser de otro modo. Luego editamos nuestro propio juego y todo lo demás, y puedo asegurarles que con ello no ha cambiado nuestra percepción de esta afición. No sé si acertadamente, pero siempre hemos visto el hobby de manera global: aquello que no podíamos conseguir aquí, lo comprábamos en otro lugar. Si no hallábamos la información aquí, la buscábamos fuera. Hemos participado en jornadas locales y en otras ciudades siempre que hemos podido. Bueno, la verdad es que no me veo habilitado, no me atrevo a aconsejar a nadie, pero con su permiso me aventuraría a decir que lo que mejor podemos hacer para fomentar estos juegos, aparte de presentarlos como lo que son: juegos sociales, divertidos, sin más misterio y alharaca, pasa por pensar globalmente y actuar localmente. Sí, suena a eslogan barato, pero es tan sencillo como eso: actuar localmente, acudir a centros culturales, bibliotecas, asociaciones, institutos, asociaciones culturales, medios locales de comunicación y dar la tabarra y jugar en la calle, en un parque, en una cafetería, con normalidad... y por encima de todo, tenemos que ir a nuestra cantera: institutos y colegios. No hay más historia.

¿Cómo esta ahora el tema? Pues no lo sé realmente, pero veo muchos juegos en las estanterías, la gente se mueve, publica, hay editoriales veteranas y de reciente creación, con una buena panoplia de sistemas y juegos variados, desde el singular y refrescante Cliffhanger hasta el Cthulhutech. En fin, hay de todo, como en botica. Creo que va bien, pero no tengo mucha información para emitir un juicio de valor sobre algo tan complicado. No sé, a lo mejor esta iniciativa del Carrusel Bloguero, con las aportaciones del respetable, nos ayuda a ver en perspectiva todo este asunto.

Ah, y esto puede que resulte polémico. La historia de intentar organizar una federación nacional, asociación o similar de juegos de rol, o defensa de los juegos de rol o demás, es un propósito condenado al fracaso, loable, pero fútil. Ya se intentó y acabó como el rosario de la aurora. Hay mucho ego desmedido en este mundillo que, irremediablemente, condenará al fracaso, antes o después, cualquier intento en este sentido. Me da pena decirlo, pero así es... o así lo veo yo, que puedo estar equivocado.

7 comentarios:

  1. Hola!

    Muchas gracias por subirte a este carrusel :) y no os preocupéis por llegar "un poco tarde" porque en realidad este tema estará durante todo el mes activo en el Carrusel Bloguero.

    Reconozco que es un tema peliagudo y con muchas aristas, pero nos hemos de alegrar por ahora porque las entradas creadas han sido, hasta el momento, constructivas.

    Al ser mi blog el anfitrión este mes, enlazaré el artículo con el resto.
    Muchas gracias por participar y por ayudar a difundir esta iniciativa entre los blogueros de habla hispana al ser este uno de los blogs más leídos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Amigo, suscribo todas las palabras que has escrito, en especial el último párrafo. Durante 15 años he estado trabajando en un mundo similar (el de los comics) y he tenido cierta relación con profesionales de los juegos de rol. Si tengo que buscar una palabra que lo definiera es vergüenza. Vergüenza la imagern que se da del sector, e hipocresía entre algunos de los peces gordos (y no tan gordos). Como tú bien señalas es un tema de egos, algo que ya les va bien a los que se encuentran arriba de la pirámide editorial. Eso conduce a falta de motivación, a "quemar" a los reciuén llegados, al buscar alternativas fuera del mundillo.
    ¿Mi humilde y siempre discutible consejo? A la mierda con todos ellos.
    Estamos en el s.XXI. La edición no es monopolio de dos. Ya pueden hacer sus implantaciones masivas de material, sus estanterías de centros comerciales, sus anuncios de TV. Nosotros tenemos la Red, sabemos usarla (cosa que ellos no) y debemos tener claras nuestras ideas. Si nos man tenemos fieles a nusetros orígenes (la ilusión por jugar, el juego como acto social, el sentimiento de maravilla a cada sesión...) entonces pararemos los pies al ego. Porque, como todo buen jugador sabrá, su PJ puede ser el mejor espadachín del mundo, pero sólo cuando le acompañan sus amigos el mago, el clérigo, el ladrón o el explorador, puede entonces ser una leyenda.
    Seguid jugando como el primer día.

    P.D.: En caso de peligro de ego no hya más que cojer la caja roja de la Marca. Un producto hecho con tanto cariño y humildad por fuerza lleva incluído un "Eliminar maldición".
    ;)

    ResponderEliminar
  3. Cuanta errata tipográfica en mi comentario xD
    Si es que cuando me enciendo...

    ResponderEliminar
  4. Buenas:
    Creo que tienes toda la razon en que es importante actuar localmente.
    Es verdad que una iniciativa de caracter nacional asume muchos riesgos.
    En mi experiencia personal, he pasado por varias asociaciones (roleras y no roleras) y casi todas han terminado con malos rollos.
    Pero si nos fiamos de eso, las estadísticas dicen casarse tiene muchas posibilidades de terminar en divorcio y no por eso creo que las parejas que asi lo deseen dejen de hacerlo.

    Por modestos que sean sus objetivos o logros, creo que los aficionados nos merecemos una asociación nacional que aglutine esfuerzos (por ejemplo facilitando material para que sea más fácil montar actividades en colegios e institutos).

    ResponderEliminar
  5. Sobre el último párrafo. Es muy difícil encontrar gente que no se le suba el ego pensando que puede montar una federación nacional. De todas maneras, tras currar durante años y años en movimientos de asociaciones relacionadas con el mundo del rol empiezo a ver, de entre los que llevan tiempo, gente que podría valer.

    De hecho existe alguna federación nacional de asociaciones vinculado al mundo del Rol, que no pondré porque no se si se permite en comentarios, y al conocer a la gente que lo lleva me dí cuenta de que son precisamente esos, esos que llevan años y años consiguiendo que no esto no se muera esto del rol.

    Esto crecerá poco a poco, y tampoco tenemos mucha prisa :)

    ResponderEliminar
  6. Pues nada, sinceramente, os deseo toda la suerte del mundo. Y como dejo escrito en ése último párrafo, puedo estar totalmente equivocado. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  7. Interesante iniciativa.

    Yo opino que lo de crear una federacion y demas no es mala idea, pero no creo que valla a funcionar... simplemente en España somos muy independientes.

    Por otro lado, yo siempre he pasado 1000 pueblos de lo que opinase la sociedad al respecto de el Rol. Es una aficion muy interesante, y al que no le guste o le de miedo pues "alla penas", y a otra cosa...

    Respecto a lo de los Clubs de Rol, pues efectivamente en mi experiencia son demasiado monoliticos y endogamicos... siemplemente no se hacen partidas abiertas para jugadores nuevos, asi que juegan los que ya jugaban y gira la dueda :-P

    Curiosamente, a mis 33 años, nunca he encontrado problemas serios para jugar a Rol, incluso cuando mi "grupo rolero de toda la vida" se desintegro... ciertamente los grupos de Wargameros hacen muy bien de "puente" para conocer gente nueva.

    En lo comercial y a nivel publicaciones, no creo que nos podamos quejar. Hay muchas editoriales de todos los tamaños y niveles de profesionalidad, lo cual solo podemos agradecer, y digo yo que "si se publica tanto, alguien lo comprara".

    Finalmente, con respecto a "la cantera" y las nuevas generaciones de rol, dire que a traves de los Wargames nacen muchos roleros, y que cada cual haga lo que le parezca con sus hijos, llegado el caso ;-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar