1 de junio de 2012

Reverse Dungeon

Uno de los más interesantes productos publicados al poco de que tomara Wizards el control de TSR y su juego estrella, D&D, fue este Reverse Dungeon, escrito por Bruce R. Cordell (uno de los actuales desarrolladores de D&D Next) y John D. Rateliff. En él, en lugar de tomar el papel de los sempiternos héroes, seremos los monstruos que aguardan en el dungeon la llegada de estos... ¡vamos!, seremos los malos, cosa que siempre mola. En realidad, Reverse Dungeon no es solo una aventura, son más bien tres mini campañas bien diversas. En la primera, más básica, tomamos el control de unos goblins cuyo asentamiento subterráneo está siendo atacado por una compañia de aventureros. En tomamos el control de algunas de las criaturas y abominaciones más características del juego luchando contra los insidiosos héroes que pretenden saquear nuestros tesoros. Y ya por último, en la mini campaña que consideramos más interesante, somos uns muertos vivientes que debemos enfrentarnos a una hueste de clérigos beatíficos que intentan destruirnos. Interesante, ¿verdad?

Vamos a ver el módulo en unas pocas fotos:

Portada y contraportada.

Índice completo e introducción.


Y algunos ejemplos del interior.


En definitiva, Reverse Dungeon es un producto muy conseguido, peculiar, diferente y muy divertido. Muestra evidente de que aún podían hacerse cosas interesantes para D&D, en una época crepuscular, cuando ya AD&D agonizaba, con la línea sobreexplotada. De alguna manera, Reverse Dungeon es heraldo de la nueva edición, que se materializaria tiempo después. No en balde, su portada la firma Wayne Reynolds, en uno de sus primeros trabajos para Wizards (años después, con la tercera edición de D&D en la calle, Reynolds sería el artista icónico de la misma, como lo fueran Elmore o Easley con AD&D). La única pega que le pongo son las ilustraciones interiores de Dennis Cramer, cuyo estilo aborrezco. Por lo demás, chapeau.

6 comentarios:

  1. Leí hace meses este módulo y la verdad es que me gustó el concepto y me hice con él. Ya he dirigido dos partidas con personajes "del otro lado" usando algunas ideas del módulo y tengo previsto dirigir la parte de no-muertos. Un soplo de aire fresco a nuestras partidas

    ResponderEliminar
  2. Y además no está en absoluto basado en el videojuego Dungeon Keeper, ¿verdad? ;)

    ResponderEliminar
  3. Habría que ver qué fue primero, si el módulo o el Dungeon Keeper ;), pero bueno, la verdad es que es una propuesta original. Y vaya, las ilustraciones no son tan malas :D.

    La verdad es que me ha picado la curiosidad la propuesta :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dungeon Keeper fué publicado en 1.997, miemntras que Reverse lo fué en 2.000.

      Pero vamos, que tanto da. La idea mola, y seguro qu emás que el videojuego. Y en cualqueircaso, la exclusividad de los dungeons la tiene D&D. XD

      Eliminar
  4. Nosotros intentamos hace tiempo una cosa del estilo, un personaje acabó convirtiéndose en un caballero de la muerte por una maldición de Nerull y jugábamos con las 2 partes, pero era un jaleo. Eso si, nos reíamos mucho que es lo importante

    ResponderEliminar
  5. A mí siempre me ha gustado (y a mis jugadores nunca les ha disgustado) jugar con villanos. No siempre, claro, sino de manera puntual. Eso sí, preferimos los villanos que han ido apareciendo en nuestras aventuras, lo cual es muy divertido, porque al jugar a GURPS podemos mezclar a viajeros del tiempo, nigromantes y supervillanos.

    Creo que uno de los problemas de AD&D fue justamente que muchos de sus módulos (incluso de sus mundos de juego) eran demasiado parecidos entre sí. De haber llegado antes, aventuras como Reverse Dungeon podían haber diversificado la producción, aunque desgraciadamente nunca sucedió.

    ResponderEliminar