17 de diciembre de 2012

The Mummy, 1932


La verdad es que esta película es una maravilla, un clásico inmortal, entretenida como pocas, la película de 1932 The Mummy, protagonizada maravillosamente por Boris Karloff, podría bien ser la versión cinematográfica de Saqueadores de Tumbas, nuestra humilde aportación al universo de Cliffhanger, de la mano de la editora Ludotecnia. La historia que nos cuenta es maravillosamente pulp, pues en ella nos topamos con una expedición arqueológica que por error revive a un poderoso sumo sacerdote egipcio, Imhotep, quien escapará de su tumba para lanzarse a una alocada búsqueda de su amada que cree reencarnada, la princesa Ankh-es-en-amon, armado con el Pergamino de Thoth, que contiene peligrosos rituales funerarios egipcios y conjuros mágicos. No desvelaré más de la trama, pero verán ciertas similitudes con la película homónima más moderna... pero nada que ver en el fondo.



Lo mejor de la cinta, si cabe, es la magnífica interpretación que Karloff realiza de Imhotep, que resulta sobrecogedora, de hecho creo que es su mejor papel, con diferencia, al menos en mi opinión. Este actor no descollaba por su expresividad, pero para la ocasión, el carácter de su personalidad le viene como anillo al dedo. 



La peli tiene de todo, en verdad, incluyendo la sempiterna maldición, no en balde, el bueno de Imhotep es condenado a ser momificado en vida por sus terribles desafueros arcanos y amor prohibido con la princesa de estirpe real. 



Además, la estética del largometraje es sensacional, muy de su época, con cierto toque kitsch en lo que a la representación de iconografía egipcia se refiere, pero que redunda en un mayor encanto y misterio de la atmósfera que recrea.





Y la momia, ¡qué maravilla de momia!


Sólo falta la Mano de la Muerte, Fingers of Doom, para ser perfecta:



Eso lo dejamos para otra ocasión, donde hablaremos de Roger Corman y sus adaptaciones de la obra de Poe:



Qué trío genial, Karloff, Lorre y Price. Si añadimos a Lee y Cushing, tenemos a mis actores favoritos de todos los tiempos reunidos en esta casa.

Trataremos más películas que servirá bien de inspiración para Saqueadores, ya verán.




1 comentario:

  1. Que ganas de volver a verla al leer este articulo. Sin duda un clasico!

    ResponderEliminar