10 de noviembre de 2013

Siete días


Bueno, no hace falta que les diga cuán contentos estamos, por todo lo acaecido esta última semana. De una parte, tenemos el exitoso Kickstarter norteamericano, tan magníficamente gestionado por los chicos de Extra-Dimensional Publishing, con David, Ángela y Pablo a la cabeza. Si les soy sincero, tenía mis dudas al respecto, pues el mercado estadounidense está saturado de juegos similares al nuestro, sino prácticamente iguales, dada la cantidad de retros habidos y por haber, pero finalmente se consiguió, superando incluso la cantidad requerida, algo que ayudará a nuestros compañeros, sin duda, y les dará confianza para lo que venga. Estoy seguro que es el inicio de una relación comercial y creativa, que deparará más trabajo y oportunidades para ambos, toda vez que el mercado norteamericano es, si cabe, el más importante en lo que a juegos de rol se refiere, por eso creo que es capital pensar de manera global, con productos de calidad que puedan encontrar cabida allí, de una forma u otra, aunque es algo que resulta complicado, costoso y requiere mucho trabajo y contactos.

Y en esta línea, con esta filosofía, nace Walküre, o nació, ya hace su tiempo, pues es un objetivo, un juego, un concepto que habíamos vislumbrado mucho tiempo atrás. Conforme se avanzaba con Aventuras en la Marca del Este, un juego contenido y realista en sus pretensiones, fruto, como ya se ha dicho muchas veces, de la pura nostalgia por nuestros inicios en la afición, Walküre crecía a la par, ya convencidos de sus posibilidades, mientras empeñábamos esfuerzos serios en el mismo, reservando ya una parte importante de las aportaciones de los compañeros más lo recibido estos años gracias a la Marca. No es mucho dinero, pero todo ha ayudado a conseguirlo... bueno, a ponerlo en marcha, que ya veremos cómo acaba todo. Creemos que la impecable creación gráfica ayudará a mejorar las posibilidades del juego en otros mercados, así como su ambientación y sistema. Tal vez nos hayamos excedido, estemos equivocados o seamos unos primos, sólo el tiempo lo dirá. Pero sea cual sea el resultado que nos depare esta nueva aventura, el esfuerzo invertido, incluso el dinero, aún fracasando, habrá merecido la pena, pues uno siempre tiene que apostar algo para emprender la carrera en pos de sus sueños e ilusiones, y el que así no lo haga, para bien o para mal, nunca podrá dirimir la cuestión inherente al hecho en sí.

Como digo, quizás hayamos pecado de prudentes en el diseño de la campaña de crowdfunding que se está llevando a cabo desde este pasado viernes, pero hemos primado la prudencia por encima de otros conceptos. No creemos que el número de participantes finales sea mucho mayor que 300, de ahí nuestra contención. ¿Podríamos haber aspirando a un número más elevado de posibles ejemplares vendidos, por número de participantes, incrementando el precio objetivo en varios miles? Pues sí, claro que sí, pero corriendo un riesgo que se nos antojaba excesivo, toda vez que buena parte del gasto efectivo en el apartado gráfico y complementario (web, videos, etc) no era consignado a la cifra meta, esos 13.000 euros. Y esto ya es poco ortodoxo, porque la forma natural de hacer las cosas exigía incluir el dinero íntegro ya aportado antes del lanzamiento con el remanente, para una cifra total de unos 22.000 euros, suponiendo que hubiéramos conseguido un precio por ejemplar de 9 euros para imprimir 1.000 ejemplares en una primera tirada... y consignando de forma íntegra los 8.000 euros de ilustraciones. En fin, tal vez marremos en esto, como hemos fallado en muchas otras cosas, pero a nosotros, una cifra tal cual 22.000 o incluso 20.000, nos produce algo de vértigo. 

Si les soy sincero, nos hemos guiado por la campaña de La Puerta de Ishtar, adaptándola a las propias características de nuestro proyecto. Hemos observado cuánto dinero recaudó, cuántos mecenas reunió y cuáles eran sus recompensas y costes. Y lo hemos hecho, porque la tenemos como una campaña modélica, que aporta mucha información sobre la cantidad real de mecenas que hay disponibles para captar, en un mercado nicho tan diminuto como son los juegos de rol. El trabajo de Rodrigo, supone a la fecha, la información más fidedigna posible, y a la misma nos hemos ajustado. No hace falta que les recuerde que no somos una editora, y hacemos las cosas como lealmente entendemos resulta más eficiente y mejor. No tenemos las herramientas y conocimientos de los profesionales, aunque admito que hemos aprendido mucho estos años, a base de preguntar, observar y curiosear.

El precio PVP de Walküre es de 45 euros, 50 en las recompensas con los gastos de envío ya incluídos. ¿Es caro? Sí, es caro, lo sabemos, pero no es más caro que otros libros similares editados en tiradas mucho mayores y producidos por editoras profesionales, incluso es más barato. Y Walküre dispondrá de arte de mayor calidad que algunos de dichos libros, al menos en nuestra opinión, que ya esto es cosa de gustos. Y no sólo arte, sino contenido y sistema. Y esto se ha conseguido a base de reducir casi a cero el beneficio neto por ejemplar. Si pudiéramos procurar más cosas para abaratar el coste, las haríamos, pero milagros no podemos... por ahora.

¿8.000 euros es una cantidad alocada para ilustrar con calidad un juego de rol? Pues nosotros creemos que no, a tenor del tremendo trabajo que supone realizar estas ilustraciones y su inherente calidad y cantidad. Cualquiera que esté al tanto del coste hora trabajo de reputados artistas profesionales e ilustradores, verá la cifra propuesta, para un libro de este tamaño, con la portada, hasta las guardas ilustradas, como natural y realista. Otra cosa es que uno prefiera los libros con más o menos ilustraciones, o tenga el aspecto gráfico como secundario. Aquí ya no me meto, porque entra en el campo de las filias y fobias personales de cada cual, y todas son respetables.

5 comentarios:

  1. Yo solo digo que en dos dias ya llevais recaudado mas de la mitad del dinero... Cierto es que esta cifra es gracias a los mas fieles seguidores a vosotros, pero tambien me he ido fijando que la cifra no se "congela" tanto como la de la Marca en ingles.

    Solo espero que, aunque pidais 13.000 euros en Verkami, sobrepaseis la cifra de 22.000 euros cuando terminen los 40 dias del crowfounding (o como se escriba). Hace mucho tiempo que estoy metido en el mundillo de los juegos de rol y tablero y creo que os mereceis una buena recompensa por vuestro esfuerzo y volver a levantaros por cumplir vuestros sueños. Sois todo un ejemplo a seguir.

    Espero que en la presentacion de la caja Negra poder conoceros y a Ismael de Holocubierta Tambien :)

    ResponderEliminar
  2. No sé si tendrá que ver algo con mi entrada de ayer (realmente supongo que no y se deberá más a diversos comentarios que he leído en diferentes lugares), pero aunque no sea así, creo que a pesar de vuestros comentarios sigo pensando del mismo modo.

    Si el crowdfunding hubiera ido a un precio mayor y hubiera fracasado, ¿no podríais haber lanzado uno nuevo mucho más similar al actual sabiendo de antemano el potencial número de crowdfundistas?. Bueno, lo mismo estoy pecando de ignorante en este asunto, pero creo que no hay riesgo, solo un retraso.

    También creo que no tenéis el mismo tirón La Marca del Este que el autor y el blog de La Puerta de Ishtar, pero esa ya es una valoración personal.

    Sobre el precio del libro, pues por comparación claro que no será caro, pero podría haber sido más barato, ¿no?

    En fin, que a pesar de no coincidir en estos asuntos (y en algunos otros), os deseo lo mejor con el crowdfunding, y asumo que quizás tengáis razón en todo lo que comentáis, aunque algunos pensemos de forma diferente.

    ResponderEliminar
  3. No, Octavio, no tiene que ver en concreto con tu entrada de ayer, aunque responde a algunos apuntes que tú aportas, como han hecho otros compañeros en algunos otros lugares, o comentándolo directamente a nosotros vía mail.
    Es más, todos los comentarios son bienvenidos, y más aún los discrepantes, como los tuyos, porque son los que ayudan a señalar posibles fallos. Con esto quiero decir que es muy posible que nos hayamos equivocado en algo, es decir, hay muchas y diversas maneras de hacer las cosas, y no siempre nuestra manera será la más correcta. Nosotros somos un grupo de personas, y ya nos cuesta consensuar las cosas dentro de la asociación, y hacemos lo posible para intentar actuar de la manera más justa y razonable, siempre manteniendo cierto pesimismo, cierta precaución, que se traduce en una limitación consciente de los riesgos. Y en esto tienes mucha razón al señalarlo, Octavio, para que engañarnos.
    Una cosa sí tenemos claro, y es que si esta campaña fallara a la hora de recaudar el dinero solicitado, o más cantidad si hubiéramos decidido arriesgarnos, no repetiríamos la misma. Creo que una mala idea relanzar una campaña ya fallida de CF. Ahora bien, esto es una consideración nuestra.

    Veremos cómo va todo, y qué podemos hacer en el futuro para contener gastos. No creas Octavio, yo sé que he fallado en algunas cosas en el proceso de creación de Walküre, quiero decir, si pudiera volver atrás, lo encararía de otra forma, o hubiera hecho algunas cosillas de otra manera. Pero bueno, esto es algo que pasa siempre, y lo que a la postre nos otorga experiencia que nos permite, en el futuro, hacer las cosas mejor, aunque sea sólo un poquito.
    Sea como fuere, y siempre que se haga con respeto y de forma constructiva, agradecemos las críticas, los aportes discrepantes, los consejos y ayudas, como la que tú siempre nos has prestado y te agradecemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro,

      Ya suponía que algunas de las cosas que comentas en esta entrada no estarían motivadas por la entrada que he comentado anteriormente, si no por la aparición de diversos comentarios en diversos lugares (yo incluido).

      Debo de reconocerte que es mucho más sencillo opinar desde fuera por diversos motivos. Incluso creo que las cosas se ven de forma distinta, pero al final los errores los cometen aquellos que se involucran en la realización de cualquier proyecto de este tipo o de otro.

      Estoy seguro que vosotros adoptáis las decisiones pensando en lo mejor para el proyecto (lo contrario sería ridículo) y teniendo además que consensuar las decisiones, no debe ser una tarea tan sencilla como hacerlo de otro modo.

      En las pocas ocasiones que me has preguntado sobre algún asunto, te he contestado con toda la sinceridad posible (como bien sabes). Otra cosa ya es que te haya servido en mayor o menor medida para algo, porque en ciertas cosas cada uno llega hasta donde llega.

      Por todo ello he querido comentar aquí lo mismo que he comentado en otro sitios, y me complace que lo hayas recibido como lo que era: una opinión diferente sobre aquello que he visto y leído (es muy sencillo que en internet se saquen aristas incluso donde no las hay).

      De hecho, debo admitirte que en otros asuntos también tengo mis divergencias (y posiblemente coincidamos en algunas de ellas por lo que has comentado antes), pero eso ya no tiene importancia.

      F&H ;)

      Eliminar
  4. Enhorabuena. :)

    No me cabe duda que superaréis al Verkami de La Puerta de Ishtar. Y me alegro mucho por ello.

    En cierta forma me alegra que mi experiencia previa os haya servido de algo, pues fue vuestra iniciativa con La Marca del Este la que me animó a pensar que podría hacer algo parecido con La Puerta de Ishtar. :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar