24 de abril de 2015

Aventuras en la Marca Estelar



A finales del pasado mes de noviembre me encontraba enfrascado ultimando el CdB Engine a la vez que escribiendo y playtesteando la Kontrolle Krise, cuando se me ocurrió una idea loca.
Estaba buscando ponerme a escribir algo más ligero para los días en los que, por el motivo que fuese, las musas no me acompañan. Algo mucho más ligero que lo que estaba haciendo, pero aún así lo suficientemente interesante como para que no me dedicase a ello un par de días y lo dejase de lado, pasando a engrosar la carpeta con los proyectos que no llegan a ningún lado.

Esa semana había visto la película Heavy Metal (primero la clásica y luego el remake) y también Tank Girl, por lo que podréis suponer que mi estado de ánimo era un poco macarra en esos momentos, así que supongo que por eso fructificó la idea de hacer un trasunto espacial de la Marca del Este, homenajeando desde los juegos de ciencia ficción basados en D&D (Metamorfosis Alfa y  Gamma World principalmente), la ciencia ficción más underground de los 80 y, teniendo en cuenta las influencias de la propia Marca del Este, una pizca de Lovecraft.

Y con esa idea en mente le envié un mail a Pedro que comenzaba diciendo: "Tengo una idea muy loca". Su respuesta, obviamente fue: "¡una idea genial!", o no habríamos llegado hasta aquí.
Así que Pedro me envió el material de la Marca del Este que necesitaba (y lo amplió a medida que veía que necesitaba otras cosas), y comencé a trabajar.

Tenía claro que quería hacer un juego que estuviese muy inspirado en la Marca del Este, manteniendo el estilo arcaico que tiene esta, pero con mi toque personal, así que decidí que la mejor manera de hacer eso era cogiendo todo el texto original, ponerlo en color rojo, e ir párrafo a párrafo reescribiendo y poniendo en negro en cuanto estuviese acabado. Pero para eso necesitaba primero saber qué reglas conservar, qué cambiar, qué añadir y qué quitar. Supongo que fue exactamente en ese momento, cuanto abrí una hoja de cálculo para empezar a ponerme con las reglas, que ya no había marcha atrás. 

Me pongo a mirarlo ahora y la realidad es que los cambios son muchos. Desde los Atributos, pues aunque se mantienen los de la Marca del Este, se añaden dos más, claramente ligadas a la ambientación (Psiónica y Mutación). Hasta el nuevo sistema de habilidades, que a todos los usuarios de la Marca del Este les sonará a D&D. Desde el ataque base estilo 3.0 y los pequeños cambios menores al combate (para añadir armas de fuego, por ejemplo, entre otras cosas), al sistema de Psiónica y el de Mutaciones (parecidos pero distinto, y relacionados entre sí, y muy inspirados en los sistemas clásicos arriba mencionados), al de Biogeles para los Doctores (más cercano a lo que es habitual en D&D, pese a ser tecnología, y no magia). 
Y como no, las nuevas clases de personaje que tiene el juego, claramente inspiradas por profesiones de La Marca del Este, pero todas con el feeling propio de la ambientación: Aventurero Espacial, Cantante de Rock, Científico, Explorador Estelar, Marine Espacial, Médico, Motero Espacial, Mutante, Piloto, Pirata Espacial, Psíquico o Robot. Por no hablar de las reglas de Objetos Alienígenas (una retorcida versión de los objetos mágicos de la Marca) o del Bestiario que presentamos, con más de 50 versiones "espaciales" de muchos clásicos del mazmorreo.

Y, ¿qué podéis hacer con todo esto, os preguntaréis? Pues la verdad, las posibilidades del juego son muchas. No solo por todos los peligros alienígenas que hay en la Marca Estelar y que suponen una amenaza para la especie humana (y el juego es ciertamente homocentrista, por pura influencia lovecraftiana) y contra los que los humanos luchan. 
La Marca Estelar está llena de planetas abandonados y aparentemente muertos llenos de ruinas olvidadas y de civilizaciones desaparecidas que explorar. 
Está llena de reliquias perdidas y artefactos alienígenas de inconmensurable poder. 
Llena de humanos y alienígenas a los que traicionar y por los que ser traicionado. 
Llena de cultos oscuros a entidades olvidadas. 
Llena de tesoros con los que enriquecerse, o con los que volverse loco. 
Y llena de Arcaicos.
Definitivamente, llena de Arcaicos y de sus servidores.  
A todo esto Pedro le está echando mano ahora mismo, acabando de construir la ambientación que yo he empezado a perfilar, no se si querrá añadir más monstruos, o hacer algún PNJ importante o algo así.
Aún hay que hacer unas cuantas aventuras, probarlas, etc. Y luego ya empezará el resto del proceso editorial.
Pero es un buen comienzo.

Zonk-PJ

Por cierto, es necesario añadir que el libro acaba con un apéndice de reglas para pasar personajes de una ambientación a otra, y que además da un cierto sentid narrativo a dicho cambio (la reglas físicas de la Marca Estelar son ligeramente distintas de las de la Marca del Este, y la gente al cruzar de un universo al otro cambia), lo que hará las delicias de más de un narrador con ganas de hacer pasar un divertido mal rato a sus jugadores. Aunque solo sea por unas cuantas partidas.

11 comentarios:

  1. Genial! A ver cómo nos sorprendeis! :)

    ResponderEliminar
  2. Estais muy enfermos, pero ni se os ocurra curaros

    ResponderEliminar
  3. Dios mío, tiene una pinta alucinante

    ResponderEliminar
  4. Me pido un pj cantante de rock!!!!!!!. Este juego me pone.

    ResponderEliminar
  5. Es algo que pensais llevar a holocubierta y seguir la linea de la marca del este?, o hacer algo algo tipo Walküre? o no os habéis planteado siquiera publicarlo en papel?
    Es que tiene muy buena pinta....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo hemos propuesto a Holocubierta.

      Eliminar
    2. Se lo hemos propuesto a Holocubierta.

      Eliminar
  6. Mooola!!! Tengo ganas de poder probarlo.

    ResponderEliminar
  7. Mooola!!! Tengo ganas de poder probarlo.

    ResponderEliminar